avatar

'South Park: La vara de la Verdad', el mejor episodio de una tronchante serie
MAGOS Y JUDÍOS

'South Park: La vara de la Verdad', el mejor episodio de una tronchante serie

Por Sergio Castaño
PC
Categoría: Analisis
4 de Abril 2014 | 17:14

El hecho de que te guste el humor ácido y adulto que solo la serie 'South Park' te ofrece no es el único motivo que te puede atraer de este análisis. Tampoco se trata de que te gusten los RPG, ya sean serios, con humor, más o menos profundos. No. Lo que de verdad te enamora de 'South Park: La vara de la verdad' es la perfecta armonía que existe entre todos estos elementos. Pues encontramos en el producto de South Park: La vara de la verdad un pack de risas incontables, el mejor humor de la TV y los videojuegos, un sistema de rol cómodo y ameno y una de las mejores historias que jamás se hayan visto en la larga historia de la serie de televisión. Por todos estos motivos y por los que te mostramos a continuación, presta atención al análisis de esta maravilla.

Un gran legado

Son ya 17 las temporadas que amontona la serie 'South Park' desde que llegase por primera vez de manos de Trey Parker y Matt Stone, creadores de una idea en la que unos muchachitos de un pequeño y nevado pueblo de Colorado nos hacían reír a carcajada limpia con sus aventuras y desventuras. Todo ello plagado de una nota adulta dada la impresionante cantidad de tacos, muertes, vísceras y sexo animado que por un motivo u otro nos atrapa a todos. El caso es que nunca había llegado este nombre al sector del videojuego como se merecía, hasta que sus responsables le pasaron el testigo a Obsidian para crear una aventura de rol que siguiera con la trama de una de las mejores trilogías de capítulos que se han visto en esta serie.

'South Park: La vara de la Verdad', el mejor episodio de una tronchante serie

De esta forma nos metemos en un mágico mundo donde a las órdenes del mago Cartman debemos hacernos con el control de la poderosa Vara de la Verdad, cuyos atributos pueden cambiar el mundo tal y como lo conocemos. para ponernos las cosas difíciles nos enfrentaremos a la facción de los elfos, que parecen querer la mencionada vara para sus malévolos propósitos. Con esta simple premisa nos vemos inmersos en un capítulo más, solo que esta vez no nos sentamos a mirar, sino que somos nosotros quienes controlamos la acción.

Esto podría haber salido de muchas maneras, pero hemos de decir que el resultado es sencillamente sublime. El aspecto del juego es exactamente el de la serie, sin diferencia alguna. De verdad nos sentimos dentro de un episodio de la misma, controlando a un nuevo niño que ha llegado al vecindario y que, mediante numerosos elementos que le envuelven a él y a la jugabilidad, podrían una nota de burla al género RPG, siempre de forma inteligente y divertida. De esta forma, nuestro personaje, por ejemplo, no sabe hablar, al igual que en incontables títulos del género. Además, contaremos con varios arquetipos de personaje, véase Mago, Guerrero y Pícaro, pero también habrá un cuarto, el Judío, que ya de por sí tiene gracia, más aún si atendemos a sus poderes como la Honda de David o el Jew-Jitsu (Judío-Jitsu).

Múltiples opciones de creación

A la hora de crear este pintoresco niño nuevo, al que llamarán todos "gilipollas" a pesar del nombre que escojamos para él, tendremos un gran apartado de personalización. Variados colores de piel, incluido el bronceado de spray, numerosos peinados de muchas formas y colores, bastantes modelos de ropa para tener un estilo muy personal y unos cuantos efectos para la cara, como moratones, manchas de barro, pecas o granos entre otros. Pero todo esto importa poco, cuando encontramos tantísimos trajes y armaduras diferentes con variados efectos pasivos que nos servirán de ventaja en los combates.

'South Park: La vara de la Verdad', el mejor episodio de una tronchante serie

Retomando el tema de los guiños al género encontramos el poder del Sangre de Dragón, que consiste en tirarse portentosos pedos que pueden causar estragos en el enemigo, con diferentes efectos cuerpo a cuerpo, a distancia o incluso con efecto retardado para un factor sigilo muy curioso. Por supuesto, todos estos elementos se engloban en las diferentes características que tiene el personaje en sí. Por un lado su barra de salud, como es costumbre, apunta cuanta vida nos queda antes de morir. Por otro lado, los Puntos de Poder nos permiten hacer las habilidades de cada clase. Después la barra de maná nos dirá si tenemos suficiente acumulado como para tirarnos pedos. Y como nota final están los rasgos, que a medida que ganamos amigos entre los ciudadanos del pueblo, nos van dando puntos para distribuir en ciertos atributos pasivos como aumento de daño, curación, regeneración de poder o maná, etc. para mejorar los ataques de cada clase, basta con ir cumpliendo misiones y ganando combates hasta subir nivel y gastar los puntos que nos da por ello.

No te cansarás de él

Respecto a los combates y las misiones, hemos de decir que ambos nos parecen muy divertidos de hacer, y en ningún caso aburridos. De hecho, la mecánica de combate por turnos resultará interesante para todo tipo de usuarios, ya que conjunta la táctica y la pausa que se usa normalmente en estos juegos para elegir acción, con el dinamismo propio de los efectos activos cuando atacamos. Explicamos esto más en profundidad. Cuando elegimos un ataque cuerpo a cuerpo, a distancia o un poder, siempre tendremos una acción que potenciará dicho ataque, ya sea mediante el uso de maná para conjuntar ataques normales con pedos, o mediante un botón concreto en cada caso, que si logramos pulsar en el momento correcto hará más daño al enemigo, con la posibilidad e realizar más ataques encadenando un combo, o incluso podremos bloquear los del enemigo y contraatacar. Para todo esto necesitaremos cierta habilidad para conseguir dar al botón en el momento preciso, cuya ventana de tiempo es verdaderamente corta en algunos casos, así que prestad atención.

En cuanto a las misiones, como decíamos, resultan al igual que el combate muy animadas. Siempre harán referencia al rico y amplio universo de 'South Park', con casos como los del Hombre Oso Cerdo que busca Al Gore, o los clásicos alienígenas blancos que nos abducen para prácticas poco agradables. Todo ello en el clásico marco e misiones principales y secundarias, que en ambos casos merece la pena completar, siempre en busca de experiencia y risas a partes iguales. Recordad siempre que en cualquier momento podemos explorar las localizaciones del pueblo y encontrar abundantes botines en calles, parques, o las mismas casas de los vecinos. Con divertidas opciones como la de "plantar un pino" en el retrete de algún desafortunado.

No os preocupéis, no haremos nada de esto en solitario. Contaremos en todo momento con varios miembros de la facción, como Butters o Kenny entre otros, cuyas habilidades especiales son tronchantes a la par que útiles si se les sabe sacar partido. Y es que, durante el combate veremos que existen muchos efectos que aplicar al enemigo, quien hará lo mismo para complicar las cosas. Así podemos prender fuego, apestar, aturdir, dormir o incluso hacer vomitar a los demás, buscando siempre esa ventaja táctica, ya que en la mayoría de casos lucharemos en desventaja numérica.

'South Park: La vara de la Verdad', el mejor episodio de una tronchante serie

Así, no podemos dejar escapar la oportunidad de juntarnos con Cartman, Kyle, Stan, Jimmy, Craig o Tweek entre muchos otros y abordar esta aventura que no se nos hará corta, aunque tampoco tendrá oportunidad de aburrir o repetirse. Pero no solo los personajes nos harán sentir como en la serie; la recreación del pueblo, la música y las voces originales (el juego no viene doblado) aportarán mucho a esa atmósfera tan completa que se respira en el título. Hay que añadir al hecho de que el juego venga en inglés, que el trabajo de traducción de textos resulta excelente, manteniendo el espíritu intacto y las bromas trasladadas a nuestro idioma con la misma gracia que en la lengua de Shakespeare.

Conclusiones

En resumen 'South Park: La vara de la Verdad' resulta un juego del todo inprescindible tanto para los amantes de la serie como para los que disfrutan con un buen RPG. No solo nos sentiremos como viviendo un episodio más, sino que su historia, sus chistes, sus estilo jugable y su interfaz nos atraparán desde el primer momento.

8,8

Lo mejor:

Es como estar dentro de la serie. Un argumento desternillante. Una jugabilidad amena e interesante.

Lo peor:

No viene doblado al castellano. Un cooperativo habría reportado aún más risas.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.