avatar

Análisis: 'Puyo Puyo Tetris' para Nintendo Switch
13
PUYO VS TETRIMINO

Análisis: 'Puyo Puyo Tetris' para Nintendo Switch

SWITCH
Categoría: Analisis
24 de Abril 2017 | 19:00

12 de mayo de 1940, está a punto de dar comienzo la que posteriormente pasó a conocerse como la batalla de Sedán. Los ejércitos alemanes del Grupo de Ejércitos A se disponen a cruzar el espeso bosque de las Ardenas para coger por sorpresa a los Aliados y comenzar así la invasión a Francia. De este modo el ejército naiz continúa con los ambiciosos planes del dictador Adolf Hitler. Cuando los franceses los descubren, entran en pánico, pero el general Maurice Gustave Gamelin se apretó los botones de la chaqueta y les ordenó tomar posiciones a lo largo del río Mosa. Aquellos momentos parecían interminables, y cuando uno y otro bando se vieron por fin las caras, todos los allí presentes sabían que no había más remedio que actuar. Al unísono, las milicias de uno y otro bando gritaron con fuerza mientras señalaban al enemigo. Los franceses, pese a su acento caramelizado, gritaron con energía ¡Puyo Puyo Time!, mientras que los alemanes, en un giro inesperado de los acontecimientos, envalentonaron un carraspeante ¡Tetris Time! que provocó la incertidumbre de las tropas aliadas. El puyo contra el tetrimino, la oronda gelatina contra los bloques cuadrados, los alemanes... ¿usando "armas" comunistas?. Tecnologías muy dispares pero que contaban con con un mismo objetivo: garantizar la victoria de quienes las usan y sumir en la derrota al menos hábil. Es la guerra, y aquí no hay miramientos, sólo uno puede quedar en pie.

Puyo Puyo Tetris PS4

Si bien el desenlace de este relato histórico es fantasía, bien podría haber sido fruto de algún escritor aficionado a los videojuegos con ganas de ironizar acerca de la llamada guerra de broma. También habría casado perfectamente con la historia de 'Puyo Puyo Tetris', ya que ocurre exactamente lo mismo, solo que cambiando el contexto bélico por uno escolar donde estudiantes reciben la visita de personajes de mundos de fantasía pop y medieval y acaban siendo teletransportados a una nave espacial.

- Hola qué tal, ¿vistes demasiado apretado? ¡Pues vamos a combatir!

- No te conozco de nada ni sé quién eres, pero te grito y te reto a un combate porque sí, porque si no estaría estudiando para un examen en uno de los sistemas educativos más duros de todo el planeta, fábrica de hikikomoris depresivos y causa de suicidio entre numerosos adolescentes.

Situaciones como estas son las que se dan continuamente en 'Puyo Puyo Tetris' mientras vamos superando niveles que nos van acomodando tanto a las técnicas de Puyo Puyo -también conocido como Puyo Pop- como a las del Tetris. Tampoco es nada que se aleje mucho de aquello a lo que nos tiene acostumbrado la franquicia de las bolas gelatinosas, pues al final la historia es un recurso planteado para presentar a los distintos personajes y verlos protagonizar situaciones de lo más extravagantes.

Puyo Puyo Tetris Switch

Hay que entender la historia como lo que es, un pasatiempo para amenizar el aprendizaje de dos juegos de puzles muy dispares entre sí y que se dan de la mano en esta entrega tan atípica. Pese a ser muy diferentes y existir grandes desventajas si se desconoce más un juego que otro, al final logran atraerse como los polos opuestos de un imán, ya que su finalidad es la misma: ir limpiando el panel de bloques o bolas e ir castigando al rival. En la práctica, este modo historia nos retará a completar desafíos que cada vez serán más exigentes, contando con un sistema de puntuación de un máximo de tres estrellas. Si queréis dominar o perfeccionar vuestras técnicas en Puyo Puyo o Tetris este será el último paso a dar, pues conviene pasarse antes por otros apartados y modos que ofrece el juego.

El "cole" de Puyo Puyo Tetris

El apartado Lessons será nuestra primera visita obligada. No mola ver vídeos o texto explicativo para aprender sobre un juego, pero estamos ante un juego de puzles, y si se quiere ir más allá de los conceptos básicos y comenzar el camino hacia el dominio de ambos sistemas resulta imperativo consultar vídeos y texto. La información disponible en el juego más que suficiente para comenzar a trabajar en ello, y pese a estar en inglés -no lo han traducido pese a su escasa cantidad de texto- los vídeos ayudan a que todo sea muy intuitivo. Estos vídeos se dividen en tres secciones: Puyo Puyo, Tetris y Fusion, siendo este último modo un cóctel divertido y caótico -sobre todo si compites contra otros jugadores- donde veremos caer puyos y tetriminos alocadamente sobre un solo panel. Cada sección se divide a su vez en los apartados principiante, usuario intermedio y experto, explicándose en la primera las nociones más básicas -que en Tetris hay que hacer líneas y en Puyo Puyo unir cuatro bolas del mismo color- y finalizando con la última, donde se aconsejan técnicas avanzadas, como los T Spin o Back to Back, que requieren de cierto dominio y además otorgan puntos extra en las partidas. Todo ello se explica de manera muy intuitiva, con una música muy divertida y unos puyos y tetriminos dibujados con tiza que amenizan toda esta teoría.

Puyo Puyo Tetris

De hecho, el aspecto colorido de la música y el apartado visual acompañan a todo el juego de manera muy acertada. Ver al clásico Tetris en un mundo tan vivo y con tanta personalidad no solo lo rejuvenece y le resta sobriedad, sino que lo hace mucho más cercano al público generalista. Del mismo modo que Nippon Animation rejuveneció a Heidi, la clásica novela infantil de Johanna Spyri, con una serie de animación, 'Puyo Puyo Tetris' logra con su música y aspecto pop que estos veteranos juegos de puzle se quiten el polvo de encima y puedan llegar a los más jóvenes sin perder absolutamente ni una de sus mecánicas, todo lo contrario, con los nuevos modos de juego la diversión es mucho mayor y más diversa, pudiéndose adaptar a los gustos de distintos perfiles de jugador.

Pero ¿está forzado el jugador clásico a tener que pasar por el modo historia y modos de juego alternativos? Para nada, puesto que antes de entrar al menú principal tenemos acceso a un menú que nos permite elegir los modos clásicos de Puyo Puyo y Tetris, así como el modo Fusion y jugarlos en pantallas algo más discretas.

Modos de juego para uno y hasta cuatro jugadores

Puyo Puyo Tetris multijugador

Y esto no es todo, porque entre modos multijugador y contra la CPU existen numerosos modos de juego adicionales que van desde el clásico Versus hasta el modo Big Bang -donde la velocidad y los reflejos lo son todos. Otros modos son: Party, en el cual aparecen objetos de manera aleatoria, Swap, un modo caóticamente diverido que cada cierto tiempo va alternando entre el panel de Puyo Puyo y de Tetris, y Challenge, donde nos tocará hacer frente a los distintos desafíos propuestos, algunos más complicados que los del modo historia.

Un servidor online para todo el mundo

Un juego claramente enfocado al multijugador competitivo como 'Puyo Puyo Tetris' no solo ofrece variedad de modos, sino que además permite que hasta cuatro jugadores puedan disfrutar en una sola pantalla -en el caso de Nintendo Switch, versión que analizamos, también se permite que cada uno de los jugadores juegue en su propia consola-. Por supuesto, el modo online también está presente, pudiendo unirnos a salas creadas por amigos, competir por alcanzar lo más alto en el modo Puzzle League, desafiar tranquilamente a otros adversarios en el modo Free Play e incluso ver partidas de los mejores jugadores del momento.

Si bien las partidas no cuentan con mucho lag tendremos opción de poner filtro para encontrar adversarios con la calidad de señal que indiquemos y evitar así sorpresas inesperadas. Ahora, el modo online no se libra de defectos, que son dos. Uno está en el servidor, que es único y el mismo que usan los japoneses desde hace tres años. Esto supone una clara desventaja para nosotros, que partimos en frío y con una base muy inferior. En ese sentido no habría estado de más haber contado con un servidor regional y dar la opción a los jugadores de elegir. El otro es que no se castiga al infractor que haga un ragequit cuando vea que va a perder, o al menos no se premia a la víctima de este tramposo, pues si se desconecta un rival se nos llevará de inmediato, y sin recompensa alguna, al menú de juego.

Puyo Puyo Tetris

Otras características y funciones más discretas, pero no por ello menores, las tenemos en la posibilidad de grabar ciertas partidas, que podremos ver para analizar nuestros fallos y apuntar de cara a pulirlos, o incluso revisar la técnica realizada por el rival para intentar imitarla. También iremos sumando puntos en cada modo de juego que nos servirán para canjearlos por iconos y voces. Por desgracia, SEGA no incluye las voces originales japonesas y tan solo contamos con voces principales y secundarias en inglés.

'Puyo Puyo Tetris' es una mina de diversión que se esfuerza por adaptarse tanto al público que juega de manera más relajada como a quienes buscan exprimir al máximo ambos juegos de puzles. Y este esfuerzo se ve recompensado, puesto que logra su cometido a la perfección gracias a los diversos modos de juego con los que contamos. También ofrece un modo multijugador local y online maduro y sólido, con muchas opciones para hasta cuatro jugadores. Su único defecto: no aprovechar la escasa cantidad de texto para haberlo traducido al castellano y que así los menos duchos con el idioma de Shakespeare puedan asimilar sin obstáculos el apartado Lessons, vital para llevar a la práctica nuevas ideas y técnicas avanzadas.

VERSIÓN ANALIZADA NINTENDO SWITCH

8,0

Lo mejor:

-Una fusión de juegos de puzles que sienta muy bien. -Gran variedad de modos de juego. -Se apuesta por el público generalista sin descuidar al jugador especializado. -Multijugador online y local completos, con muchas opciones.

Lo peor:

-El online cuenta con un solo servidor para todo el mundo: los japoneses parten con ventaja. -No se premia al usuario que gana una partida y ve cómo antes del recuento el rival se desconecta. -Tutoriales en inglés.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.