avatar

'Overcooked', locura culinaria multijugador perfecta para hermanos y rivales
1
COCINA

'Overcooked', locura culinaria multijugador perfecta para hermanos y rivales

Por Benjamín Rosa Fernández
PC XOne PS4
Categoría: Analisis
3 de Agosto 2016 | 08:54

Por una extraña razón, llamémosla "las desarrolladoras están empecinadas en colocarnos multijigadores online para dar la sensación de que sus juegos están vivos", el multijugador local en el mundo de los videojuegos está prácticamente en desuso. Antes era muy normal tener un segundo mando para jugar con tu hermano a 'Super Mario Bros. 3' aunque sea por turnos, en cooperativo en 'Contra', o uno contra uno como en 'Super Mario Kart'. Ya ni hablemos de los juegos de Nintendo 64, PlayStation y Gamecube que permitían juego local hasta a cuatro personas y nos parecía todo un avance.

Overcooked

Ahora mismo hay pocas razones por las que comprar un segundo mando, entre que no son precisamente baratos porque parece que necesitan sangre de unicornio para fabricarlos, y porque los juegos que se pueden jugar en multijugador local se pueden contar con los dedos de una mano si excluimos los de lucha. De casi la nada aparece 'Overcooked', un juego de cocinar pensado en el multijugador local como principal aliciente, y lo hace realmente bien con una presentación sencilla.

Hora de cocinar con tu mejor amigo o tu peor enemigo

Cuando digo que este juego hace especial hincapié en el multijugador, es tal que es casi imposible pasar siquiera las primeras fases en solitario al controlar a dos personajes con un único mando, y jugarlo con un amigo o hermano es la solución ideal. La principal locura de este título es que dos jugadores humanos pueden jugar a 'Overcooked' con un único mando, y eso es una buena de solventar el problema de la escasez de juegos en modo local, y la de no tener más de un mando en casa.

Overcooked

El funcionamiento es tan sencillo como que los jugadores se dividen el mando en dos (en mi caso, usando el de Xbox 360 porque tras todos estos años sigue siendo un mando genial), y cada uno controla su personaje con el stick de control izquierdo o derecho, y sus respectivos gatillos para las dos únicas acciones que se requieren: coger y soltar; y cortar los ingredientes. La mecánica básica es bien sencilla y solamente hay que seguir las sencillas recetas que nos mandan: sopas con tres ingredientes iguales o diferentes variaciones de la inmortal hamburguesa. Cogemos ingredientes, lo cortamos, lo pasamos por la olla o la sartén, lo ponemos en un plato, lo servimos y cuando nos devuelvan el plato lo debemos fregar a mano.

Es lo bastante sencillo en sus primeros niveles, pero esos no son más que los primeros pasos para el que será el segundo juego de cocinar más hardcore del mundo después de 'Cook, Serve, Delicious'. Ante la sencillez de cocinar que es muy lineal y repetitivo, están los niveles diseñados de forma que es imperativo que los dos jugadores se pongan de acuerdo en cuales son sus acciones y la cadena de cocina para no perder los platos.

Overcooked

Por poner un ejemplo sencillo, un nivel está dividido en dos secciones, la primera para sacar ingredientes, cocinar carne picada y lavar platos, mientras que la segunda tiene las tablas de cortar, platos y el mostrador para servir los platos y recoger los sucios. Lo único que conecta a estas dos zonas es una cinta transportadora circular, con lo que ambos jugadores van a tener que ponerse de acuerdo y comprender sus labores en tan sólo unos segundos para iniciar la cadena de preparación y no perder ni un plato. Parece una tontería escrito, pero a poco que jugamos unas pocas partidas, comprendemos cómo cambia totalmente cada nivel, todos ellos diseñados para tocar la moral a los jugadores y ponérselo complicado.

Hay quien podría decir que se trata de un diseño que lo hace difícil e injusto, pero en realidad es una magistral clase de diseño que gira en torno al multijugador, de forma que si bien siguen siendo dos jugadores con un mismo objetivo, cada uno tiene su rol y sus acciones según la zona en la que le toca cocinar si están separados. También hay niveles con una única zona, pero están expresamente dispuestos de manera que sí o sí, la compenetración entre dos jugadores tiene que ser casi total para intentar conseguir la máxima puntuación porque sino, se estorbarán entre sí.

Overcooked

Puede parecer que me estoy explayando mucho al contar esto, pero es que es con razón. Hace falta mucho talento para hacer algo que solamente requiere un stick y dos botones para convertirlo en un título cuyo multijugador es completamente intrínseco del juego desde el punto de vista del diseño. No sólo es fácil jugar, quitando que no sea del todo cómodo hacer largas sesiones en el modo "two players one controller", sino que dos jugadores perfectamente metidos en el juego pueden hacer auténticas maravillas jugando digno de un canal de streaming de videojuegos popular.

Funcional, sencillo, efectivo

en muchas ocasiones puede parecer contraproducente tener un estilo visual muy cartoon y reminioscente de anteriores generaciones, sobre todo cuando el pináculos es 'The Legend of Zelda: The Wind Waker', el cual aún no ha sido superado y lo único que han salido han sido imitadores. Pero aquí tiene mucho sentido usar colores vivos y diseños y formas simples, porque así nos ayudan a ver la posición de todos los objetos sin casi ningún tipo de problema. Hacer objetos más detallados y escenarios más llenos de objetos lo único que haría sería entorpecer la visión de un juego que pide ser visualmente sencillo, claro y rápido.

Overcooked

Pero no hay por qué verlo como algo malo, dado que así es muy fácil que un ordenador poco potente pueda moverlo sin problemas. Además, los desarrolladores han puesto su toque de humor en los diseños de personajes, de forma que tenemos un monstruo de espaguetti gigante (hacerlo volador sería un sacrilegio) como malo final, y un gato y un mapache en silla de ruedas como personajes controlables como vis cómica. Y no podemos esperar a que un español haga mods para poner de personajes a Alberto Chicote y Karlos Arguiñano.

Sobre la música y los efectos sonoros, poco hay que decir, más allá de que son lo suficientemente sencillos como para ambientar la situación, aunque recomiendo poner el sonido a bajo volumen y jugar sin cascos para que ambos jugadores puedan comunicarse sin problemas y cantarse los "oído"

Gran diversión multijugador y rápida

Al final de todo, nos encontramos con un título multijugador cuya receta se compone de un multijugador local muy adictivo, una jugabilidad sencilla y un diseño que sabe aprovechar al máximo la necesidad de jugar a dos. Este título no va a ganar muchos premios debido a su propia naturaleza multijugador local, pero es perfecto para poner a dos personas, ya sean hermanos que se quieren o dos personas que se odian, y jugar juntos en un juego que pone a prueba su capacidad de cooperación.

Overcooked

Visto así, estamos ante uno de los juegos multijugador del año y que vaticinamos que tendrá una fuerte aceptación entre canales de Gameplay hechos entre más de una persona y youtubers que quieran hacer colaboraciones, porque ver a dos personas jugar a 'Overcooked' con un sólo mando es igualmente divertido. Pero como todo en esta vida tiene fallos, hay que recordar su fuerte enfoque en el mutlijugador hace que en solitario sea simplemente un juego tedioso y sin mucho que sacar de él. Fuera de eso, 'Overcooked' es uno de esos títulos que pueden sacar numerosas risas y mala leche de un grupo de amigos con ganas de pasarlo bien.

7,5

Lo mejor:

Sencillo pero con lugar a muchos momentos divertidos. Jugar con otra persona perfectamente compenetrados. El diseño de niveles que hace que todos sean únicos y muy divertidos.

Lo peor:

Muy basado en el multijugador, tanto que no se puede pasar en solitario y no hay online. No tener a nadie con quien jugar, en tal caso, pilla una pizza de microondas y cena mientras haces maratón de Netflix.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.