avatar

Análisis: 'Railway Empire' para PC, estrategia plug and play con trenes
2
HISTORIA FERROVIARIA DE EEUU

Análisis: 'Railway Empire' para PC, estrategia plug and play con trenes

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
8 de Febrero 2018 | 10:55

Kalypso Media Digital nos presenta 'Railway Empire', un juego de simulación y estrategia desarrollado por Gaming Minds Studios que combina la gestión de redes de ferrocarril con la gestión de bienes y pasajeros para dejar en nuestras manos el florecimiento de las poblaciones norteamericanas mientras nos nutrimos de la historia de Estados Unidos a través del ferrocarrol. El juego se encuentra disponible, no solo para PC, versión aquí sometida a análisis, sino también para PS4 y Xbox One, y ha sido toda una gran sorpresa.

Unir, montar y disfrutar

Recuerdo que de pequeño había dos cosas que lograban atraparme, llamar mi atención y consumir horas y horas de tiempo dedicadas al noble arte infantil del ocio. Una eran los videojuegos, ya fueran consolas, "maquinitas" Game & Watch u ordenadores, otra, los juguetes radiocontrol. Los Scalextric y sus réplicas nos invitaron a soñar con frenéticas competiciones de coches deportivos, pero a mi lo que de verdad me atraía eran los trenes radiocontrol. Fue ver un año de reyes una caja repleta de vías de plástico para montar, una locomotora y varios vagones y hacerme los ojos chiribitas.

Railway Empire

Si bien aquel divertimento consistía en ir ingeniándotelas para construir nuevas rutas por las que pasara el tren, o bien alterar el terreno con cintas VHS o cojines para que se crearan desniveles, hoy en día cualquier amante de los trenes requiere de gustos más sofisticados y complejos. En el mundo de los videojuegos tenemos los famosos simuladores de tren, pero aparte de este exitoso género también hemos sido testigos en varias ocasiones de la llegada de juegos de gestión y estrategia en tiempo real vinculados a este medio de transporte sobre raíles. 'Railway Empire' conecta esos dos mundos, el de nuestra infancia y nuestro yo adulto, para invitarnos a crear de nuevo vías por las que pasarán uno o varios trenes mientras atendemos a las necesidades de las distintas poblaciones de una Estados Unidos de hace doscientos años. Esto es, probablemente, el aspecto más interesante del juego, puesto que en lugar de estar ante una campaña totalmente ficticia, desde Gaming Minds Studios nos permiten nutrirnos de una historia poco conocida por la población general en estas tierras: la de Estados Unidos y el ferrocarril a través de cinco eras diferentes.

Conectando Estados Unidos de costa a costa

A diferencia de juegos como 'Tropico' o 'SimCity', en 'Railway Empire' las ciudades ya están construidas, por lo que tomamos parte como testigos del florecimiento de las mismas en función de cómo las conectemos a suministros, zonas rurales y otras ciudades mediante estaciones y vías de tren que deberemos construir antes que otras compañías ferroviarias rivales. Para evitar que hagamos trampas y coloquemos estaciones de tren en todas las ciudades sin haber establecido conexión ferroviaria con la red principal el propio juego impone ciertos límites y exige construir las vías de tren. Por tanto, la primera compañía que sea capaz de gestionar sus recursos y llegar a las ciudades será la que pueda aprovechar esa conexión con otras partes rurales y urbanas del mapa. No obstante, las empresas rivales no supondrán un quebradero de cabeza durante los primeros compases del juego, ya que la inteligencia artificial no llega a realizar mucha presión y, en el caso de que se nos adelanten, siempre queda la opción de adquirir la estación.

Railway Empire 3

Observar el entorno resulta imprescindible a la hora de invertir en estaciones y vías de tren. No por ser una ciudad grande esta necesita estaciones grandes y locomotoras "modernas", ya que todo depende de los recursos que haya en las afueras y su proximidad con otras ciudades clave. Dado que disponemos de un presupuesto limitado la clave está en pensar bien y en saber invertir el dinero, y es aquí donde reside la dificultad del juego, ya que hay que medir muy bien estos gastos o nos será imposible cumplir con las misiones principales y secundarias, que suponen un desafío importante. Si bien el tutorial es imprescindible para entender el juego, todo aquel jugador que todavía se vea atascado o abrumado por las exigencias del modo campaña siempre puede optar por los modos Experimentar o Libre para disfrutar de las bondades del juego de una manera más relajada.

Controles e interfaz intuitivos

Todo lo que el juego tiene de desafiante lo tiene también de intuitivo. Bien es cierto que la traducción no es del todo perfecta y esto puede causar algún problema esporádico, pero tanto la interfaz y los controles como el apartado visual permiten la sencilla comprensión y visualización de todo lo que está ocurriendo en todo momento sobre el mapa, incluso cuando hay decenas de trenes recorriendo centenares de kilómetros de vía. Conectar y hacer funcionales las vías de tren es una tarea tan sencilla como comprobar que todo el recorrido se muestra de color verde neón antes de confirmar su instalación, mientras que las líneas ferroviarias tan solo requiere ir clicando en las ciudades o zonas rurales por las que deseemos que pase el tren. Una vez hecho esto, tan solo basta con comprar una locomotora y listo, a ganar dinero gracias a la nueva ruta establecida. Este es uno de los grandes logros del juego, ya que se deshace de posibles añadidos innecesarios para convertir la partida en una experiencia plug & play que ofrece tan solo lo necesario sin pecar de escasez.

Railway Empire 2

Además de estas comodidades, otro aspecto que favorece gratamente la inmersión es, sin lugar a dudas, el apartado musical. 'Railway Empire' cuenta con diversos temas ambientales pertenecientes a diferentes géneros, los cuales casan perfectamente con la época en la que se desarrolla la historia, los Estados Unidos de finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Si bien la estructura del modo campaña es muy completa y sólida, en lo personal me resulta más ameno dejarme llevar por el modo Experimentar y ver cómo las horas pasan volando. La ausencia de presupuestos y de empresas que compitan con tu negocio dan vía libre a la imaginación de cara a construir trayectos visualmente atractivos por muy poco prácticos que finalmente resulten ser. Dada las facilidades que se conceden en este modo, su utilidad a modo de tutoría práctica se ve complementada por ser la opción ideal en caso de que los más pequeños deseen darle una oportunidad al juego.

Conclusión

Puede que 'Railway Empire' no sea un juego para todo el mundo, pero sin lugar a dudas sabe ofrecer aquello que buscan los amantes de los trenes y los juegos de gestión y estrategia en tiempo real. Tampoco ha de asustar el hecho de que sea algo tan poco frecuente en el medio como "un juego de trenes", ya que ofrece varios modos de juego que se pueden adaptar perfectamente a todo tipo de jugadores que decidan darle una iportunidad, habiendo algunos que permiten jugar partidas más relajadas, o el modo Experimentar, que es ideal para desatar la creatividad y para los más pequeños de la casa. A esto hay que sumarle un tutorial e intefaz intuitivos, un modo campaña desafiante y modos alternativos para disfrutar de manera más calmada, se convierte en una experiencia muy completa con mucho que ofrecer a quien busque consumir sus horas de ocio a la vez que nos nutre de una ambientación y música propias de los Estados Unidos de finales de siglo XIX.

7,5

Lo mejor:

- Rendimiento estable y apartado visual que, sin llegar al fotorrealismo, logra mostrar escenarios detallados.

- Interfaz de usuario y controles muy intuitivos.

- Se logra preservar el concepto 'plug and play', evitando que aquellos que no estén muy familiarizados con los juegos de trenes puedan entender la base del juego.

- Varios modos de juego y completo tutorial.

Lo peor:

- Puede ser muy exigente para quienes no estén familiarizados con el género ni el concepto

- La traducción al castellano no es del todo perfecta

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.