avatar

'Shank 2', un animal en estado permanente de rabia
BESTIAL

'Shank 2', un animal en estado permanente de rabia

Por Nacho Requena
PS3
Categoría: Analisis
7 de Abril 2012 | 22:15

Cuando la primera entrega de 'Shank' llegó al mercado allá por agosto de 2010, los jugadores nos encontramos con una aventura sangrienta, violenta y llena de acción. Encantador todo. Ahora, dos años después, 'Shank 2' aterriza en PS3, Xbox 360 y PC con una clara misión: superar a su antecesor. ¿Lo ha conseguido? Sí, sí, y más sí.

Take me more!

Si por algo se caracterizan las aventuras de Shank es porque éstas no son nada del otro mundo (son demasiado simples). Si ya en la primera entrega nuestro particular protagonista tenía la venganza como elemento narrativo, en esta segunda misión la historia es un poco más insulsa si cabe: buscando a una amiga se topa con una revolución en suramericana donde una dictadura militar está causando el miedo entre la población, y ahí que va Shank a liberar al pueblo de la opresión y, de paso, reventar unas cuentas cabezas (su deporte favorito).

Con este telón de fondo se presenta un juego cargado de acción y dinamismo, donde la tranquilidad y ese momento "de pensar" no aparece en ningún momento. Con el esquema de juego en scroll 2D que ya impulsó la primera parte (haciendo un claro homenaje a los shooters de la década de los noventa), 'Shank 2' goza de un sistema de combate bastante adictivo gracias a las características que presenta.

shank 2

Además, en esta ocasión existe una mayor variedad de situaciones que generan una heterogeneidad a la hora de plantear la acción. Esto no quiere decir que tomes diferentes caminos, para nada, sino que la repetitividad que ya se conocía con anterioridad dice adiós para siempre. Ahora, por ejemplo, Shank no tiene que enfrentarse a los mismos enemigos una y otra vez, sino que cada uno cuenta con determinadas características que lo hacen especiales (al igual que acabar con ellos). Y por cierto, muchos más "jefes finales" en cada estancia, lo que provoca una mayor dificultad para terminar el nivel.

A todo esto anterior hay que sumarle que los escenarios tienen elementos interactivos que los hacen especiales y dignos de "jugar" con ellos. Por tanto, y aunque Shank cuente con un repertorio de armas que va desde las granadas hasta la famosa sierra mecánica (pasando por pistolas, machetes y muchas más), en los mapas se encuentran barriles, palos, cuchillos y un sinfín de objetos que se pueden utilizar siempre que se quiera (y bastante dañinos los ataques de estas "armas especiales").

shank 2

Si el sistema de combate coge color es, sobre todo, gracias a que el de movimiento ha sido pulido muchísimo. Y me explico: no sólo basta con que Shank realice multitud de combos y pueda acabar con los enemigos de mil maneras diferentes, es muy necesario que todo lo que ocurre en pantalla no se resienta, no tenga caídas de framerates y que el control sea exquisito. En 'Shank 2' sí lo es y todo se adapta perfectamente a la combinación de golpes que se realice (y el no tener ralentizaciones facilita que se puedan encadenar combos larguísimos). Los jugadores van a agradecer esta fluidez en pantalla desde el primer minuto, más cuando en el anterior no existía.

Perfeccionar el resto

Con la jugabilidad rozando el punto de cocción perfecto, el resto de apartados sólo necesita rozar el nivel de aceptable para que todo marche bien. Por suerte, no sólo aprueban sino que además lo hacen con nota.

En esta ocasión, el apartado gráfico estilo cómic norteamericano vuelve a hacer acto de presencia con suculentas mejoras. Para empezar, el trazo es más limpio, vivo y colorido. Ahora Shank se mueve más vistosamente y los enemigos están mejor detallados, amén de los escenarios. Este estilo artístico también se ve plasmado en los brutales combos donde la pantalla se teñirá de rojo, al igual que en las escenas que aparecen entre niveles, muy de serie de animación.

Y el sonido no se queda atrás. Cada desmembramiento realizado cobra vida propia y hasta te hará soltar un "uuufffffff" (por el crujido de huesos, cabeza, etc.). En cuanto a las voces, el doblaje está realizado al inglés, un hecho que es perdonable en todos los aspectos, pero no el que no venga subtitulado al castellano: en esta era no es concebible que un juego del calibre de 'Shank 2' venga sin traducir. Colleja para Klei.

shank 2

Para finalizar, destacar que este 'Shank 2' es un poco más largo de duración que el original (unas 4 ó 5 horas costará acabarse el título entero), así como también un poco más fácil (hasta en la dificultad difícil). No obstante, hay que pegar otro tirón de orejas a Klei por quitar el modo cooperativo. En su lugar, el estudio desarrollador ha introducido un modo superviviente donde hordas de enemigos saldrán a nuestro paso, unas oleadas que serán más fáciles de superar si se cuenta con el colega de turno (bien a tu vera o en la otra punta del planeta).

'Shank 2' es un gran juego, de los mejores shooters que te puedes echar al cuerpo. Que no te deje engañar su aspecto visual o su simpleza en la mecánica. Si te gusta hacer el bestia tienes ante ti un señor TÍTULO con el que vas a disfrutar de lo lindo.

8,0

Lo mejor:

Su aspecto visual. La mecánica de juego. Es muy divertido, simple y sin grandes complicaciones.

Lo peor:

Llega sin traducir al castellano. La ausencia de un modo cooperativo como en el primero.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.