avatar

ÚLTMA HORA Alerta yihadista: detenido el radical islamista que ha puesto en alerta a Barcelona
Análisis de 'Horizon Chase Turbo' para Nintendo Switch; 'Out Run' a la brasileña
CLÁSICO VITAMINADO

Análisis de 'Horizon Chase Turbo' para Nintendo Switch; 'Out Run' a la brasileña

SWITCH
Categoría: Analisis
4 de Diciembre 2018 | 11:00

Si hay un estudio actual que puede identificarse con esa figura del creativo que crece laboralmente aceptando encargos y haciendo lo que sea necesario para algún día poder tener los recursos suficientes para crear una obra que sea realmente propia, sin duda ese es Aquiris Game Studio.

Horizon Chase Turbo

Los brasileños llevan más de una década trabajando en juegos publicitarios para marcas como Cartoon Network y DreamWorks tras la fundación del estudio de la mano de tres únicas personas: Amilton Diesel, Mauricio Longoni e Israel Mendes. Tras años de encargos el estudio consiguió renombre y recursos para crecer lo suficiente y elaborar reconocidos títulos actuales como 'Ballistic Overkill' y 'Horizon Chase', siendo esta última licencia la que recibe ahora su mejor versión en Nintendo Switch con más contenidos de nunca y con un buen número de horas que harán sumamente felices a los nostálgicos de obras como 'Out Run'.

'Horizon Chase Turbo' no intenta en ningún momento esconder su inspiración en los clásicos de velocidad arcade de los 80/90 como 'Out Run', 'Lotus Turbo Challenge' y 'Top Gear', de hecho uno de sus principales puntos de venta es contar con una banda sonora original creada por Barry Leitch, quien compuso los temas de los dos últimos de los tres juegos mencionados. Un movimiento que bien sirve para justificar la adquisición del título, porque no existe tema malo en esta experiencia.

Estamos ante un juego de velocidad puramente arcade, tanto que es de esos en los que los vehículos toman las curvas de los trazados de forma automática delegando en nosotros únicamente el grado de curvatura que queremos darle a los neumáticos en función del vehículo que estemos conduciendo y el grado de la curva. No significa esto que el juego vaya sobre raíles y debamos limitarnos a disfrutar del paisaje. Por cómo está diseñada la conducción en este tipo de títulos se asemejan casi más a videojuegos rítmicos en los que los reflejos lo son todo que a obras de conducción tal y como las concebimos hoy en día.

Horizon Chase Turbo

En las dificultades más altas de sus múltiples modos de juego los trazados cuentan con curvas muy cerradas seguidas de otras en direcciones opuestas, los vehículos más rápidos nos servirán para adelantar con facilidad a la IA y superar los tiempos de otros jugadores, pero su control por momentos hace que nos acordemos de propuestas como el endiablado 'Thumper', ya que no solo entrarán en juego unos reflejos diabólicos cada vez que descubramos un nuevo trazado, también deberemos memorizarlo a base de fracasar en numerosos intentos para intentar no salirnos nunca de la carretera.

Par que no se limite todo a recordar los circuitos y ejecutar los movimientos de forma mecánica tenemos a no pocos coches controlados por la IA en la mayoría de modos de juego. Esto sirve para que no dejemos descansar los ojos y tengamos que evitar a los vehículos que nos harán rebotar hacía atrás o salirnos de la pista si chocamos contra ellos a altas velocidades. De este modo y mediante dos elementos básicos -la presencia de la IA y los múltiples circuitos- 'Horizon Chase Turbo' consigue erigirse como una propuesta con un sinfín de horas de diversión para los más acérrimos a este tipo de arcade.

Horizon Chase Turbo

Pero hay más. Mucho más, de hecho. Entre en juego el sistema de progresión mediante el cual deberemos desbloquear los más de 30 vehículos con diseños y estadísticas diversas y las mejoras que podremos instalarles. Todo esto se basa en la consecución de puntos que se obtienen quedando en posiciones altas o ganando carreras, así como recopilando una serie de fichas coleccionables repartidas por todos los circuitos.

En este punto se torna necesario hablar de los diversos modos de juego. El principal es el Tour Mundial que nos lleva a decenas de escenarios inspirados en regiones de países reales como Chile, Brasil, Grecia, Estados Unidos y así hasta más de una decena de ellos. En cada país deberemos recorrer varios circuitos diferentes intentando quedar los primeros y al mismo tiempo coger todas las fichas, colocadas todas ellas de forma que debamos recordar su posición para en cada vuelta intentar coger el máximo posible. Solo quedando primeros y recolectando todas las fichas de un circuito en una misma carrera podremos completar el 100% de este modo de juego. Resulta realmente satisfactorio progresar con estas mecánicas por los cómodo y agradable que es el juego incluso cuando repites una carrera por quinta vez. Ayuda que la duración de las mismas no supere la media docena de minutos por lo general.

Conocer las capacidades y la sensación que transmite cada vehículo a la hora de conducirlo, así como las zonas de peligro de cada circuito se volverá vital si pretendemos dominar el juego por completo. Una vez superados todos los desafíos que la IA nos ofrece llega la hora de que empiece la competición arcade más pura con unos marcadores que nos permiten medir nuestros tiempos con los de otros jugadores y nuestra lista de amigos. Lo que dota de un interés adicional a esta vertiente del juego es el nuevo modo Zona de juegos que no estaba disponible en el título original y que ha llegado a Nintendo Switch y Xbox One antes que al resto de plataformas. Se trata de varios circuitos con reglas especiales como efectos espejo, condiciones climáticas adversas y dificultades variadas en los que jugadores de todo el mundo intentan alcanzar el primer puesto antes de que sean sustituidos por nuevas pruebas. Muy en la línea de los desafíos temporales de 'OlliOlli' y 'Race the Sun'.

Horizon Chase Turbo

La presencia de marcadores y el modo Zona de juegos podría suplir casi por completo la necesidad de un apartado multijugador, bien local o bien en línea, pero lo cierto es que la única pega que he sido capaz de encontrar a este sobresaliente 'Horizon Chase Turbo' es la necesidad de un modo multijugador que permita disfrutarlo con otros en casa o fuera de ella, convirtiéndolo de esta forma en un juego perfecto que siempre debería estar instalado en tu Nintendo Switch.

No me gustaría dejar de destacar la presencia de una banda sonora increíble firmada por Barry Leitch, quien no parece haber perdido un ápice de su toque (todo lo contrario) y un apartado artístico que tira de "low poly" para conseguir mostrar escenarios realmente bonitos y con el nivel de detalle justo para funcionar con una fluidez asombrosa en los modos portátil y sobremesa de Nintendo Switch, algo que se torna esencial en un juego que se mueve a una velocidad tan endiablada como lo hace este.

Conclusión

Aún con la gran carencia que puede suponer para algunos el multijugador, 'Horizon Chase Turbo' se me antoja el juego de conducción que necesitas en Nintendo Switch a poco que te guste el género y tengas ya más que quemado 'Mario Kart 8 Deluxe'. Consigue ofrecer una cantidad de contenidos abrumadora, muchas horas de juego gracias a una rejugabilidad muy amplia y unas sensaciones de conducción realmente pulidas. Ponen la guinda en el pastel una banda sonora extraordinaria y un apartado visual que usa la técnica de bajo poligonaje y un apartado artístico único para hacerse con una identidad propia que bien lo distancia de cualquier otra cosa que podamos encontrar en el catálogo actual.

9,5

Lo mejor:

- No esconde sus referentes y los potencia con soltura.

- Repleto de contenidos.

- Altamente rejugable y desafiante.

- El modo Zona de juego lo hace casi infinito...

Lo peor:

- ...aunque no nos hace olvidar la falta de multijugador.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.