avatar

RETRO 'V-Rally', analizamos este inolvidable clásico de los juegos de conducción
7 15
RALLY VIRTUAL

RETRO 'V-Rally', analizamos este inolvidable clásico de los juegos de conducción

PC PS3 PS2 RETRO
Categoría: Analisis
11 de Diciembre 2016 | 15:35

Desarrollado en Europa por Infogrames en 1997, este exitoso juego de rallies llegó poco después al nuevo continente distribuido por EA y bajo el curioso nombre de 'Need for Speed V-Rally'. Esta "disfraz" de la saga 'Need for Speed' se le puso a fin de que resultase más conocido para el público del otro lado del charco, pues allí son menos populares este tipo de carreras. 'V-Rally' seguía la estela del éxito conseguido por 'Sega Rally' dos años atrás, y buscaba llenar la ausencia de este título dentro del catálogo de PlayStation. Sin embargo no se limitó a ser un mero sustituto, pues supo innovar en ciertos aspectos que lo convirtieron en algo especial y de lo que otros juegos de coches tomarían buena nota en el futuro.

Si temes, no conduzcas

Tu copiloto te da la señal de salida y hundes el pie en el acelerador levantando una ola de barro que vuelve loco al público. Aquí estas otra vez, manejando esta bestia de carreras mientras os deslizáis por curvas sinuosas en los lugares más recónditos del mundo. Lo único que se escucha en el coche es el rugido del motor y las indicaciones del copiloto, además de los traqueteos propios de ir a toda velocidad por lo que es básicamente un estrecho camino de montaña. El cronómetro avanza implacable, y un solo segundo se convierte en una diferencia abismal cuando te juegas la victoria (y la vida) en mucho menos de lo que dura un parpadeo. Intentas arañar tanto tiempo como puedas por muy arriesgado que sea, y entonces tu copiloto te dice que no recortes en la próxima curva. ¿Te fías? ¿O apuras al máximo y rezas para que las notas estén equivocadas? No hay tiempo para escoger, tu instinto ya ha tomado la decisión. De pronto aparece una piedra en el interior de la curva y el coche se convierte en una lavadora en pleno centrifugado. Lo siguiente que ves son las copas de los árboles y el cielo azul con sus blancas nubes mientras escuchas la voz de tú copiloto echándote la bronca, lo que al menos significa que ambos seguís de una pieza. La has pifiado bien, pero por lo menos has sobrevivido para poder correr otro día más.

V Rally 97 01

Con la llegada de los gráficos poligonales se pusieron de moda los juegos de conducción, ya que aprovechaban bastante bien esta nueva tecnología. Dentro de este boom del género, raro era el juego que no ofrecía algo revolucionario, pues era requisito indispensable para poder destacar entre tanta oferta similar. En el caso de 'V-Rally' se apostó por ofrecer una buena cantidad de contenido en forma de coches y circuitos, además de algunas innovaciones como las impresionantes carreras nocturnas o en condiciones climáticas adversas.

Para empezar disponemos de varios modos de juego, el modo arcade hace honor a su nombre y nos propone un estilo de juego más directo y desenfadado, acorde con el resto del título que deja en parte de lado la simulación. Las carreras se realizan en circuitos cerrados en lugar de los tramos de los rallies reales, y no luchamos contra el crono, si no contra otros tres coches manejados por la consola.

V Rally 97 03

No obstante hay lugar para elementos más propios de un simulador, como la diferencia apreciable según el tipo de terreno sobre el que corramos, ya sea tierra, asfalto, gravillas, o nieve. A esto hay que sumarle un sistema de físicas que puede provocar accidentes aparatosos con vuelcos y trompos, si bien los coches no se dañan en ningún momento. Incluso los coches manejados por la IA pueden cometer errores y sufrir aparatosos accidentes, lo que da más emoción a cada carrera.

Además de este modo arcade disponemos del modo campeonato, que básicamente es lo mismo pero dentro de una serie de carreras preestablecidas. Aquí nuestra posición al terminar la carrera nos dará más o menos puntos, y al final ganará aquel que logre la mayor cantidad de ellos. Este modo es ideal para recorrer todas las pistas disponibles, que se basan en los rallies reales de todo el mundo.

V Rally 97 04

Así encontraremos trazados que discurren por distintos países, como Inglaterra, Suecia, o España. Cada escenario ofrece su propio estilo visual y tipo de terreno, todo ello con un apartado gráfico muy cuidado que presenta pistas llenas de color y detalles. Además podemos afrontar etapas especiales con condiciones no habituales, como correr de noche, o bajo una torrencial lluvia.

Con nocturnidad y alevosía

Estas carreras con cambios climáticos y nocturnas son como decimos una de las grandes propuestas de 'V-Rally', ya que sus efectos de luz consiguen realmente bien hacernos sentir que corremos con visibilidad reducida, con la dificultad añadida que supone por ejemplo ir alumbrados únicamente por nuestros faros en plena noche. Hoy en día esto poco puede sorprender, pero en su momento fue uno de los puntos fuertes de este título. No por la novedad, pues era algo que ya existía, si no por su cuidado aspecto gráfico y realismo.

V Rally 97 09

No podía faltar el clásico modo contrarreloj, donde el crono será nuestro único adversario. Este modo va estupendamente también para aprendernos los circuitos y mejorar nuestra técnica, tratando de conseguir los mejores tiempos. Además podemos usar este modo para picarnos con los amigos por ver quién logra los mejores récords, lo que nos asegurará motones de horas de diversión.

También es posible correr en modo versus a pantalla partida contra otro jugador, aunque en este punto se puede echar de menos permitir correr a más de dos personas, algo que ya se corregiría en el genial 'V-Rally 2'. Este modo versus ayuda a alargar la vida del juego, pero con tantos coches y circuitos esta no supone ningún problema. Hay que destacar que por aquel entonces los juegos de este tipo solamente incluían dos o tres coches, y un número no mucho mayor de pistas.

V Rally 97 05

A nivel gráfico ya hemos destacado la gran calidad de los circuitos y sus efectos de luz, sin embargo hay que hacer notar que los vehículos no están al mismo nivel, pues son básicamente cajas de zapatos con ruedas. Los vehículos reales a los que representan son reconocibles, sin embargo el modelado es bastante mejorable y está por debajo de lo visto en títulos incluso anteriores. No es un problema demasiado grave, pero si se habría agradecido que mostrasen el mismo grado de cuidado que los entornos.

En lo referente al apartado sonoro, durante las carreras nos acompañara música cañera que se mezclará con el sonido de los motores. Esta banda sonora acompaña bien, y marca aún más el componente arcade del título. Además los efectos de sonido son muy variados y acertados, pudiendo escuchar por ejemplo al público enfervorecido en los márgenes de la pista.

V Rally 97 06

En el aspecto jugable quizá se nos haga algo extraño el manejo en las primeras partidas, ya que los coches tienden a pegar "coletazos" como si fueran sardinas. Es posible cambiar nuestro estilo de conducción en las opciones para que el coche tienda a subvirar o a sobrevirar, pero tratándose de un juego de rallies, se puede echar de menos un sistema de derrapes más eficiente. En el lado positivo encontramos una buena sensación de velocidad, incluso con los vehículos más modestos.

¡Trata de arrancarlo!

También hay que mencionar la tendencia de los coches a volcar, algo que por un lado le da un componente realista, pues basta con pisar un bache de mala manera para terminar patas arriba. Sin embargo también puede hacerse algo molesto, especialmente hasta que le cojáis el truco tras las primeras partidas.

V Rally 97 08

Dentro de la propia PlayStation es posible encontrar dos versiones distintas del mismo juego, por un lado la original tal y como fue lanzada bajo el nombre de 'V-Rally 97 Championship Edition'. Y por otro lado la otra versión la que se publicó dentro de la serie Platinum, serie que a veces se utilizaba para corregir bugs de los juegos originales, o como es este caso, añadir nuevo contenido (cosas de los tiempos en los que no había parches ni DLC's).

Esta versión eliminaba el "97" del título dejándolo solamente en 'V-Rally Championship Edition'. También añadía un nuevo coche, el Toyota Corolla de 1998 (si, el mismo que dejó tirado a Carlos Sainz a 500 metros de su tercer campeonato). Además de añadir compatibilidad con el mando Dual Shock, algo muy de agradecer en un juego como este.

V Rally 97 02

También hubo versiones para Game Boy y PC, añadiendo esta última un mejorado modo multijugador. Un año más tarde llegaba 'V-Rally 99' para PC, Nintendo 64, y Game Boy Color. Sin embargo esta versión era más bien una pseudo-secuela que incluía los coches del campeonato del mundo de 1998. Hubo que esperar hasta la llegada de 'V-Rally 2' para tener una secuela completa en condiciones, pero mereció la pena la espera ya que superó en prácticamente todo a su predecesor.

Para jugarlo en la actualidad lo más fácil es buscar el disco original y meterlo directamente en una PS3, ya que todos los modelos son retrocompatibles con la primera PlayStation, y le añaden efecto de reescalado para evitar que os dejéis los ojos en una pantalla moderna. El juego original se puede conseguir completo con bastante facilidad, y por precios que ronden entre los 5 y los 10 euros. Os recomendamos eso si buscar la versión Platinum para poder disfrutar del contenido extra.

V Rally 97 07

El resto de versiones tampoco son difíciles ni caras de conseguir, por lo que podéis sumar fácilmente esta joya a vuestra colección de grandes juegos de carreras. Eso si, ni os molestéis en buscar reediciones digitales, ya que por alguna razón los juegos de coches no suelen tenerlas, probablemente porque erróneamente se considera que cualquier juego similar actual es básicamente un "remake" de ellos.

Otro grande para la colección

Conducción arcade con un toque de simulación es lo que os espera en este primer 'V-Rally', un claro ejemplo de que aquí en Europa también tenemos mucho que decir en cuanto a grandes juegos. Si buscáis un buen título de rallies de la época, puede ser una opción bastante interesante para sumar a otras grandes joyas como 'Sega Rally', o 'Colin McRae Rally'.

Lo mejor:

Gran cantidad y variedad de pistas. Gráficamente los entornos están a un gran nivel. Las espectaculares carreras nocturnas.

Lo peor:

Los coches podrían estar mejor modelados, y su tendencia a "levantar el vuelo" puede hacerse algo molesta a veces.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.