avatar

RETRO 'Hot Wheels Turbo Racing', las carreras más extremas para PlayStation y Nintendo 64
RUEDAS CALIENTES

RETRO 'Hot Wheels Turbo Racing', las carreras más extremas para PlayStation y Nintendo 64

PS3 PS2 RETRO
Categoría: Analisis
13 de Octubre 2019 | 17:46

Se cumplen ahora 20 años desde que los Hot Wheels decidieran darse unas carreras por los circuitos de nuestras PlayStation y Nintendo 64 de la mano de Electronic Arts, así estos cochecitos fueron recreados virtualmente para que pudiéramos sentir en nuestra consola el vértigo de sus carreras por pistas llenas de loopings, rampas, y saltos imposibles. Un juego que probablemente no veréis en las listas de los mejores para estas consolas, pero que logró dejar huella en su género siendo imitado después por otros títulos bien conocidos.

Pequeños pero matones

La expresión "quemar goma" cobra un nuevo sentido cuando se trata de los Hot Wheels, los cochecitos más rápidos y espectaculares que te puedas imaginar. Con ellos no existe la gravedad, tan pronto estarás corriendo por el techo, como volando por el aire rezando por tener un feliz aterrizaje. Todo sea por el espectáculo y la diversión, así que sal a la pista y dalo todo para experimentar al máximo la intensidad de estas carreras. Naturalmente tendrás a tu disposición todo lo necesario para deshacerte de los rivales que te resulten molestos, así que dispón de ellos como mejor te convenga para ganar a toda costa. Eso si, ten cuidado de no distraerte demasiado con los saltos y explosiones, o puede que se te pase por alto algún valioso secreto oculto... Busca bien por los escenarios de cada carrera y descubrirás jugosas sorpresas, todo sea por aumentar tu valiosa colección de Hot Wheels.

Hot Wheels Turbo Racing N64 01

Aunque estos cochecitos ya habían protagonizado algún que otro juego previo, esta entrega para PlayStation y Nintendo 64 es probablemente de las más queridas y recordadas por los jugadores, todo gracias a su jugabilidad endiablada y su particular ambientación. Para empezar es de destacar la fidelidad a los Hot Wheels originales, ya que no solo los trazados imitan a las clásicas pistas de velocidad de estos coches de juguete, sino que además se recrearon fielmente 40 modelos distintos pertenecientes a diferentes épocas de la marca.

Hot Wheels Turbo Racing PSX 01

Así por ejemplo podremos encontrar algunas de las primeras creaciones de esta franquicia pertenecientes a los años 60 y 70, así como otros modelos más contemporáneos del juego, e incluso una recreación del coche real de la NASCAR patrocinado por Hot Wheels y conducido por el popular piloto Kyle Petty. Vehículos que en su mayoría estarán ocultos al principio del juego, y que podremos ir desbloqueando a base de encontrarlos escondidos en los diferentes circuitos.

Hot Wheels Turbo Racing N64 02

Este sistema de desbloqueo de nuevos coches resulta francamente divertido, ya que en lugar de comprar nuevos modelos de una tienda, o ganarlos superando carreras, tendremos que explorar cada trazado hasta el último rincón buscando en los lugares más insospechados. A veces habrá que derribar una pared secreta, realizar un salto imposible para alcanzar una plataforma elevada, o descubrir un nuevo atajo que nos permita de paso ahorrar unos segundos.

La jugabilidad es la habitual de un "party racer" de los de toda la vida, similar a títulos como 'Micro Machines', o 'Power Drift'. Este subgénero se suele definir habitualmente como "estilo 'Mario Kart'", pero lo cierto es que se trata de un género bastante más amplio al que de hecho también pertenece la saga de carreras del fontanero. La base son carreras desenfadadas tipo arcade en las que todo vale con tal de llegar el primero a la meta, pudiendo disponer en ocasiones de ítems que nos permitan atacar, o al menos entorpecer, a los demás rivales.

Hasta la vista

Eso es justo lo que encontraremos aquí, carreras endiabladas en las que todo vale para ganar, incluso dándonos la posibilidad de acabar con nuestros rivales a empujones y haciendo explotar sus coches. Una mala caída, un choque fuerte, o permanecer demasiado tiempo bocabajo, se traduce en la explosión de nuestro vehículo, tras lo cual deberemos esperar para reincorporarnos a la pista en la sección previa al accidente.

Disponemos también de un "botón del pánico", el cual nos permite recolocar nuestro coche en la pista sin tener que esperar a que explote. Esto será muy útil durante las carreras, ya que es bastante fácil que seamos empujados por otro rival y perdamos el control del coche. Tampoco es extraño chocar con los muros y saltar por los aires en las primeras partidas, por lo que os recomendamos armaros de paciencia hasta que dominéis el manejo, ya que de lo contrario puede hacerse algo frustrante al principio.

Hot Wheels Turbo Racing PSX 02

Por suerte el roce con el borde de las pistas no se castiga demasiado, lo que es de hecho un guiño a los Hot Wheels reales en los que se basan dichas pistas. Esto nos permite que no tengamos que estar tan pendientes de trazar perfectamente cada curva, y que podamos dejarnos llevar por la estupenda sensación de velocidad, especialmente al emplear el turbo. Dicho turbo será muy necesario para ganar las carreras, ya que los rivales manejados por la consola no nos lo pondrán nada fácil, y de hecho suelen mostrarse bastante agresivos.

Hot Wheels Turbo Racing N64 03

Para rellenar el turbo podremos recoger ítems de recarga entre otros ítems que encontraremos, pero lo más efectivo sin duda será rellenarlo a base de acrobacias. Actualmente estamos bastante acostumbrados a la mecánica de hacer acrobacias en saltos y que estas nos rellenen el medidor de turbo, pero no era algo nada habitual cuando salió este título. No son pocos los juegos del género que imitaron después este sistema, incluidos algunos pertenecientes a sagas bien famosas.

Hot Wheels Turbo Racing PSX 03

De hecho no fue esta la única vez en la que el género tomó como base los títulos basados en los Hot Wheels, ya que en 2001 se publicaba para PlayStation 'Hot Wheels Extreme Racing', juego en el que los vehículos se podían transformar en lanchas y aviones al pasar por unos portales especiales. Dicha mecánica inspiró a otros títulos posteriores del género, especialmente a 'Sonic & All-Stars Racing Transformed', ya que básicamente empleaba el mismo sistema de transformación. Toda una curiosidad que nos demuestra que a veces la inspiración se encuentra en los lugares más insospechados.

Otro aspecto a destacar del juego es su banda sonora, a que está compuesta por temas musicales bien conocidos de grupos como Metallica, o Primus, lo que le imprime al juego un toque bastante cañero ya desde el principio cuando seamos recibidos por una espectacular intro (solo en PlayStation). El resto del apartado sonoro se completa con efectos de sonido sencillos, pero correctos, y un comentarista que irá narrando la carrera en inglés.

¿32 o 64?

Es en el sonido donde encontramos también una de las principales diferencias entre las versiones para PlayStation y N64, ya que lógicamente la diferencia entre cartucho y CD nos brinda un sonido de mejor calidad en la consola de Sony. No obstante, es de elogiar el esfuerzo puesto en la conversión a N64, pues la banda sonora permanece entera y con aceptable calidad.

En cuanto a gráficos, en Nintendo 64 todo se mueve de forma más fluida y suave, a lo que hay que sumarle unas físicas algo mejores que se traducen en que nuestro coche no tienda a explotar tan fácilmente como en PlayStation. Por el contrario, en PlayStation ganaremos en resolución de pantalla y nitidez, además de poder disfrutar de unos colores más vivos. Cada versión ofrece sus ventajas e inconvenientes, pero en líneas generales ambas versiones merecen totalmente la pena en sus respectivos sistemas, y ninguna destaca especialmente sobre la otra.

Hot Wheels Turbo Racing N64 04

La cifra de vehículos y de circuitos, así como el ingenioso sistema de desbloqueo, nos garantizan unas cuantas horas de buena diversión. Además una vez logréis dominarlo, seguro que os quedáis con más ganas de echar carreras, ya que su jugabilidad arcade resulta bastante divertida cuando le cogemos el tranquillo. Si encima sois fans de los Hot Wheels, entonces nos encontramos ante un título imprescindible, aunque solo sea por el mimo y cuidado al repasar la historia de estos cochecitos. De hecho más de un jugador comenzó a coleccionar Hot Wheels reales tras probar este juego, así que quedáis avisados.

Hot Wheels Turbo Racing PSX 04

Lamentablemente no podemos cerrar el análisis sin hacer notar un punto negativo bastante destacable en un juego de este tipo, especialmente en una consola como Nintendo 64, y es la total ausencia de un modo multijugador para 4 jugadores. Podemos competir uno contra uno con otro jugador, si. Pero la principal gracia de estos juegos está en poder montar una buena fiesta en casa con varias personas. Cierto es que en aquel entonces no todos los juegos similares ofrecían multijugador a 4, pero en este caso se echa de menos tal vez más de lo deseable.

Hot Wheels Turbo Racing N64 05

Para jugarlo en la actualidad no contéis con reediciones por los habituales problemas que se presentan con los juegos que dependen de licencias externas, pero podéis conseguir el cartucho original para vuestra Nintendo 64 por unos 15 o 20 euros siempre que no os importe que no tenga caja y manual. En el caso de PlayStation tenemos la suerte de que fuese reeditado en la serie "EA Classics", de modo que no es complicado hacerse con uno por unos 20 euros.

Hot Wheels Turbo Racing PSX 05

Toda la acción y desenfreno que se le puede pedir a un buen arcade de carreras clásico, con el encanto añadido de los Hot Wheels y de su cañera banda sonora. En Nintendo 64 podría codearse tranquilamente con los mejores del género, mientras que en PlayStation tampoco sería moco de pavo a pesar de tener una mayor y más feroz competencia. Si os gustan los juegos de este tipo, los Hot Wheels, y no os importa la ausencia del multijugador a 4, id a por él en cualquiera de los dos sistemas.

7,5

Lo mejor:

La estupenda recreación de los Hot Wheels originales. La sensación de vértigo y velocidad con sus rampas, saltos, y loopings. La banda sonora.

Lo peor:

Al principio requiere de algo de paciencia para dominarlo. El multijugador no permite participar a más de 2 jugadores.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.