avatar

'F1 2010', poniéndonos en la piel de Fernando Alonso
MONOPLAZAS VIRTUALES

'F1 2010', poniéndonos en la piel de Fernando Alonso

Por Jacobo Vidal
PC
Categoría: Analisis
1 de Diciembre 2010 | 10:06

Llevábamos casi una década esperando un buen juego de Fórmula 1. Desde el 'F1 Challenge 99-02' aparecido en el año 2002 de la mano de Electronic Arts, los aficionados a la máxima categoría del automovilismo mundial no hemos tenido un título a la altura de las expectativas. Sony lo intentó con su saga Formula One exclusiva para sus consolas, pero hemos tenido que esperar hasta la llega de Codemasters para volver a disfrutar subidos a nuestros monoplazas virtuales.

Más allá del nuevo modelado 3D y los nuevos y espectaculares gráficos (posibles gracias a la potencia actual de las máquinas), 'F1 2010' supone un cambio bastante radical en lo que a jugabilidad se refiere. La empresa desarrolladora británica ha querido apartarse del arcade y acercarse bastante a la simulación. Algo que, sin duda, agradecemos los jugadores, aunque la experiencia no sea del todo satisfactoria.

F1 2010

Pero todavía hay más, porque 'F1 2010' no se centra solamente en pilotar monoplazas del "gran circo". Codemasters ha querido que el usuario tenga la sensación de que es realmente un piloto de Fórmula 1, con todas las consecuencias que ello conlleva. Por este motivo, se ha puesto mucho énfasis en crear un aura entorno a la pista, que va más allá de esta y del propio coche.

Empezando desde abajo

En 'F1 2010' no se trata sólo de rodar por los distintos circuitos del Mundial, sino de ser piloto de Fórmula 1. Y como cualquier novato que llega a la máxima categoría, tenemos que empezar desde lo más bajo. Ni Ferrari ni McLaren ni Red Bull nos va a ofrecer un asiento en sus monoplazas así como así y para empezar a luchar por el título tendremos que demostrar lo que valemos. De eso trata el alma de este juego, el 'Modo trayectoria'.

Nada más arrancar 'F1 2010' nos vemos metidos, sin saber muy bien porque, en una rueda de prensa oficial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) donde una periodista, Kira Montes, nos hace algunas preguntas básicas: nombre, nacionalidad, dificultad del juego, número de temporadas que queremos disputar (3, 5 ó 7) y lo más importante, con qué escudería queremos debutar en la F1: Lotus, Virgin, Hispania, Williams, Force India...

F1 2010

¡Qué locura!, estaréis pensando, ¿cómo vamos a ganar carreras con unos coches tan lentos? No os preocupéis, Codemasters ha pensado en todo y en nuestra primera temporada no se nos pedirán imposibles. Si corremos con uno de los tres equipos nuevos de la categoría, nos bastará con acabar carreras en el vigésimo puesto. Si por el contrario elegimos, por ejemplo, a Williams, ya tendríamos que esforzarnos por entrar en la zona de puntos si queremos mantener nuestro puesto.

La temporada está compuesta por los 19 Grandes Premios (están todos) y en cada fin de semana podremos disputar las tres sesiones de entrenamientos libres, la calificación y la gran carrera del domingo. Si queremos vivir un Gran Premio completo, podremos hacerlo y eso es algo que, hasta ahora, no podíamos ni soñar.

Otro aspecto interesante es que durante la temporada y al final de la misma, podemos hablar con nuestro agente (sí, tendremos uno) para ver cómo van las negociaciones de cara al próximo año. Si no somos demasiado ambiciosos y no nos marcamos metas y sueldos por encima de nuestras posibilidades, podremos ir ascendiendo en la parrilla año a año hasta tener la posibilidad de levantar el cetro Mundial.

Sentirás la presión

Cuanto mejor lo hagas, más rápido subirás, pero cuidado, porque esto también tiene sus consecuencias negativas. A medida que te hagas más y más famoso dentro del mundillo de la F1, más periodistas te perseguirán por el 'paddock' de los circuitos y más presión sentirás. Además tendrás que contestar a sus preguntas, que puede que no siempre sean agradables.

F1 2010

Aunque la verdad es que este aspecto del juego nos ha decepcionado un poco. Los desarrolladores nos habían prometido que todo lo que dijésemos fuera de la pista tendría una influencia directa en el juego y en nuestra relación con el equipo, pero la realidad es otra. Y es que las ruedas de prensa son casi una mera curiosidad porque prácticamente sólo se nos permite elegir entre ser egoístas (y decir que hemos ganado gracias a nuestras habilidades) o compartir los éxitos con nuestros mecánicos e ingenieros.

Más interesante es lo que podríamos calificar como "la visión del piloto". En cualquier otro juego de Fórmula 1 siempre nos aparece el típico menú en pantalla para que elijamos una de las opciones disponibles. Pero, como decíamos al principio, Codemasters ha querido que nos sintamos en todo momento como pilotos de F1, así que un menú de ese estilo no tenía mucho sentido.

Lo que han hecho ha sido llevar las opciones al interior del "motorhome" de nuestro equipo. Una vez lleguemos allí tras una carrera (o antes de la misma), podremos mirar a nuestro alrededor y decidir qué hacer: cambiar nuestro casco, consultar resultados pasados, hablar con nuestro manager, ir al siguiente Gran Premio...

Pero lo que nosotros hemos denominado como "la visión del piloto" no acaba aquí, ya que durante las sesiones de entrenamientos de cada fin de semana, el tiempo que no estemos en la pista lo pasaremos en el box del equipo, en el que siempre hay un gran ambiente de competición. Allí dentro podremos ver los tiempos que están marcando nuestros rivales en pista, la previsión del tiempo, establecer estrategias de neumáticos y de carrera o, simplemente, hablar con nuestro ingeniero para cambiar la configuración del coche.

Monoplaza a medida

Codemasters siempre ha dicho que aunque querían acercarse a la "simulación", su intención no era hacer de 'F1 2010' un juego lleno de complicados conceptos técnicos y opciones que, al fin y al cabo, el 90% de los usuarios no usarían. Con este pretexto, se han creado 6 niveles de configuración preestablecidos que el usuario puede utilizar sin meterse demasiado en conceptos complicados.

De todas formas, si queremos, sí podremos modificar el monoplaza a nuestro antojo: cambiando el ángulo de los alerones, el tipo de frenos, las suspensiones, la relación de cambio, el balance del coche o, incluso, decidir cambiar el motor por uno de los ocho que tendremos disponibles para toda la temporada. Eso sí, todas estas modificaciones son muy sencillas y claras (nada de cambios al milímetro o complejas magnitudes) y todo va acompañado de su correspondiente explicación. Esto es, siempre que cambiemos algún valor, se nos dirá como se comportará el coche con ese cambio.

Los niveles de dificultad de 'F1 2010' establecen el número de ayudas a la conducción que vamos a tener (frenada asistida, cambios automáticos, trazada ideal, control de tracción, ABS, etc.), de tal forma que cualquier jugador inexperto podrá dar unas vueltas a su circuito favorito sin estrellarse. Eso sí, aún con todo desactivado, el nivel de simulación al que llega este título de Codemasters no será totalmente satisfactorio para los jugadores más expertos, que verán como son capaces de ganar carreras incluso con los peores coches.

Salimos a pista

Ya metidos en el coche y listos para rodar sobre el asfalto, podremos elegir entre cinco cámaras en total: dos vistas exteriores, el morro, el 'cockpit' o vista interior. Con cualquiera de ellas podremos ver la temperatura de los neumáticos, frenos, motor y un mapa de daños que nos indica que parte del monoplaza ha sido afectada por un toque o una mala trazada.

F1 2010

Habrá que tener mucho cuidado y no forzar el coche innecesariamente, sobre todo en las salidas, porque pisar demasiado el acelerador estando parados en la parrilla, puede hacer que nuestro propulsor se caliente más de la cuenta. Abusar del freno también puede hacer que se nos acabe rompiendo, y que tengamos que abandonar la carrera. Evidentemente, todo esto puede ser desactivado, pero que corramos con un coche a prueba de bombas no parece ser el objetivo del juego.

Si tenemos algún toque en pista, nos veremos obligados a entrar a boxes para repararlo, donde podremos ver como nuestro mecánicos trabajan a nuestro alrededor, nos colocan bien el coche si nos hemos pasado de frenada o nos cambian el morro si está roto. Justamente el sistema de paradas no es lo mejor de 'F1 2010', pero no todo podía ser perfecto y por lo menos es bastante visual.

De vuelta a pista, podremos ponernos al rebufo de alguno de nuestros rivales para ganar algo de velocidad punta, pero cuidado porque esto también hace que disminuya nuestra carga aerodinámica y, al llegar a la frenada, podríamos tener problemas para mantenernos en pista. Todo es muy real sobre el asfalto. También podemos realizar modificaciones en el monoplaza desde el volante, como cambiar el ángulo del alerón delantero o modificar el mapa motor.

F1 2010

La inteligencia artificial no es tonta y, aunque la frase parezca de Perogrullo, es algo a tener muy en cuenta. Los pilotos contra los que nos vemos las caras en pista no nos van a poner las cosas nada fáciles. Ellos también cometen errores (salidas de pista, trompos, choques…), pero saben lo que tienen que hacer para ganar la carrera. Si nos despistamos pueden ponerse a nuestro rebufo para adelantarnos y si vamos detrás de algún coche, no nos va a poner las cosas nada fáciles para pasarlo, ya que intentará taparnos todos los huecos.

Estética muy cuidada

Si tuviésemos que destacar la mejor característica de 'F1 2010', esta sería su apartado visual. Podríamos decir que en lo que más empeño se ha puesto es en hacer este videojuego uno de los más realistas y espectaculares del mercado, visualmente hablando. Los monoplazas de la parrilla son prácticamente iguales a los modelos reales, hasta en los más mínimos detalles, y eso es de agradecer porque genera un aura de realismo todavía más fuerte en la pista. Pero no sólo los coches se han cuidado, los circuitos tampoco se quedan cortos y es un gustazo poder correr casi sobre el mismo asfalto que los 'súper hombres' de la F1.

Dentro de la estética entra también la climatología, que ha sido el estandarte publicitario de Codemasters durante los últimos meses de desarrollo y no sin razón. Casi podríamos beber el agua que cae sobre la pista y la que nos golpea la visera de nuestro casco virtual, lo que añade un punto positivo más a este título.

Aunque los cambios en el tiempo no se quedan solamente en lo visual, sino que tienen una influencia directa sobre nuestra conducción. Pilotar sobre mojado hará que tengamos que montar gomas de lluvia extrema si no queremos acabar en la escapatoria de la primera curva a las primeras de cambio. Y una vez tengamos los "zapatos" correctos, cuidado con pisar un piano húmedo o la empapada hierva sintética porque sería nuestro final.

Podemos elegir que la climatología vaya variando a lo largo de la carrera o de las sesiones de entrenamientos, de tal forma que, si llueve y luego sale el sol, la pista irá secándose poco a poco y los tiempos de vuelta irán bajando en consecuencia. El punto negativo de este modo es que la lluvia no tiene término medio: o hace mucho sol o llueve a cántaros. Estaría bien que en algún momento cayesen pocas gotas para así darle mayor uso a los neumáticos intermedios.

No todo es perfecto

'F1 2010' cumple casi todo lo que promete, pero tiene algunos errores y hay cosas que echamos de menos. Las conversaciones de radio (también traducidas al castellano como el resto del juego) pecan de repetitivas, monótonas y aportan mucha menos información de la que deberían. Se echa de menos la vuelta de formación previa a la salida de cada Gran Premio, pero el mayor error es no haber incluido el Safety Car.

F1 2010

Otro de sus mayores errores se encuentra en el multijugador. Tenemos la posibilidad de jugar on-line, pero siempre hasta un máximo de 12 jugadores, ¿por qué no 24 (que son los coches que hay en la parrilla)? Y además tampoco podemos jugar varios en una misma máquina, ya que no se nos da opción para poner pantalla partida.

Un buen intento, pero queremos más

Este primer acercamiento de Codemasters a la Fórmula 1 virtual ha estado a la altura de las expectativas de casi todos y en casi todos los aspectos, pero aún le falta algo para ser el videojuego de F1 perfecto. Han iniciado una nueva era y han innovado en campos hasta ahora nunca explorados como la climatología cambiante, pero todavía queda mucho que mejorar.

El título salió al mercado con cientos de errores, tanto gráficos como de programación y, aunque luego fueron solucionados mediante una rápida actualización, son cosas que no deben suceder.

Los jugadores profesionales, que están acostumbrados a jugar en simuladores y con volante, se sentirán un poco decepcionados ante la poca dificultad del título. Pero, ahora que parece que el formato va a ser anual, seguramente eso mejorará en las próximas versiones. Sólo le pedimos a Codemasters que el juego salga mucho antes en los próximos años, ya que empezar a jugar con la temporada de F1 casi acabada, es poco motivador.

8,5

Lo mejor:

El apartado gráfico y la "visión del piloto"

Lo peor:

El multijugador y la poca dificultad para jugadores expertos

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.