avatar

Avance 'Mad Max', el juego que nos contagia la furia de la carretera
AVANCE

Avance 'Mad Max', el juego que nos contagia la furia de la carretera

Por Rocío Pastoriza
PC XOne PS4
Categoría: Avance
9 de Julio 2015 | 08:29

Hace un año, Mad Max no era más que un personaje clásico de los 80, un loco de la carretera que nos había regalado una interesante trilogía. Sin embargo, con la llegada de una cuarta película la pasión por este chiflado del desierto se hizo más fuerte, y muchos, que ni siquiera habían oído hablar de él, se empezaban a comprar la colección al completo. Warner ha sabido esperar a la ocasión perfecta. Aunque el videojuego de 'Mad Max' de PC, Play 4 y Xbox One se desarrolló paralelamente a la última película, no ha podido salir en un momento mejor. La fiebre actual por este universo le va a venir muy bien a los chicos de Avalanche Studios.

Avance 'Mad Max', el juego que nos contagia la furia de la carretera

En el juego de acción en tercera persona que supone 'Mad Max' estaremos ante un mundo post-apocalíptico abierto para nosotros y nuestra libertad de hacer lo que queramos. La única limitación: Los coches. Los coches serán la clave para sobrevivir en cualquier caso, sea para ir a comprar el pan (sustituyendo lo de comprar por "búscate la vida para encontrar algo en este maldito desierto") o para humillar al malo de turno. Construir y modificar nuestro vehículo de acuerdo a lo que necesitemos en cada misión es lo que nos mantendrá con vida.

Un 'Gran Turismo' a lo bestia

Si algo nos gusta en un videojuego, es el poder tener nuestra seña de identidad. A veces es el propio personaje, al que modificamos a nuestro gusto. En 'Mad Max', Max es quien es y punto, pero su coche no. Podemos cambiar el vehículo, nuestra arma y medio de transporte principal, como nos apetezca. Su diseño, su color y sus adornos dependerán de nuestro gusto, pero también las armas y complementos que puedan facilitarnos el atacar y el defendernos. Es algo así como un juego de coches, pero a lo bestia, el 'Carmageddon' del desierto.

Avance 'Mad Max', el juego que nos contagia la furia de la carretera

En la personalización del coche tiene mucho que ver la otra clave del título de Avalanche y de cualquier juego de mundo abierto: La exploración. Explorando Wasteland (El Páramo) es como encontramos las piezas para reparar y mejorar nuestro coche, además de hallar otro tipo de objetivos, como agua, indispensable para la supervivencia, y campamentos o zonas dominadas por nuestro gran enemigo.

Un tirano con mucho... carisma

¿Que quién es ese enemigo del que hablamos? Bueno, ya os he comentado que 'Mad Max' no se ha llevado a cabo tras la cuarta película de la saga, sino que se ha desarrollado en paralelo, por lo que no tiene nada que ver con Mad Max: Furia en la Carretera, más allá del nombre y, ligeramente, la estética. Y digo ligeramente porque, si en la película había cosas algo... desagradables para los más sensibles, en el juego todo es mucho más exagerado. Así nace Scabrous Scrotus. Sí, sí, Scrotus. Nuestro antagonista es el tercer hijo de Immortan Joe, malo malísimo de la película, y parece que ha heredado todo lo ¿bueno? de su padre.

Avance 'Mad Max', el juego que nos contagia la furia de la carretera

Básicamente, este corpulento hombre es un temible villano de unos dos metros de altura que arrebata a Max todo lo que le queda: Su familia, su coche y prácticamente su vida. Así que nos toca a nosotros asumir el papel correspondiente y vengarnos, debilitando a Scrotus poco a poco: Controlando y acabando con todas sus defensas. Aquí entran en juego los combates, la mezcla perfecta entre la lucha cuerpo a cuerpo y las poderosas armas que Max puede utilizar desde su coche. Lanzallamas, arpones, pistolas... Un arsenal la mar de interesante que quedará en nuestras manos. Nosotros decidiremos qué usar y en qué momento.

Y de postre, la libertad

Ya lo hemos dicho. Wasteland es un mundo abierto, extenso y lleno de peligros, y nosotros tenemos la libertad absoluta de explorarlo como nos dé la real gana. Como límite, claro está, las misiones. Si queremos avanzar en la historia, sí debemos seguir cierta línea argumental. Sobre todo cuando de cumplir misiones depende conseguir piezas para nuestro coche. También nos limitarán los esbirros de Scrotus y las diferentes bandas que encontremos por el camino, aunque Avalanche se lo ha montado muy bien. Podemos desviarnos de la misión principal, pero diferentes señales por el terreno nos indicarán qué se puede hacer donde quiera que vayamos. Podemos jugar como queramos, hacer lo que queramos. Una gran cantidad de misiones, un mundo enorme y una buena colección de personajes a cada cual más peligrosamente loco, dan como resultado que no se pueda hablar de un número exacto de horas de juego. Todo depende de nosotros.

El punto negativo: Las ayudas visuales. Están bien al inicio del juego o en niveles bajos de dificultad, para quienes estén aprendiendo o para aquellos que no saben exactamente cómo y dónde buscar. Pero una vez vas avanzando en la historia, estas ayudas sobran. Bueno, pues se quitan y ya está, ¿no? Pues no, no se pueden quitar. Así que, sí, nos acompañarán durante todo el juego como si fuéramos dummies.

Avance 'Mad Max', el juego que nos contagia la furia de la carretera

Pero, si éste es el único fallo que hemos podido sacar para este avance, si la música es la que es, y el juego es como pinta, esto es un must buy, y aquí no hay más que hablar. Tendremos que esperar hasta el 4 de septiembre para poder tenerlo en nuestro poder, y yo ya estoy que me subo por las paredes.

Galería

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.