avatar

'Syndicate', vuelve el cyberpunk de la década de los noventa convertido en un FPS
BESTIAL

'Syndicate', vuelve el cyberpunk de la década de los noventa convertido en un FPS

Por Nacho Requena
X360 RETRO
Categoría: Analisis
15 de Mayo 2012 | 19:52

Allá por 1993 una compañía llamada Bullfrog Productions lanzaba al mercado 'Syndicate', un juego de estrategia donde encarnábamos a un grupo de mercenarios. Ahora, y casi dos décadas después, Starbreeze Studios realiza un reboot de la saga donde se abandona la estrategia para dejar paso a un juego de acción en primera persona. ¿Veredicto? Un notable FPS.

Sobornos y traiciones

Año 2069. Los países y los gobiernos han dejado de existir y el mundo está controlado por corporaciones, más conocidas como Sindicatos. Éstos, a través de chips neurológicos que se implantan en las cabezas de los ciudadanos, controlan todas las ofertas de ocio y laborales del mundo, por lo que sólo unas cuantas tienen realmente el monopolio en la creación de chips y, más importante, de controlar al mayor número posible de personas.

En este futuro distópico controlamos a Kilo, un agente con chips especiales cuya misión es "fastidiar" a los sindicatos rivales. Sin embargo, no todo es tan simple y al poco de jugar veremos que la trama va tomando otros derroteros donde la traición, el soborno y los cambios radicales de guión se convierten en la tónica imperante, más propia de una película o novela negra que a lo que estamos acostumbrados en los videojuegos (y más en un FPS).

syndicate

Todo el ambiente y contexto que rodea 'Syndicate' está logrado, conseguido, llevado hasta el máximo exponente. El toque cyberpunk, que bebe directamente de obras como 'Blade Runner', está presente en el ambiente que rodea a esta creación durante sus 20 fases correspondientes, desde los suburbios hasta las majestuosas creaciones futuristas (lástima que el juego sea tan corto, unas 5 ó 6 horas en su máxima dificultad).

En este panorama inmaculado (al menos para servidor), Starbreeze Studios plasma un juego de acción en primera persona con toques característicos que aportan seguridad y firmeza. El más claro de éstos es la posibilidad de activar una configuración neuronal que permite acelerar el movimiento (o ralentizarlo, según se mire) y ver a nuestros objetivos a través de infrarrojos. No obstante, la mayor novedad no se encuentra en poder "congelar" el paso de los segundos, algo que se viene haciendo desde tiempos remotos, sino en la posibilidad de ejecutar acciones y comandos especiales, como sabotear las armas de nuestros enemigos, que se suiciden o hasta que cooperen con nosotros.

syndicate

Los enemigos, al igual que Kilo, cuentan con un chip incrustado en su chorla, y ésa es precisamente su principal vulnerabilidad: nuestro chip es más potente y podremos llevar a cabo las acciones anteriormente citadas. Además, añade desactivar escudos o granadas, activar puertas desde la lejanía, etc., una función que, a simple vista, y durante los primeros compases, puede llegar a parecer tosca y tediosa, pero que a medida que vamos cogiéndole el truco otorga al aspecto jugable una originalidad que se echa en falta en otros competidores directos (y que 'Syndicate' sí tiene).

Pero no sólo de un modo historia vive el hombre, así que desde el estudio sueco se ha querido buscar más profundidad en la obra con un modo cooperativo para hasta cuatro jugadores. Aquí no realizaremos las misiones de la campaña principal sino que serán actos aislados donde tendremos que cumplir unos determinados objetivos junto a otros compañeros. A pesar de no aportar nada a la narrativa sí lo hace a la hora del entretenimiento, más cuando la historia se pasa en un visto y no visto.

Demasiada luz

Mucha iluminación. Es lo primero que al jugador le puede llamar la atención de 'Syndicate'. Pero no os asustéis, es algo común de Starbreeze, más cuando de sus entrañas salió en su día 'The Darkness', producto donde luces y sombras jugaban un importante papel. En 'Syndicate' se toman su experiencia lograda al pie de la letra y precisamente es el mayor defecto que puede tener el juego: la iluminación llega a cotas insospechadas, hasta tal punto que te duelen los ojos por la cantidad de brillo que entra.

syndicate

Quitando este hecho, el apartado técnico de 'Syndicate' es muy bueno, con una paleta de colores heterogéneos y sin abusar de alguno en particularidad. Además, los escenarios están detallados, llenos de objetos y sin la sensación de estar en un mundo vacío. También recalcar que hay bastante variedad en los enemigos (cada uno con sus habilidades) y las animaciones faciales de los principales rivales están bien conseguidas. Quizás otro tirón de orejas a alguna que otra caída de framerates cuando los tiroteos se ponen intensos, pero poca cosa más.

Y en cuanto al sonido, destacar que está doblado únicamente al inglés (aunque cuenta con subtítulos en castellano) y que los efectos sonoros también tienen ese toque futurístico, tanto en la reproducción del sonido de las armas como de la vida en las ciudades (eso sí, no esperéis un 'Regreso al Futuro').

syndicate

'Syndicate' es un FPS donde historia y jugabilidad se dan de la mano para crear un notable producto. Su intensidad y novedades lo dotan de particularidades que son necesarias en un género tan manido como el de los shooters en primera persona. Sin embargo, la corta duración del modo historia empaña un poco la aventura, principalmente porque te deja con ganas de más (y también con la sensación de que el mundo tan bien recreado podría haberse explotado hasta un nivel superior; quizás un 'Syndicate 2', nunca se sabe).

8,0

Lo mejor:

Entretenido, adictivo y original en su planteamiento. El apartado técnico es bastante bueno. La ambientación "cyberpunk" encaja a la perfección en una elaborada trama.

Lo peor:

Modo campaña corto (5 ó 6 horas en máxima dificultad) y que se podría haber explotado más el universo creado (si das el doble de horas de lo que dura se agradecería). En algunas fases la iluminación puede jugarte malas pasadas.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.