avatar

RETRO 'Fighting Force', analizamos el juego anteriormente conocido como 'Streets of Rage 4'
FIGHTING OF RAGE

RETRO 'Fighting Force', analizamos el juego anteriormente conocido como 'Streets of Rage 4'

PC PS3 PS2 PSP RETRO
Categoría: Analisis
10 de Agosto 2014 | 18:50

De la mano de Core y Eidos nos llegó en 1997 un más que correcto beat'em up para PlayStation, Nintendo 64, y PC. Que escondía un curioso secreto en su desarrollo, pues este título fue creado para ser la cuarta parte de la popular saga 'Streets of Rage' de Sega. ¿Cómo es esto posible? Seguid leyendo y lo sabréis.

Apocalipsis no

El Dr. Zeng alcanzó fama mundial por sus brillantes descubrimientos tecnológicos, lamentablemente algunos de esos descubrimientos no iban destinados precisamente a ayudar a la humanidad. Zeng ganó un enorme poder económico a base de distribuir peligrosas drogas sintéticas altamente adictivas, y sus acuerdos con el gobierno y los militares le permitieron ganar poder y riqueza sin oposición. Sin embargo el Dr. Zeng no habría pasado de ser un villano sin escrúpulos del montón de no haberse obsesionado con su última investigación, referente al supuesto fin del mundo que acontecería al llegar el año 2000. Durante años, Zeng investigó en viejos manuscritos y profecías y llegó a la conclusión de que el mundo terminaría con el nuevo milenio. De este modo su organización acabó convirtiéndose en una especie de secta a la espera de que llegase el fin del mundo y, tras él, un nuevo amanecer para la humanidad. Pero el año 2000 llegó y nada ocurrió, las profecías de Zeng fracasaron, y el excéntrico científico se convirtió en el hazmerreír de todo el mundo. Furioso por las burlas, Zeng decidió que si el Apocalipsis no llegaba por sí mismo, él se encargaría de desatarlo. Hizo uso de su poder militar para preparar su propio Armagedón y a hacer así realidad su profecía. Sin embargo una de las personas más cercanas a él no puedo observar impasible sus demenciales planes aniquiladores y contrató a Hawk Manson, un reputado investigador privado local para que pusiera fin a esta locura. Hawk reunió un equipo especial de combatientes para pararle los pies a Zeng, y así se creó la "Fighting Force".

Fighting Force 01

A priori 'Fighting Force' puede parece un beat'em up más de entre los muchos que ha habido a lo largo de los años; divertido, sencillo, y con la posibilidad de apalear maleantes acompañados de un amigo. La formula clásica de este tipo de juegos, pero esta vez llevada a las, por entonces novedosas, 3D. Sin embargo 'Fighting Force' esconde tras de sí una interesante historia sobre su desarrollo, una que prácticamente lo convierte en miembro de una de las sagas de beat'em up más famosas de todos los tiempos; 'Streets of Rage'.

En 1996 la guerra entre la Saturn de Sega y la PlayStation de Sony estaba en pleno apogeo, ambas compañías rivalizaban por hacerse con el control del mercado aprovechando la tardanza de Nintendo en lanzar su Nintendo 64. En medio de esta guerra, las desarrolladoras externas se veían inmersas en un tira y afloja de exclusivas en donde que buscaban el mayor beneficio económico posible. Pero tal y como ocurre hoy en día, el mayor beneficio estaba en lanzar juegos multiplataforma, en lugar de quedarse solo en un sistema concreto. Siempre que una de las compañías no pagase una generosa cantidad de dinero para tenerlo en exclusiva, claro está.

Fighting Force 02

La propia Core decidió por aquel entonces romper la exclusiva de su popular 'Tomb Raider' con Saturn, y así el juego llegaba poco después a PlayStation para desesperación de Sega. Sin embargo en aquellos tiempos Sega tenía a todos sus equipos de desarrollo trabajando a toda maquina con el fin de ofrecer un catálogo de juegos exclusivos de su Saturn que invitasen a comprar la consola, por lo que necesitó de la participación de compañías externas incluso para desarrollar juegos de franquicias propias, como fue por ejemplo el caso de Sonic con la desarrolladora Traveller's Tales.

Una de estas franquicias de Sega con las que se decidió probar suerte con un equipo de desarrollo externo, fue 'Streets of Rage', saga que había gozado de un gran éxito en la anterior generación de consolas. Core y Eidos fueron las elegidas para llevar acabo este 'Streets of Rage 4', sin embargo los chicos de Core no parecían ver claro eso de hacer su trabajo exclusivo de Saturn sin que Sega les pagase generosamente dicha exclusiva, de modo que empezaron a portear en secreto el juego a PlayStation.

Fighting Force 03

Con el juego ya casi terminado, Core le reveló a Sega sus intenciones de lanzar el juego en PlayStation, e incluso trabajaban ya en una conversión para Nintendo 64. La idea era hacer presión para que Sega cediese y así poder ganar más dinero haciendo el juego multiplataforma. Pero la respuesta de Sega fue un "no" rotundo (como es lógico), pues solo les faltaba empezar a perder sus franquicias exclusivas, y más teniendo en cuenta el difícil panorama que tenían ya de por sí con Saturn.

¿Streets of qué?

Pero Core no estaba dispuesta a tirar a la papelera el trabajo realizado con estas conversiones, de modo que decidieron eliminar todo rastro legal de 'Streets of Rage' del juego, le cambiaron el nombre por 'Fighting Force', y continuaron con su plan de lanzar el título en todos los sistemas del momento ante la impotencia de Sega. Para colmo la versión para Saturn jamás llegó a ver la luz a pesar de estar totalmente finalizada. Según dicen las malas lenguas, puede que la propia Sega vetase el lanzamiento del juego en Saturn en rebeldía por lo sucedido.

Sea como sea, 'Fighting Force' salió a la venta en PlayStation, PC, y Nintendo 64 (con el nombre de 'Fighting Force 64'). De la perdida versión de Saturn no se volvió a saber nada hasta hace unos años, cuando fue liberada una beta del juego en la que ya había sido eliminada toda referencia a 'Streets of Rage'. Este fue el inicio de la extraña maldición que parece asolar a la saga 'Streets of Rage', y que ha hecho imposible que veamos un nuevo juego de esta serie a pesar de haber habido numerosos intentos de hacerlo.

Fighting Force 04

En cuanto al juego que finalmente nos llegó a los usuarios, el título no se molesta lo más mínimo en esconder sus origines. Ya desde el primer momento tenemos la sensación de estar jugando a un 'Streets of Rage' en 3D, pues la ambientación, los escenarios, los ítems, los enemigos, e incluso los personajes. Recuerdan poderosamente a la trilogía de juegos de Sega. Incluso el protagonista de este título le debe su nombre al protagonista de 'Streets of Rage' con el que guarda un gran parecido, ya que "Hawk" era el nombre provisional que tuvo Axel Stone durante el desarrollo del primer 'Streets of Rage' para Mega Drive.

El resto de personajes también guarda cierto parecido con los del juego de Sega, por ejemplo Mace Daniels recuerda bastante a Blaze Fielding, Ben "Smasher" Jackson podría ser perfectamente el hermano perdido de Max Thunder, y a Alana McKendricks le toca el papel de adolescente peleona y ágil, el mismo papel que tenia Eddie "Skate" Hunter. En otras palabras, el roster de personajes podría ser perfectamente el de un remake 3D de 'Streets of Rage 2' Incluso los personajes guardan las mismas diferencias entre fuerza, agilidad, y resistencia que tenían sus homónimos del título de Sega.

Fighting Force 05

El principal cambio que notaremos con respecto a los juegos de Mega Drive de la serie 'Streets of Rage', es sin duda el salto a las 3D. Tanto personajes como escenarios están recreados en con gráficos poligonales, y esto cambia también la jugabilidad, aunque no demasiado. La mecánica sigue siendo la misma, limpiar cada zona de enemigos a golpe limpio sin que ellos acaben con nosotros, para una vez despejada la zona, podamos pasar al siguiente escenario.

De vez en cuando un gigantesco jefe de fin de fase vendrá para complicarnos las cosas, y si no damos rápido con la clave para derrotarle, vaciará nuestra barra de salud sin contemplaciones. Esta barra de salud se puede recuperar con determinados ítems que encontraremos por los escenarios al destruir ciertos objetos. No esperéis demasiadas diferencias con 'Streets of Rage' en este campo, pues prácticamente encontraremos los mismos tipos de objetos y con las mismas funciones. Algunos reponen salud, otros aumentan la puntuación, y otros pueden ser usados como arma contra los enemigos.

Fighting Force 06

Podremos afrontar la aventura tanto en solitario, como acompañados de un aliado. En este caso lo ideal es equilibrar las ventajas y puntos flacos de los dos personajes que escojamos, a fin de formar un equipo más sólido. Si no nos entendemos bien con nuestro compañero, es posible que no lleguemos muy lejos, de modo que más nos vale compenetrarnos. El juego ofrece la posibilidad de guardar partida en cualquier momento, lo cuál facilita aun más el avance, y de paso le quita parte de su estilo arcade.

No sin mi Yuzo

La banda sonora es probablemente donde encontraremos la mayor diferencia con 'Streets of Rage', y es que esta pasa bastante desapercibida, justo al contrario que en el juego de Sega. La música simplemente se limita a ambientar ciertas zonas del juego, aunque la mayor parte del tiempo permanece en silencio. Es posible que originalmente se fuese a encargar Sega de la banda sonora contratando de nuevo al gran compositor Yuzo Koshiro, pero que al quedar Sega fuera de la ecuación, Core se viese obligada a hacer una nueva banda sonora a toda prisa con el juego casi terminado. No es algo que se pueda confirmar, pero visto lo visto tampoco sería de extrañar.

Fighting Force 07

La duración del juego no es mucha, y los únicos elementos para la rejugabilidad que ofrece son los de visitar todas las rutas posibles que podemos escoger en determinados momentos del juego, así como probar los cuatro personajes. En una tarde podéis acabarlo por completo, y después solo quedará el reto de conseguir una mayor puntuación para dejarla guardada con nuestras iniciales. Puede que esto estuviese bien para un juego de la generación de 16 bits, pero en un título para estos sistemas, la verdad es que puede resultar demasiado escaso.

Quizá de haber conservado su estatus como 'Streets of Rage 4' y haber sido exclusivo de Saturn, este título estuviese considerado hoy en día como un juego de culto. Sin embargo en su época pasó sin pena ni gloria y de hecho no recibió buenas críticas, por lo que quizá a Core no le salió tan bien la jugada como ellos esperaban. Sea como sea sigue quedando un juego divertido con el que echar unas partidillas con un amigo, y al fin y al cabo eso es lo que cuenta.

Fighting Force 08

'Fighting Force' contó con una secuela para PlayStation, Dreamcast, y PC. Sin embargo esta secuela estaba más cercana a ser un juego de acción, que un beat'em up clásico, de hecho ni siquiera cuenta con modo cooperativo. Estuvo en desarrollo una tercera entrega, pero se canceló, con lo que el legado de esta serie no llegó más allá. Quién sabe, puede que el propio 'Fighting Force' se contagiase de la maldición de la saga 'Streets of Rage'.

Si tenéis curiosidad y queréis probar este 'Streets of Rage 4' en la actualidad, podéis encontrar la versión de PlayStation en la Store y descargarlo en vuestra PS3, o en vuestra PSP por un precio módico. Si lo que buscáis es el título original en formato físico, todas sus versiones son difíciles de conseguir, pero dado que no se considera un juego de culto, los precios que se piden por él no suelen dispararse demasiado.

Fighting Force 09

Si sois fans de 'Streets of Rage' no dudéis en darle una oportunidad, pues es lo más cercano que vais a encontrar a un 'Streets of Rage 4'. Tampoco deberíais dejarlo pasar si sois aficionados a los beat'em up, pues como juego de este género tampoco está nada mal y es más que recomendable. Especialmente en Nintendo 64, donde los títulos de este tipo no son precisamente abundantes.

Lo mejor:

Es lo más cercano que encontrareis a un 'Streets of Rage 4'. Diversión directa para 1 o 2 jugadores.

Lo peor:

Es quizá demasiado corto y escaso de contenidos para un juego de su generación. Se echa de menos una banda sonora al estilo de Yuzo Koshiro.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.