avatar

'Killzone Mercenary', cuando la guerra se vuelve portátil
TODO POR DINERO

'Killzone Mercenary', cuando la guerra se vuelve portátil

Por Nacho Requena
PSV
Categoría: Analisis
26 de Septiembre 2013 | 20:00

'Killzone Mercenary' es lo que necesita PS Vita. Los jugadores nos quejamos diariamente de que la portátil de Sony "está muerta". Y no nos falta razón: los títulos que han salido hasta la fecha no han demostrado el auténtico potencial de la consola; amén de que han sido un refrito de ports de PS3 que, a su vez, eran remasterizaciones de juegos de PS2. Pero la dinámica, por fin, ha cambiado: 'Killzone Mercenary' es una razón de peso para comprarse una PS Vita.

'Killzone Mercenary', cuando la guerra se vuelve portátil

Continúa la lucha Helghast

La saga 'Killzone' nunca se ha caracterizado por contar con un argumento de peso; y a sus cuatro ediciones anteriores nos remitimos. La lucha "humanos contra helghasts" ha sido la tónica a seguir durante todas, con ciertos giros de guión que no suponían una verdadera sorpresa. Por tanto, y en líneas generales, la trama siempre era bastante floja e, incluso, contaba con arcos argumentales sin cerrar o mal explicados, como fue el caso de 'Killzone 3'.

En 'Killzone Mercenary' no esperéis lo contrario, aunque al menos se varía el tema principal. Los humanos siguen luchando contra los helghasts, correcto, pero a tu personaje eso le da igual. Encarnas a un mercenario que puede aceptar tanto misiones para uno como para otros. Bajo este prisma se desarrolla un argumento (no voy a decir nada sobre él) que, aunque vuelve a flojear, al menos esquiva la concepción maniquea del bien contra el mal, ya que a tu personaje sólo le importa la pasta. No obstante, cumple y entretiene durante sus cinco o seis horas de duración (relativamente corto, sinceramente).

'Killzone Mercenary', cuando la guerra se vuelve portátil

Exceptuando el párrafo anterior, poco más hay para cargar contra el juego: el resto es una auténtica maravilla. Es la razón para comprarse una PS Vita, así de simple. Gráficos que explotan el potencial de la portátil a lo máximo hasta la actualidad (ojo, recalcamos, hasta el momento); un apartado sonoro que casa a las mil maravillas con lo que se ve en pantalla; y una jugabilidad que tira por la borda el refrán de "no es posible hacer un buen FPS en portátiles": resulta que no sólo se puede hacer, sino que, además, es viable bordar el sobresaliente.

El control es intuitivo, dinámico y mantiene los estándares de la saga. Los sticks funcionan de manera acorde a nuestros movimientos (en nuestro caso personal, cambiamos en las opciones la sensibilización), y no hay complicaciones a la hora del apuntado. Sin embargo, hay que "criticar" dos aspectos: el primero de ellos es el parapetado tras los objetos del escenario, que no encaja todo lo bien que a uno gustaría; y el segundo es la necesidad imperiosa de meter funciones táctiles (en este caso para el combate cuerpo a cuerpo, al igual que 'Uncharted') que desde Sony se impone a la hora de desarrollar para PS Vita.

'Killzone Mercenary', cuando la guerra se vuelve portátil

No obstante, estos dos pequeños "contras" anteriores no empañan la auténtica realidad de 'Killzone Mercenary', que no es otra que ofrece una jugabilidad adictiva y sin parangón: el mejor FPS que se ha creado hasta la fecha en una consola portátil. Además, una vez concluida la campaña siempre queda el modo multijugador, que respeta los estándares tradicionales del género con una variopinta selección de modos de juego. Lo clásico, si se hace bien, es bueno.

Y por otro lado resta, tal como hemos dicho, el apartado gráfico y sonoro: soberbio ambos. Los escenarios están fantásticamente recreados, igual que los personajes. Las texturas no desentonan y el modelado de los enemigos, tanto aliados como no, son los característicos de la saga, desde las tropas de asalto hasta los francotiradores (con una gran recreación). No sabemos cuál es el techo gráfico de PS Vita, pero no debe estar muy lejos de lo conseguido por Guerrilla Games: el juego no tiene nada que envidiarle a sus hermanos mayores de PS3.

'Killzone Mercenary', cuando la guerra se vuelve portátil

De igual manera, hay que dar otra palmadita en la espalda por el registro sonoro. Como viene siendo habitual ya en 'Killzone', el título de PS Vita trae un doblaje al castellano muy notable, e incorpora algunas voces conocidas dentro de la franquicia. Asimismo los efectos de las armas os serán familiares si sois jugadores habituales de la saga. Poca punta que sacar en este apartado en particular.

'Killzone Mercenary' es una apuesta segura en PS Vita. Un título robusto y sin altibajos, que cumple de manera notable en todas las parcelas que presenta y que no deja sombras algunas. Si la consola de Sony tuviese más productos de esta índole, no estaría diariamente en el candelero sobre su cacareado catálogo de juegos. Es sencillo: los jugadores sólo buscamos calidad y profesionalidad en lo que se nos vende, y en 'Killzone Mercenary' se nota bien la mano de ambas.

8,2

Lo mejor:

El mejor FPS que vas a jugar hasta la fecha en una consola portátil. Control fluido y con un excelso apartado gráfico y sonoro.

Lo peor:

Campaña corta e insípida a la larga. Algunos problemas en el sistema de parapetado y los controles táctiles, pero nada graves.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.