avatar

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria
POR TODO LO ALTO

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria

Por Sergio Castaño
X360 RETRO
Categoría: Analisis
27 de Febrero 2013 | 17:14

Muchos le auguraban a 'Metal Gear Rising: Revengeance' un futuro negro. Para empezar, el genio japonés Hideo Kojima se alejó del desarrollo del producto, para seguir, el sigilo fue sustituido por frenetismo y violencia, y para terminar, se anunció que el protagonista del juego sería el denostado Raiden, un personaje que tuvo gran protagonismo en 'Metal Gear Solid 2' y que gustó poco o nada a la mayoría de los jugadores.

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria

Con este panorama, lo normal era que el juego recibiese malas críticas muy fácilmente. Pero Platinum Games ha cumplido, con un juego que, siendo en lo jugable todo lo contrario a los títulos anteriores, es en cuanto a calidad una obra al nivel de la saga cuyo nombre toma.

Mucha acción y poco sigilo

Este juego no engaña a nadie. De aquello de "Tactical Espionage Action", nada de nada. Es un Hack 'n' Slash en toda regla. Y de Solid Snake, ni rastro. Por ello lo de Solid ha desaparecido del título, así como la numeración tradicional. Aquí encarnamos a Raiden, personaje que ya fue coprotagonista en la segunda entrega y que ahora es protagonista en solitario. Después de que nada más empezar el juego le amputen violentamente un brazo y parte de la cara, se paseará por ahí blandiendo su katana convertido en un cyborg humanoide.

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria

El juego es absolutamente frenético; no tendremos ni un solo momento de descanso. En este sentido, si a algo se parece este juego es más, por su ambientación y desarrollo, a aquel otro juego de Platinum Games, 'Vanquish', solo que con espadas en vez de rifles. Lo cierto es que lo del frenetismo es lo que mejor se les da a Platinum. Solo cabe recordar, aparte del mencionado 'Vanquish', otro título, 'Bayonetta'. Y con cada juego mejoran. En este caso, además, añaden un guión, que, sin ser comparable al de otros 'Metal Gear', sí que está muy por encima de otros Hack 'n' Slash. Y más o menos lo mismo se puede decir de los jefes finales: por debajo en carisma de los de otros 'Metal Gear', pero muy por encima de otros títulos del género.

Modo historia

Entrando en lo que el juego ofrece, solo una palabra: acción. El modo principal (y casi único) es la historia, donde se nos instará a ir eliminando sucesivamente enemigos cada vez más fuertes y más puñeteros, hasta llegar al jefe final de cada nivel. Y si llegar hasta ellos es difícil, eliminarles es toda una prueba a nuestra habilidad. Todo ello aderezado con escenas de video donde iremos conociendo el desarrollo del argumento, que sin ser brillantísimo, alcanza cotas aceptables.

Además, ciertas fases del juego podremos superarlas en sigilo, sin entrar en combate abierto. No obstante, cada vez que se presente esta opción, optar por el cuerpo a cuerpo significa una muerte casi segura, así que en realidad el sigilo, cuando es posible, es más una obligación que una alternativa.

Misiones VR

Aparte de este modo, el juego presenta las Misiones VR, que se irán desbloqueando según las encontremos en los escenarios del modo historia. Estas misiones no aportan nada al argumento, siendo simplemente retos a nuestras capacidades como jugadores.

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria

Lo cierto es que el juego muy largo no es; no obstante, presenta cierto sabor añejo, el que tenían aquellos juegos de los noventa que podías terminarte en media hora si eras un crack pero que te duraban siglos si eras un jugador de la clase media. 'Metal Gear Rising' es lo mismo. Y es que en el título, y especialmente en los combates contra los jefes, nos matarán. Una vez. Y otra. Y otra. Y cuando quieras darte cuenta, habrás perdido una hora entre muerte y muerte. Y al mismo tiempo, poco a poco, irás aprendiendo las rutinas de ataque de los enemigos hasta que puedas hacer un combate perfecto. La máxima es: si quieres avanzar, tienes que merecerlo. El juego no nos dará tregua, ya en el primer nivel tendremos que enfrentarnos a un metal gear y destrozarlo a espadazos. Imaginad lo que viene después.

Gráficos y sonido

En el apartado técnico, el juego raya a un nivel altísimo, especialmente en el caso de los gráficos, que corren de continuo a 60 fps, incluso cuando haya multitud de elementos móviles en pantalla. El nivel de detalle es muy alto, con personajes bien definidos, así como los escenarios, si bien estos últimos quizá esté un poco vacios. Eso sí, prácticamente todo se puede cortar, ofreciendo un gran nivel de interactividad.

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria

En el aspecto sonoro, el juego trae voces en inglés con subtítulos en castellano. Las voces están a un nivel suficiente, pudiendo reconocer a cada personaje. Por otro lado, los efectos sonoros también están a la altura, acompañando perfectamente todas nuestras acciones.

Jugabilidad

En el aspecto jugable, hay dos botones para la acción, uno de ataque fuerte y otro de ataque débil, aparte de un botón para la carrera ninja, y otro para entrar en el modo katana, en el cual la cámara se situará detrás de nuestro personaje y el tiempo se ralentizará, permitiéndonos cortar con precisión quirúrgica a nuestros rivales. Aparte, podremos usar armas secundarias, como granadas o lanzacohetes, si bien hay que tener cuidado, pues hasta que podamos estar en disposición de usarlas los enemigos nos seguirán dando brea. Además, durante el juego podremos ir desbloqueando nuevos combos, usando el dinero que iremos recogiendo, y que también servirá para comprar mejoras de salud o daño.

'Metal Gear Rising: Revengeance', una vuelta de tuerca arcade a una saga legendaria

Raiden siempre responde adecuadamente a nuestras órdenes; no puede decirse lo mismo de la cámara, que ocasionalmente será demasiado lenta y hará que nos sacudan al no saber donde están los enemigos. Por otro lado, se echa en falta un botón de esquivar, aparte de usar la carrera ninja para corretear por el escenario. Por otro lado, cuando nos maten, que será continuamente, no se lo podremos achacar a fallos jugables.

Conclusiones

'Metal Gear Rising: Revengeance', es un juego enorme, realmente bueno, y al que conviene acercarse sin prejuicios. El trabajo de Platinum, sin ser perfecto, tiene un altísimo nivel, ofreciendo un título de acción sin descanso, que exigirá dar lo mejor de sí mismo a cada jugador para llegar al final. Algunos lo denostarán por ser una traición al espíritu de la saga, otros por tener de protagonista a Raiden, y otros por permitirnos cortar un helicóptero en 400 pedazos con una simple katana. Pero tanto a nivel técnico como jugable, algo menos a nivel argumental, el juego es espectacular. Aunque la frase es de otro juego y de otro personaje, solo cabe decir: Raiden Wins. Flawless Victory

9,0

Lo mejor:

Espectacular a todos los niveles. Ofrece acción a raudales sin un instante de descanso. Redime a un personaje denostado, dotándole de un carisma y personalidad propios.

Lo peor:

No gustará a los fans del "Tactical Espionage Action". Algunos problemas con la cámara. Podría ser más largo.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.