avatar

Crítica 'Young Sheldon' 1x16: la ciencia ya no apasiona a Sheldon
2
YOUNG SHELDON

Crítica 'Young Sheldon' 1x16: la ciencia ya no apasiona a Sheldon

Categoría: Avance
2 de Abril 2018 | 08:14

Todos los grandes artistas, los científicos reputados, las personas que acaban siendo reconocidas en alguna rama, sufren un momento de vacío en un punto de su trayectoria. Algo les lleva a sentirse poco valorados, a querer tirar la toalla y a dar un paso atrás; por regla general, este paso solo sirve para coger posteriormente más impulso. Eso es lo que seguramente le sucedió al pequeño Sheldon cuando vio que no había ganado el concurso de ciencias de su instituto: la decepción le llevó a dar un paso atrás que, viendo 'The Big Bang Theory', podríamos considerar casi un empujón para luego retomar con más fuerza su carrera científica.

En este episodio, Sheldon cree que la ciencia ya no es lo que era; ya no le aporta tanto como le aportaba. Porque cree que el sistema educativo está corrupto y "premia la mediocridad". Sheldon nunca tuvo un buen perder, y eso es algo que ya hemos visto en 'The Big Bang Theory' una vez tras otra; su alta capacidad intelectual le hace ser más soberbio de la cuenta, y creer que lo suyo siempre es lo mejor.

Esta decepción le hace replantearse otros caminos, otras posibilidades. No solo la decepción, sino también una charla con el psicólogo al que le lleva su madre, creyendo que así retomaría la ciencia. Pero este, en lugar de instarle a recuperar el mismo camino, le indica que podría ser buena idea probar cosas nuevas para ir viendo qué es lo que realmente quiere hacer con su vida; es joven, tiene mucho camino por delante, y probar nunca es mala idea. Y Sheldon decide entonces que quizás probar con el teatro podría ser buena idea. ¡Y allá que va! Sin el apoyo real de su familia, exceptuando a su abuela, que se muestra encantada con que su nieto pruebe en el mundo de la interpretación.

Un chico interpretando a 'Annie', la huérfana más famosa

Tras una excelente audición, el profesor que se encarga de gestionar todo lo relacionado con el teatro descubre en Sheldon a la próxima estrella de sus obras. Ian Armitage, el joven actor que interpreta a Sheldon Cooper en esta serie, demuestra en este punto que estamos ante una promesa del cine y de la televisión: no solo actúa con maestría, pese a su edad, sino que también sabe bailar, posee una voz muy bonita y no le tiene miedo a absolutamente nada. Si Sheldon consigue ser creíble en algún momento es, sin lugar a dudas, por la acertada elección que el equipo hizo al seleccionar a Armitage como protagonista.

Una nueva faceta de Sheldon Cooper

Tal es su capacidad artística que el director no duda ni un momento en ofrecerle el próximo papel protagonista de la obra que van a interpretar: 'Annie'. Sheldon se alegra mucho de poder dar vida a la huérfana más famosa del mundo, mas cuando sus padres se enteran, su reacción poco tiene que ver con la alegría. El hecho de que un chico dé vida a una niña en el escenario les parece algo que podría convertir a su hijo en motivo de mofa, y se lo hacen saber. Los roles de género y las imposiciones sociales hacen peligrar el que Sheldon acabe interpretando a Annie. No obstante, él reacciona de una forma sobresaliente, sorprendiendo sobre todo por su edad: le explica a su padre que, siendo él entrenador de un equipo, debería saber que cada persona debe ocupar siempre la posición más apropiada. Y que, en su caso, esa es la de protagonista.

Tres semanas después, la familia al completo se dirige a ver el estreno de Sheldon. Cuál es su sorpresa que, cuando se abre el telón, Annie no está siendo interpretada por el joven genio... Sino por su profesor. El pánico escénico, y el miedo que Sheldon tiene a meter la pata, hacen su aparición en el momento más inoportuno. ¡Así que nos quedamos sin ver al pequeño científico haciendo el papel de su vida! En otro momento tendrá que ser.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.