avatar

E3 2013: 'Ryse: Son of Rome', una batalla épica
MARIUS TITUS

E3 2013: 'Ryse: Son of Rome', una batalla épica

Por Diego López
XOne
Categoría: Avance
17 de Junio 2013 | 19:25

'Ryse: Son of Rome' no sólo ha sido uno de los juegos más destacados del E3 2013, también un título que resume la esencia del Microsoft en los últimos meses en particular y de lo que ha sido el E3 en general. Cuesta recordarlo, pero 'Ryse: Son of Rome' hizo acto de presencia en el E3 de hace dos años. Por aquel entonces, este juego de Crytek se presentó como una exclusiva de Kinect para Xbox 360: controlabas al gladiador romano exclusivamente con tu cuerpo, moviéndote con las manos o utilizándolas para protegerte.

Violencia en 'Ryse: Son of Rome'

Poco se supo de 'Ryse' desde entonces hasta que el juego resurgió de su cenizas en la conferencia de Microsoft en este E3. 'Ryse: Son of Rome' seguía vivo pero el planteamiento del juego había cambiado por completo: sería ahora una gran exclusiva de Xbox One y un juego hardcore, lo que básicamente quiere decir "adiós Kinect". Porque si por algo ha destacado Microsoft en el último E3 -más allá de las polémicas restricciones- ha sido por presentar juegos puros y duros para el gamer más puro, alejándose de cualquier perfume casual que Xbox One pudiera desprender.

Esto no es malo, sobre todo si tenemos en cuenta hacia qué tipo de público está enfocado el E3, y que la compañía dispone de otros eventos para encandilar a otro tipo de clientes potenciales. Dicho esto, no cabe más que aplaudir el acertado cambio de rumbo de 'Ryse: Son of Rome' que lo convierten en EL título de lanzamiento de Xbox One estas Navidades.

'Ryse' como ejemplo de la potencia gráfica de Xbox One

Además del tráiler de lanzamiento que pudo verse en la conferencia, en el E3 pudimos echarle mano a una breve demo jugable de 'Ryse' y creedme si os digo que es el juego que mejor muestra el salto gráfico de la próxima generación. Uno de los problemas que va a tener Xbox One (y PlayStation 4) es demostrar que una nueva generación de consolas es necesaria, porque el salto gráfico no va a ser tan marcado como en el anterior cambio generacional. Es más, muchos de los títulos mostrados para Xbox One o PS4 te podrías perfectamente creer que son para la actual generación de consolas si no te dicen lo contrario.

Batallas en 'Ryse: Son of Rome'

No sucede lo mismo con 'Ryse: Son of Rome'. Nada más verlo sólo puedes decir "wow". La perfección gráfica lograda por los chicos de Crytek es asombrosa: el detalle de todos los escenarios, los personajes, los gestos así como la cantidad de personas o acciones en pantalla al mismo tiempo dejan con la boca abierta. Y la ambientación del juego así la estética es otro punto a favor: 'Ryse' entra por los ojos.

Una de romanos en tus manos

En 'Ryse: Son of Rome' encarnamos a Marius Titus, un general romano que lucha por el resurgir del Imperio en sus últimos días. Acompañarás a Titus a lo largo de múltiples batallas, dando órdenes también al resto de soldados que te acompañan. El juego es un hack-and-slash con una importante componente de historia que, aunque pudieran parecer secuencias de vídeo, están generadas en tiempo real por la propia consola. Y el ambiente creado consigue que de verdad te metas en el juego.

Vista general de 'Ryse: Son of Rome'

Con respecto al control en sí, es bastante sencillo. Utilizaremos los botones del gamepad para protegernos o atacar y, una vez en los ataques, nos irán apareciendo combinaciones de botones para ejecutarlos. Los gatillos laterales se utilizan en la demo para ordenar acciones al resto del ejército, aunque en la versión final es algo que también podremos realizar mediante comandos de voz gracias a Kinect. Eso sí, más allá de eso el uso de Kinect es más bien escaso y se hace imprescindible el gamepad para jugar.

¿Demasiado lineal?

Si algo se le ha achacado a 'Ryse: Son of Rome' es tener demasiada linealidad y que el juego se limite a ser una película sobre la que jugamos un poco, algo que ha sido desmentido por el equipo desarrollador. La demo jugada en el E3 nos ofrecía un cierto grado de libertad a la hora de elegir enemigos y batallar aunque es cierto que las secuencias estaban bastante encauzadas.

No obstante, y en defensa de 'Ryse: Son of Rome', prácticamente todas las demos que se llevan al E3 son muy lineales y, además en este caso, la de 'Ryse' era bastante corta. Es, por tanto, muy pronto para poder juzgar este aspecto del juego. A la espera de ver el resultado final, no sólo me atrevería a decir que 'Ryse' es la nueva IP más destacada de Xbox One, es también el juego más llamativo de todo el catálogo de lanzamiento de la nueva máquina de Microsoft.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.