avatar

Impresiones de 'Ride 4' para PC; el próximo referente para los amantes de las dos ruedas
MOTOCICLISMO PURO

Impresiones de 'Ride 4' para PC; el próximo referente para los amantes de las dos ruedas

PC
Categoría: Avance
12 de Septiembre 2020 | 14:21

El monopolio del motociclismo en los videojuegos hace mucho que pertenece a Milestone, pero no por ello vemos a los italianos relajarse con las dos principales franquicias que tienen en este campo: MotoGP y Ride. Hemos estado probando durante unos días una versión casi terminada de 'Ride 4' y os podemos confirmar que sigue siendo una experiencia sobresaliente para los amantes de las dos ruedas.

Ride 4

En la versión del juego a la que hemos tenido acceso se nos permitía comprar decenas de motos y jugar en los modos Carrera rápida, Resistencia y Contrarreloj, así como modificar ciertos ajustes de las pruebas como el clima, la dificultad y otros parámetros. Todo esto ha sido suficiente para hacernos una idea de lo que nos espera cuando el juego llegue a las tiendas el 8 de octubre.

Máquinas de asfalto

De entrada lo primero que nos llama la atención es el buen resultado que sigue consiguiendo la saga utilizando datos de CAD y escaneado láser y 3D para recrear con detalle cada una de las motos con licencia oficial que podemos comprar. Predominan las máquinas de competición modernas en el extenso catálogo con más de 100 modelos disponibles, pero también hay motos clásicas que cuentan como legendarias, otras preparadas para pruebas de resistencia y alguna que otra moto para cross, aunque no haya pruebas pensadas para ellas.

Los circuitos están sacados también del mundo real y todos ellos pertenecen a competiciones oficiales. No tenemos exactamente todos los de competiciones como MotoGP porque para eso la marca ya tiene un juego oficial con las licencias del torneo mundial. Aún así hay suficientes circuitos como para no cansarnos de dar vueltas.

El uso de la inteligencia artificial A.N.N.A. (Artificial Neural Network Agent) se quiere notar pero no estamos del todo seguros de que sea un método tan efectivo como, por ejemplo, el sistema Drivatar de la serie Forza. Las carreras serán desafiantes según los ajustes de dificultad que seleccionemos y las ayudas que queramos en carretera, pero en ocasiones incluso las dificultades bajas ofrecen carreras muy raras donde una caída prematura puede suponer no volver a remontar un puesto en toda la prueba por muy bien que pilotemos y por breve que haya sido esa caída. Eso sí, los pilotos rivales no conducen siempre de manera perfecta y sobre raíles porque es bastante frecuente verles apelotonados y tirándose unos a otros en curvas complicadas, lo que resulta casi tan molesto como la situación contraria.

Ride 4

No hemos tenido acceso a ese prometedor modo Carrera donde se nos permitirá competir en torneos regionales e internacionales mientras tomamos decisiones sobre la vida profesional de nuestro piloto. Pero en las modos que hemos jugado hemos agradecido el alto nivel de personalización que nos permite elegir si queremos correr de día, de noche, bajo el sol, bajo la lluvia y otra serie de parámetros que incluso se pueden configurar para tener ciclos de día y noche, clima dinámico y ese tipo de añadidos que aportan emoción a las carreras.

Ride nunca podrá ser una franquicia de simulación como tal por motivos evidentes. No es tan sencillo tener un volante para un simulador de coches como un manillar para uno de motos, porque son muchísimo menos frecuentes. Aún así las sensaciones con el mando son positivas y la respuesta de las distintas motos requiere que tengamos que aprender a domarlas. Poco tiene que ver el pausado y elegante avance de la clásica Honda RC181 con el infierno sobre el asfalto que desata una Ninja H2R de Kawasaki.

Ride 4

Al no tener que ceñirnos a motos oficiales de competición aquí se nos permite mucha personalización y podremos tener tantas unidades de un mismo modelo como queramos por si nos gusta retocarlas tanto en lo mecánico como en lo estético. Los ajustes mecánicos son relativamente sencillos y no llegan al nivel de un simulador, así que no os debe preocupar ese agobio. Pero entre unas cosas y otras podemos cambiar por completo el aspecto de una moto y esto será incluso más interesante cuando salga el juego y la comunidad comparta sus vinilos personalizados.

De entrada estamos muy contentos con lo visto en 'Ride 4 a pesar de que no hemos podido acceder a modos como el multijugador competitivo o esa suerte de modo carrera con toda una vida profesional que vivir sobre una moto. La entrega de este año tiene mucho potencial para ser el complemento perfecto a MotoGP, dando un tipo de competición más abierta y personalizable que el campeonato del mundo.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.