avatar

Crítica de 'La Zona': una serie española de élite
1
EXCLUSIÓN

Crítica de 'La Zona': una serie española de élite

Categoría: Analisis
31 de Octubre 2017 | 22:09

'La Zona' es una serie española dirigida por Jorge Sánchez-Cabezudo y cread por el mismo y su hermano Alberto, que se ha estrenado en Movistar +, plataforma encargada de su producción. Estamos ante una de las producciones nacionales de mayor ambición, con una ambientación lograda hasta el extremo y con una riqueza de entornos, personajes y reparto que sin duda marca un hito en las series de ficción del ámbito español. Un show televisivo caracterizado por un ritmo pausado pero enervante, un apartado sonoro excelso y que transmite una "lugubrez" pocas veces vista en una serie televisiva.

La Zona captura bosque

En tierras asturianas, un accidente en una central nuclear (del que tampoco se dan excesivos datos en el primer episodio) provoca una zona de radiación - exclusión en el argot de la serie -, todo un territorio abandonado dentro del que encontramos ciudades, zonas rurales... Una sucesión de entornos que se han preocupado de reflejar de la forma más desgarradora y vacía posible. Como resultado, hay miles de muertos; los cercanos a los difuntos han enfermado por contagio de las emisiones (de hecho, se deja entrever que varios de los protagonistas sufren los efectos), y pasado un tiempo, esto da lugar a un peligroso tráfico de materiales entre la zona apartada, que tratan de mantener a raya las fuerzas de seguridad.

Un país en recuperación

Captura 1 La Zona

Lentamente, los territorios aledaños empiezan a ser re-ocupados por parte de algunos segmentos de la población que se niegan a abandonar sus propiedades. Esto requiere de un seguimiento por parte de las fuerzas de seguridad, transformadas de manera forzada en expertos medidores de los niveles de radiación. A su vez, y profundizando fortísimamente en los sentimientos de la comunidad, varios grupos de ciudadanos se organizan, quejándose de no haber sido informados de todo lo ocurrido y de lo difícil que les resulta conseguir siquiera las ayudas del gobierno. En mitad de este entorno se encuentra Héctor Uría, uno de los primeros agentes enviados tras el accidente nuclear y el único que ha escapado de la muerte. Pero rápidamente, la trama se complica; todo se retuerce en una oscura muestra de cómo los efectos podrían haber dado lugar a más horrores de los que cabía esperar.

Canibalismo...

La Zona captura 2

Y es que el descubrimiento de una joven superviviente trae consigo el hallazgo de un cadáver colgado boca abajo. Esteban, el tio de la chica, ha sido asesinado, pero todo se vuelve más oscuro al descubrirse que el cadáver no sólo ha sido mordido por los lobos que se han adueñado de la zona abandonada, sino que parte de la carne ha sido mordida por una mandíbula humana. En este entorno, el actor Salva Reina se mete en el tenebroso papel de un desviado mental, tal vez afectado por la radiación, tal vez un loco a raíz de lo vivido, que en una inestable actitud, se aparece a un campesino (interpretado de manera excelente por Juan Echanove). Este le ofrece su hogar, donde no tardará en perder el control.

Como vemos, la trama se divide en diversas ramificaciones paralelas, siendo la "central" la del policía Héctor Uría, que es ajeno a ciertas tramas que se desarrollan en la sombra con algunos de sus propios compañeros, icluyendo la corrupción policial y el tráfico de material. Eso si, todas comparten ciertos aspectos que funcionan a su vez como firma de los diversos autores. Por un lado tenemos el ritmo, que es pausado hasta sus últimas consecuencias. Paso a paso, la trama va desgranando algo de información, mientras se mezclan ciertos recurdos de Uría, cuyo hijo se manifestó de manera activa contra la central nuclear. No cabe duda de que la pérdida del mismo lo ha marcado de por vida, lo que le obliga a medicarse. Y ninguno de estos acontecimientos se relata de manera atropellada.

La Zona captura 3

Largos planos que aprovechan los frondosos ambientes exteriores, las calles abandonadas y los interiores oscuros para traducirse en una de las mejores producciones a nivel audiovisual. Las cámaras usan interesantes planos fijos y ofrecen, en según qué situaciones, un "PPP" (primerísimo primer plano) de los personajes, todo buscando resaltar la humanidad, la cercanía y el dolor, que son las grandes bazas de la serie. No queda atrás la banda sonora, que en gran medida es ambiental y que acompaña cada escena provocando la sensación de desamparo, de horror y de muerte que rodea a los acontecimientos. Una forma muy util para mostrar el desasosiego que rodea al horrible acontecimiento acaecido, junto con sus consecuencias.

Conclusiones

Muy lejos de otras producciones de éxito de factura patria como 'El Tiempo entre Costuras', en este caso 'La Zona' funciona como una serie que roza lo cinematográfico sin prescindir del análisis psicológico que aportan las escenas pesadas, los planos largos y los diálogos íntimos. Un compendio de recuerdos dolorosos, miedo, protesta y ansiedad que usan la oscuridad, la ambigüedad argumental de cada una de las tramas que se desarrollan y el uso de un toque "gore" para alcanzar al espectador en el plano más sentimental; notamos una atmósfera plomiza se cierne sobre todo lo presente.

Así pues, los cielos siempre están nublados, los colores apagados. Parte de la trama tiene lugar en entornos nocturnos, dándonos la sensación de que los personajes sufren con los acontecimientos mientras se muestran "trasnochados"; casi un alarde de acercamiento al atemporal ambiente que rodea a 'House of Cards', pero eliminando la trama política en pro de una tenebrosa y mórbida escenificación de los efectos de un desastre que afecta a la población tanto de manera personal como física. Un arranque intenso para la nueva serie de los hermanos Sánchez-Cabezudo y que no dejará indiferente al espectador en ningún sentido. Estaremos muy atentos a cómo continúa y a si mantiene este nivel de excelencia al que apunta.

8,0

Lo mejor:

- Excepcional ambientación.

- Trama que se separa de otras producciones españolas.

Lo peor:

- El ritmo pausado puede no gustar a todos.

- Necesitamos ver mucho más para comprender la situación.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.