avatar

Análisis de 'Gran Turismo Sport': cuando el respeto lo es todo
2
VELOCIDAD CON CONEXIÓN

Análisis de 'Gran Turismo Sport': cuando el respeto lo es todo

PS4
Categoría: Analisis
31 de Octubre 2017 | 19:17

En ocasiones los cambios son buenos. En otras, útiles. Encarar una primera partida de lo último de Polyphony puede ser un desafío para todo jugador habituado a la saga 'Gran Turismo', pues el cambio que vamos a ver puede chocar y sorprender, no sabemos cual de los dos más. Analizamos 'Gran Turismo Sport', un título de velocidad que llega para hacerse con el podium del género,

en un ambiente en el que la industria se ha visto invadida por potentes sagas como 'Forza' o 'Project CARS'.

Dado que encaramos el análisis de un juego en el que habrá opiniones divididas y un interesante (que no despectivo) tira y afloja en lo que aporta y lo que no, vamos a permitirnos el lujo de dejar claro que este 'Gran Turismo Sport' es, por encima de toda valoración, uno de los mejores juegos de velocidad del año, y probablemente de lo mejor en un buen puñado de ellos en la consola de sobremesa de Sony (porque como era de esperar, es un exclusivo para PS4). Sí que es, no obstante, un giro de tuerca que sorprende dentro de una saga que, hasta la fecha, no había dudado en apostar por un modo para un jugador sólido, estilo campaña, en el que nuestro principal rival era la IA. Lo lógico (para la comunidad) habría sido continuar por este camino, aunque añadiendo una obvia adhesión al estilo online competitivo que tan buen resultado está dando, con desafíos, partidas online y modos personalizados.

GT Sport captura 1

Lo cierto es que todo esto, lo tiene. Todo... salvo el modo "campaña para un jugador". No estamos diciendo que 'Gran Turismo Sport' no tenga modos offline, que los tiene, pero estos son un mero "acompañamiento" de la columna vertebral del primer producto de la saga que vuelca sus esfuerzos en sumarse al profundo y exitoso mundo de los e-Sports. Es por ello que la única competición "real" es la que se desarrolla online (vamos con lo primero: vamos a necesitar de PlayStation Plus para aprovechar el juego), quedando el modo sin conexión más enfocado al aprendizaje y la práctica. También es posible, sin tener la consola enchufada a Internet, conseguir acceso a una enorme cantidad de vehículos y a una dosis de información que hace que nos sorprendamos por la perfección y el gusto por el detalle que se ha puesto en que esta sea una entrega seria y técnica. La palabra seria se va a repetir mucho en adelante en este mismo artículo.

Esto es un deporte (electrónico)

Está claro que el respeto es muy importante para los desarrolladores de un título que trata de arraigar dentro del panorama de los e-Sports. Es por ello que 'Gran Turismo Sport' tiene un - a veces exagerado - componente aleccionador y aire de tutorial sobre comportamiento continuo. Nos sorprende en grandísima medida que uno de los requerimientos para iniciar nuestra carrera online sea tragarnos unos vídeos que no son sino ventanas que provienen de Youtube. Seamos sinceros: queda cogido con pinzas. Pero lo más extraño no es ya esto, sino que son guías de comportamiento. Sí, el juego nos avisa de que debemos ser "buenos", educados, respetar posiciones en las curvas, comportarnos de manera ética en el juego para que el resultado sea divertido para todos los participantes. Además, nos va a encasillar, y nos va a hacer enfrentarnos a personas cuyo estilo de juego sea similar al nuestro. Aceptado eso, vemos que hay dos registros: el de los usuarios más "despreocupados" y el de los auténticos profesionales: esos que se rinden ente el desafío, conectan un volante y disfrutan de una conducción ceremoniosa, mientras se clasifican.

¿Qué clase de corredor eres?

Captura atardecer GT Sport

Hay seis clasificaciones principales (La mayor la S, la más baja la E), y nuestros rivales, con el paso de las partidas serán de nuestro mismo estilo. Y nos guste o no, esto funciona muy bien; lo suficiente para que llegados a un punto, nos las veamos con los jugadores que más se nos parecen. Esto evitará mucho chirriar de dientes en los niveles más altos de las carreras. Así que no nos quejamos. Es lo que el juego denomina "Clasificación de deportividad". Se agradece especialmente en la categoría Sport (y es que si bien vamos a encontrar diversas "ligas" online, esta podríamos designarla como las más importante). Estos requerimientos, a su vez significan algo más...

Y es que parece que ya no vamos a poder actuar de manera instintiva y natural sin que nos coarten. Y esto, es algo que no hace de 'Gran Turismo Sport' un mal juego, pero sí uno en el que hay que morderse la lengua; y sobre todo uno en el que debemos recurrir al socorrido modo Arcade, el único en el que vamos a correr una auténtica carrera (en el sentido más clásico) dándole a la misma las especificaciones que nos gusten (duración, momento del día, corredores, reglas...). No está bien ni mal: es así, y nos puede interesar más o menos. Visto desde los ojos del corredor profesional (ese que reinicia una carrera si toca borde y pierde unos segundos que ya no le cuentan en la siguiente vuelta), puede ser una gozada. Llama la atención, sobre todo si hemos probado otros juegos recientes (véase 'Project CARS 2'), que estemos ante una apuesta por la simulación que a su vez opte por un sistema de control tan intuitivo y preciso (como siempre, dependiendo si usamos mando, volante, transmisión automática o manual...). Todo esto irá en función de cada usuario.

La amplitud de un juego online

La opción de hacer de este un título centrado en su faceta online significa que en general, no tenemos límite de duración. Estamos ante un producto que podemos considerar "infinito" en la cantidad de horas que ofrece, pues todo es opcional. Podemos centrarnos en subir de nivel (lo cual desbloquea nuevas pistas y coches), en completar los desafíos diarios (que no acaban... al menos mientras el juego siga en activo), en superar competiciones, ser los primeros, ganar divisa y adquirir vehículos, batir nuestras propias marcas en el modo contrarreloj... La ausencia de una "campaña" simple tiene sus contras, y también sus pros. Y desde luego, el hecho de que sea un título que requiere conexión constante (hasta para guardar partida, atención a esto) significa que en gran medida estamos en manos de sus desarrolladores para que apliquen lo que sea necesario.

Captura vehículos GT Sport

Y aquí vamos a atajar cierto tema que parece haber atormentado a la comunidad, sobre todo en comparación con otros títulos del género: la cantidad de vehículos. Parece que 162 se nos antoja una cantidad bastante escueta, y de hecho lo es comparado con lo que ofrecen otros juegos de índole similar. Contamos con diversos modelos de las más distinguidas marcas, desde Alfa Romeo hasta Dodge, pasando por Honda, Hyundai, Lexus, Mazda, Mercedes Benz, Mitsubishi, Nissan, Renault Sport, Porsche... los coches van desbloqueándose y añadiéndose a nuestro garaje, pero también podemos acceder a la tienda de vehículos, donde vamos a recibir una apabullante cantidad de información de los mismos y de sus marcas, incluyendo impresionantes galerías y detalladas especificaciones. La clasificación se lleva a cabo a través de los diversos países que forman el producto. Y volvemos a recordar el componente de ser un juego con enfoque online: ya sabemos que la finalidad de todo esto es recibir aún más coches.

Sea como regalo, sea en DLC, sea en paquetes temáticos, no nos cabe duda de que Polyphony tiene todo un repertorio de coches que espera ir "soltando" para que experimentemos con ellos. Lo mismo ocurre con los circuitos, que son de 17 entornos diferentes y llegan a sumar 40, aunque algunos de ellos son reutilizaciones del entorno en otra dirección. Probablemente es cuestión de tiempo que recibamos más, o que nos los ofrezcan, al menos. Eso sí, somos conscientes de que a día de hoy, esta cantidad se aleja bastante de otros productos, lo mismo que ocurre en algunos...

Aspectos técnicos

Seamos directos: 'Gran Turismo Sport' luce de maravilla. Su apartado técnico busca el babeo del jugador ofreciendo espectaculares puestas de sol, amaneceres rojizos, contraluces y entornos con un nivel de detalle envidiable. Entra por los ojos de maravilla, es sólido en todos los sentidos y ofrece, además, juego reescalado a 4K si tenemos la pantalla correspondiente y una PS4 Pro, todo esto sin bajar la tasa de frames, lo cual hace que resulte un título rápido, fluido.

Calidad visual GT Sport

El nivel de detalle de los vehículos es otro de esos apartados que hacen que nos quitemos el sombrero. Una recreación bestial, detallada del exterior y del interior. Sí que podemos añadir que en ciertos momentos, el reflejo en el espejo trasero parece algo desfasado, pero no emborrona el conjunto. Incluso el retrovisor ofrece una visibilidad realista. Mención aparte merecen las repeticiones: se han planteado como un elemento clave del juego que se puede compartir en detalle, y lo cierto es que sin duda cumplen su función, dando una perspectiva realista (y que gana una barbaridad si nuestra pantalla nos permite el uso de HDR). Los reflejos en vehículos, el pavimento, la vegetación... y ya en los "interiores", la recreación de los coches acaricia el fotorrealismo, mostrando impecables superficies, brillos, reflejos... años luz por encima de otras entregas y con una puesta en escena más ambiciosa que la mayoría de títulos actuales. Pero hay una carencia que ha sentado bastante mal al público: no hay cambios dinámicos de día a noche o viceversa, ni entre situaciones climatológicas. Elegimos momento del día, y ahí se queda. Aunque la carrera dure ocho horas, da igual. Tampoco los daños (que sí afectan en el estado interno del vehículo) son demasiado visibles.

Vamos a incluir aquí unas palabras sobre la VR, cuyo uso garantiza una experiencia inmersiva: pese a que funciona en general de manera satisfactoria (y con buen aspecto gráfico, pese a la reducción de calidad que supone el uso de PlayStation VR), notamos que se ha llevado a cabo una "reducción" de contenido en este apartado. Hubiese sido una gozada que funcionasen en algún modo competitivo online, tal vez incluso en el Arcade, que es offline. Nada más lejos: PSVR sólo funciona en un apartado propio, con muchas menos opciones y en carreras contra un solo vehículo. Se plantea así más esto como una "experiencia" optativa que no creemos que merezca el símbolo en la carátula (que está presente) de "Compatible con PSVR).

Hablemos de conducción

'GT Sport' es un juego que se deja querer en lo que a control se refiere, pues alcanza un equilibro excelso entre simulación (el coche responde de forma bastante realista, sobre todo en pistas normales) y accesibilidad. No vamos a acabar echando "espumarajos" por la boca cada vez que lleguemos a una curva, y el modo Escuela de Conducción se ocupará de proveernos de diferentes instrucciones y entrenamientos. Quien dice "diferentes" dice decenas de ellas: son un número altísimo de pruebas en las que intentaremos cumplir los objetivos y que hacen de 'GT Sport' el juego más técnico en este apartado que habréis probado en años.

Esto luego se aplica especialmente cuando nos ponemos quisquillosos, y salvando ciertas reacciones del vehículo cuando se trata de derrapes o de pérdidas de control por no acelerar o dejar de hacerlo en el momento correcto, vamos a sentirnos dueños de la situación gracias también al Control de Tracción (que se puede desactivar). Si optamos por el modo hardcore, no hay problema: quitamos la transmisión automática, lo desactivamos y entramos en modo Experto, donde ya os podéis olvidar de cualquier atisbo de asistencia. Y cuando esto se aplica a los recorridos "tipo rally", acabamos por convertirlo en una sucesión de derrapes en cadena.

Captura GT Sport de día

Si a esto sumamos un volante con pedales, estamos ante una experiencia extremadamente satisfactoria, lo cual no quita que el control con mando es muy bueno y no da problemas. Se nos da a elegir de hecho el estilo de control, siendo el de acelerar o frenar con un gatillo u otro el que a quien suscribe ha resultado más sencillo. Por último, hablando de los elementos los que podemos acceder, contamos con diversos premios "en metálico" (divisa del juego, claro), puntos de kilometraje, distancia recorrida en total y experiencia, lo cual sube por cada carrera ganada, nos hace ganar nivel y aumenta nuestro ránking.

Como añadido, y no siendo esto un apartado jugable, contamos con un modo foto que permitirá que "vacilemos" de nuestros vehículos situados sobre entornos de una belleza fotográfica tremenda. El modo "rey" de la opción "compartir captura" de la consola, sin duda. Tenemos todo un repertorio de entornos y países para relajarnos y exprimir las cualidades a la hora de la representación de PS4.

Conclusiones

Como hemos dicho durante el análisis, estamos ante un título que pese a ofrecer no demasiados coches ni una cantidad muy extensa de pistas (aunque sí bastante variadas), opta por una dosis de perfección, detalles (basta con abrir la ficha de cada vehículo para poder curiosear en todo lo que está a nuestro alcance), modos (en su mayoría online) y aspecto gráfico que lo convierten, junto con su profundidad a la hora del control realista, en un título a tener más que en cuenta.

Las pruebas diarias, competiciones, su buen funcionamiento online, la opción de ofrecer pantalla partida para dos jugadores (que como mínimo, sorprende dadas las características del producto), el extenso catálogo de tutoriales a completar y lo intuitivo de su interfaz garantizan que vamos a emplear horas y horas corriendo por sus entornos y escuchando la variada banda sonora, que lo cierto es que acompaña muy bien y resulta una selección potente a la vez que relajante cuando la situación lo requiere (especialmente en los menús).

Valorar 'Gran Turismo Sport' es algo que requiere más que unos días, y es que depende en grandísima medida del interés de los usuarios, en cómo aplican el feedback los desarrolladores y de las inclusiones con el paso de los meses de nuevo (y necesario) contenido. Una gran experiencia, mejorable por supuesto, pero alejada de la crítica destructiva a la que a veces se exponen algunos juegos. No hay que valorar esta entrega como un rival de otras sagas de éxito; tampoco como un 'Gran Turismo' al uso más. No es GT 7, ni pretende serlo. Es una apuesta por la competición online, por la variedad, por las reglas y por conseguir que nos clasifiquemos globalmente como jugadores de eSports dentro de su categoría de velocidad. Y si nos cataloga como "poco deportivos", podremos seguir jugando y nos las veremos contra otros usuarios similares a nosotros. Buen viaje, disfrutad.

8,0

Lo mejor:

Una excelente experiencia que tiene como fin una jugabilidad distinta, más completa y enfocada al multijugador.

Lo peor:

La necesidad de jugar conectado en todo momento y de pagar PlayStation Plus para disfrutar de su contenido.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.