avatar

RETRO 'International Track & Field 2', un machacabotones encantador
OLIMPIADAS

RETRO 'International Track & Field 2', un machacabotones encantador

Por Nacho Requena
PS3
Categoría: Analisis
29 de Julio 2012 | 21:54

29 años. Esa edad tiene la franquicia 'Track & Field' de Konami, uno de los mejores simuladores de los Juegos Olímpicos. Cuando en 1983 la compañía nipona desarrolló la primera entrega, pocos esperaban que llegase a tener tal repercusión. Sin embargo, la sencillez a la hora de jugar lo catapultó al éxito absoluto. Y ahora, aprovechando que el viernes empezaron los Juegos Olímpicos de Londres 2012, recuperamos 'International Track & Field 2', el título de PSX y, posiblemente, uno de los mejores de la saga.

track field 2

Button Bashing

Machacabotones. Los anglosajones lo conocen como "button bashing', pero para nosotros siempre ha sido, de toda la vida, un machacabotones. 'Track & Field 2' cumple a la perfección con esa definición: golpear el mando con una velocidad endiablada es la principal misión a cumplir. Eso sí, con cierto orden y, por qué no, con un poco de maña.

La franquicia siempre marcó un punto de ruta para los futuros videojuegos basados en los Juegos Olímpicos con este estilo. De hecho, es difícil no encontrar uno que esté basado en esta fórmula del machacabotones, que es simple a la par que efectiva. En el caso del título de PSX, Konami elevó hasta casi la perfección la ejecución de todos y cada uno de los deportes que aparecían. ¿Qué se siente al lanzar una jabalina?, ¿y correr los 100 metros lisos?, ¿y saltar el potro? Todas las respuestas estaban aglutinadas en un CD que contenía horas y horas de diversión y entretenimiento.

track field 2

El juego contenía 12 pruebas de índole muy diversa, y todas y cada una con su particular sistema de movimiento. Por ejemplo, las carreras de 100 metros lisos exigían una gran carga física por la espectacularidad requerida (pulsar unos botones lo más rápido posible); en cambio, luego había otras competiciones como los 50 metros de natación o las carreras de canoa que necesitaban de una asombrosa coordinación (amén del salto de trampolín, que seguía la tónica). Saber manejar todos los estilos era muy difícil y podía llevar muchísimas horas, sobre todo en los niveles de dificultad más elevados.

Disputar las partidas contra la IA no estaba mal, ya que era bastante completa y nada fácil de ganar. Sin embargo, el verdadero punto fuerte de 'Track & Field 2' recaía en la "lucha" contra los amigos. Tirados en el suelo o sobre una mesa aporreando el mando; las caras rojas y con goterones de sudor bajando por las mejillas; la frustración al saber que habímos perdido por unas milésimas… Todo formaba parte de un entramado que Konami supo congeniar a las mil maravillas. El pique era constante e inacabable, bien por la diversidad de pruebas existentes o porque el que perdía siempre quería la revancha, lógicamente.

track field 2

Un acabado atlético

Pero no sólo el apartado jugable era realmente bueno, sino que sus gráficos estaban también a un nivel alto para la media exhibida en este género. Konami tiró la casa por la ventana y realizó sesiones de Motion Capture con deportistas profesionales para captar la esencia (valga la cacofonía) de cada deporte. Además, el participante virtual se movía con cuidado y esmero, gracias, en gran medida, al extinto motor gráfico que le prestó Winning Eleven (PES para los novatos) para la ocasión.

Más allá de los personajes, el escenario también estaba fielmente recreado, con elementos en pantalla y sin la sensación de estar vacíos. De igual manera, los principales rasgos de cada modalidad estaban bien logrados, véase la arena en los saltos de longitud, el agua en natación o el césped en tiro con jabalina (por poner algunos ejemplos).

track field 2

El apartado sonoro sí se podía llevar algún que otro "cate", principalmente en la banda sonora. Corta, escasa y sin una gran presencia. Exceptuando el menú principal, el resto de melodías eran flojas y sin carisma. El otro punto totalmente antagónico lo representaban los efectos sonoros: todos los "clicks" derivados de cada prueba estaban recogidos, y hasta el público guardaba su pequeña importancia al mantenerse callado o animar antes de efectuar un salto (por ejemplo).

'International Track & Field 2' ha sido uno de los mejores videojuegos basados en los Juegos Olímpicos. Aunque no contaba con la licencia oficial, la compañía japonesa superó este lastre con el arma más favorable posible: ofreciendo una jugabilidad rápida, genuina y no vista hasta la fecha. Y ojo, si tenéis intención de jugarlo que sea mejor con amigos: es una experiencia más divertida que mucho de los juegos "sociales" actuales.

8,5

Lo mejor:

Fresco y dinámico. Buenos gráficos para la fecha. Jugar contra otros era realmente divertido.

Lo peor:

Se echan en falta algunas pruebas importantes como judo o tiro con arco. Que el estilo de juego (machacar botones) te aburra.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.