avatar

Análisis 'Dragon Ball Xenoverse', Goku vuelve mejor que nunca
GRAN PERSONALIZACIÓN

Análisis 'Dragon Ball Xenoverse', Goku vuelve mejor que nunca

Por Manu Mora
Categoría: Analisis
25 de Febrero 2015 | 09:05

Después del indiscutible descalabro que fue 'Dragon Ball Z: Battle of Z' para la franquicia de lucha de Goku y compañía, Bandai Namco tenía la imperiosa necesidad de hacer algo distinto, algo que cambiase el rumbo que estaban llevando los juegos de 'Dragon Ball' en los últimos tiempos.

Con 'Dragon Ball Xenoverse' lo han conseguido en gran medida. Una historia original situada justo detrás de la que es, por el momento, la última película del universo; con un sistema de personalización que nos lleva más allá de los personajes de siempre y, sobre todo, una propuesta de combate que hará que pasemos entretenidos mucho, pero que mucho tiempo.

Animalito...

Con estas premisas, vamos a analizar uno de los juegos intergeneracionales más esperados de este primer trimestre del año.

Una historia "distinta"

Partiendo de la base que el contenido de 'Dragon Ball' no aumenta, con permiso de 'Battle of Gods', es prácticamente imposible que los juegos basados en este universo hagan lo mismo.

¿Cuántas veces hemos visto una y otra vez cómo Freezer mata a Krilin y, con ello, desencadena la primera transformación de Goku en Super Saiyanjin? Por no hablar del paso a segundo nivel de Gohan o de las míticas fusiones en la saga de Boo. Pues bien, en esta ocasión vamos a verlas desde un punto de vista algo diferente, con una historia original que transcurre en ese punto en el que todas las épocas e historias confluyen. Ahí, con Trunks a la cabeza y ejerciendo de jefe (es decir, mira sin hacer nada), comenzará nuestra aventura.

En el Modo Historia manejaremos a un avatar que nos creamos basándonos en cinco razas: Humanos, Saiyans y Monstruos como Boo, que tienen personajes femeninos y masculinos, o los Namekianos y los Freezer. Antes de seguir, un minuto de silencio por la muerte de las mentes creativas que tuvieron que darle nombre a esta raza.

Una historia distinta, aunque tradicional

Cada una de ellas tendrá sus puntos fuertes y débiles dentro de las seis características que dominan el juego y os explicaremos más adelante. Además, también podremos elegir si queremos ser más de cuerpo a cuerpo, distancia o equilibrado. El resultado es un personaje único en parámetros, aunque no tanto en apariencia, ya que el editor, aunque competente, no nos permita poner en práctica millones de combinaciones.

Con todo este arsenal de personalización inicial comienza nuestra aventura en un mundo puesto patas arriba por ****** (vamos a respetar la privacidad del guión para no desvelaros nada, hombre), en el que podremos ver cosas tan absurdas como a Satan volando; Vegeta haciendo poses con las Fuerzas Especiales de Freezer, o un combate contra los Saiyans en la Tierra con más de un único Ozaru.

Evidentemente, aunque tendremos que devolver la historia a su cauce con una supuesta ayuda de Trunks que, mejor se podría haber quedado en su tiempo, nos da el aliciente suficiente para que estemos enganchados y queramos saber un poco más de toda esta trama tan... extravagante.

Mucha personalización

Lo bueno que tiene este 'Dragon Ball Xenoverse' es la personalización de nuestro avatar. Como hemos visto, no solamente tendremos la posibilidad de cambiar la raza o el aspecto sino que todo lo demás también lo podemos cambiar al gusto.

El juego dispone de seis características clave: Vitalidad será la vida que dispongamos; Ki es la cantidad de energía que tenemos para hacer las habilidades especiales; Resistencia es la característica más importante, ya que controla las esquivas, los teletransportes, los bloqueos, la duración de las transformaciones las carreras. Posteriormente tendremos Golpes Básicos, que son los que puntúan la fuera de los puñetazos, combos, cogidas y ráfagas ki normales; Super Ráfagas Ki, que es el símil, pero para las habilidades especiales de rango, y Golpes Especiales, que es el correspondiente para las habilidades especiales de cuerpo a cuerpo.

Las habilidades personalizables

Conforme luchemos y subamos de nivel iremos ganando puntos de característica que deberemos de repartir entre estos seis parámetros. Si queremos ser un personaje más de rango, deberemos de usar, sobre todo, los de Ki y Super Ráfagas Ki, mientras que si lo que queremos es ir cuerpo a cuerpo, lo mejor sería Resistencia y Golpes.

Además de esto, el juego nos permite seleccionar hasta 7 habilidades especiales para usar durante el combate. Éstas se consiguen bien como recompensa de combates, misiones secundarias o entrenamiento con los maestros, o bien comprándolas.

Cuatro de ellas serán las más "básicas", por así llamarlas. Entre estas encontraremos el Kamehameha de Goku, el Masenko de Gohan o las transformaciones, como la Técnica de Kaito. Las tres restantes se dividen en dos Super Golpes con mucha más potencia, pero igualmente más lentas, y un movimiento de esquiva que puede ser de movimiento, de contraataque o defensivo.

Por último, también podremos cambiar el equipo, lo que nos dará mejoras en los parámetros, así como un aspecto distinto, y las almas Z. Estos elementos son poderes que se activan con determinadas condiciones y que nos permitirán, entre otras cosas, ser más fuertes, tener más defensa, recuperar vida o resucitar cuando muramos.

Cambiando los modelitos

Con todo esto seremos capaces de configurar un guerrero a nuestro antojo y, si no nos gusta, es cuestión de ir a buscar a otro maestro y cambiar nuestros ataques desde el primero al último. No hay motivos para desesperarse en este sentido.

Un sistema de combate muy ágil

Vistas las personalizaciones ahora toca evaluar cómo se comportan durante el combate. El resultado, lejos de ser quizás el mejor que hayamos visto en mucho tiempo dentro de en un juego de 'Dragon Ball'. Cumple, entretiene y engancha a partes iguales.

Para empezar nos encontramos en un escenario inmenso. Cierto es que la variedad no es el fuerte de este juego, pero podremos recorrerlos a lo largo y ancho, e incluso perdernos. Sin embargo, y en contraposición a lo que ocurría en 'Battle of Z', no estaremos tan solos.

Con un sistema de búsqueda podremos encontrar rápidamente a nuestros enemigos, así como ver su fuerza y nivel, y con el vuelo rápido, llegar hasta ellos en un "plis plas". Una vez lo tengamos delante, tendremos que señalarlo con la mira fija para no perderlo de vista. La verdad es que la cámara y esta mira funcionan muy bien, sin embargo, cuando queramos seleccionar otro enemigo a veces nos juega malas pasadas y acabamos señalando un portal hacia otro sitio o similares.

Bien, ya tenemos a nuestro enemigo enfrente. Ahora a liarnos a leches mediante un sistema de combos que combinan los dos botones de golpes, el fuerte y el débil, junto con el de las ráfagas ki básicas y las cogidas.

No hay muchos escenarios, pero son enormes

Dependiendo del orden en el que pulsemos estos botones obtendremos un combo u otro, y serán más o menos largos y potentes. Luego lo podremos enganchar con los ataques especiales o las ráfagas ki, aunque esto ya depende más de nuestra habilidad que de otra cosa porque muchas de ellas tardan algo en cargar y nos pueden hacer sufrir de lo lindo.

Muchos de estos ataques son rectos, y si el enemigo se mueve, aunque sea un poco, ya no acertaremos. Otros, sobre todo los de los "malos", son algo más dirigidos y golpearán casi siempre, pero para esquivarlos tenemos varios movimientos.

Todo esto funciona con resistencia, así que si nos quedamos sin ella estamos vendidos. Podremos bloquear los ataques, hasta los especiales, pero también podemos optar por esquivarlos o transportarnos detrás del que nos está dando de lo lindo para pillarle por sorpresa. Si tenemos un ataque ya ya nos está impactando, tendremos que hacer uso del movimiento de esquiva especial, lo que muchas veces nos salvará la vida.

Si nos dejan K.O. no te preocupes. Según la misión y el modo podremos ser resucitados por alguno de los otros componentes del equipo de una forma fácil e intuitiva y, si eres Saiyan serás más poderoso cuando lo hagas.

Modos de juego

A parte del modo historia, que tendremos que hacerlo con nuestro avatar y de forma individual, 'Dragon Ball Xenoverse' también nos permitirá jugar en distintas modalidades, tanto de forma online como offline.

A todo este contenido se accederá a través de TokiToki, la ciudad en la que se desarrolla gran parte de la trama. Podremos jugar en ella individualmente, como en cualquier juego normal, o conectados al servidor de Xenoverse. En este caso estaremos más o menos como en una sala MMO donde "hacer el canelo" con la gente poniendo poses y decidiendo con quién jugar y con quién no.

Podremos llegar volando a los sitios de forma rápida

Una vez nos situemos podremos acceder a las misiones secundarias, bien en los mostradores o bien hablando con los personajes que van apareciendo en la ciudad y, como hemos dicho, las podremos hacer con un equipo manejado por la IA o jugando online con otros jugadores. Cada una de ellas tendrá asociadas unos bonus que depende de lo que hagamos y del azar iremos consiguiendo al completarlas.

Estas misiones son bastante variadas y aunque, principalmente, son de metes leches (es un juego de lucha, no lo olvidemos), sí que nos pondrán distintos retos como proteger a alguien, encontrar cosas o derrotar a enemigos en un cierto límite de tiempo. Además, a veces ocurren eventos dentro de estas misiones que desbloquean recompensas muy jugosas.

Podremos también ponernos a prueba en combates aíslados. En este caso podremos optar entre combates de uno contra uno, dos contra dos o hasta tres contra tres. He de admitir que soy más malo que mandado a hacer porque aún no he ganado ninguno, pero prometo que algún día ganaré a alguien online, y ese será un gran día.

Por último tendremos el Gran Torneo Mundial de Artes Marciales. Aquí sí que podremos combatir incluso en local contra alguien que tengamos físicamente en casa, y volver a esos tiempos de piques en casa de los colegas.

Eso sí, el problema es que solo podremos seleccionar nuestros avatares. Si nuestro colega tiene otro en su casa, pues allí se quedó. Si nos hemos pasado el juego desbloquearemos la posibilidad de tener más avatares disponibles, y esta sería la única forma de luchar entre estos.

Luego está, por supuesto, el Torneo Online, donde se organizan combates y clasificaciones en tiempo real con jugadores de todo el mundo. Un proyecto muy ambicioso que promete muchos piques, sobre todo por la categoría que tiene, permitiéndonos ver día a día quién es el mejor o cómo vamos escalando posiciones, en caso de que seamos buenos y molones.

Goku en tercera

Todos estos modos, menos el de historia, se pueden hacer también con los personajes con los que hemos combatido en el modo principal, incluso con sus habilidades y transformaciones, aunque ellos no tendrán personalización alguna.

Un juego muy completo y con muchas horas

'Dragon Ball Xenoverse' se convierte con todo esto en un juego realmente largo y entretenido, que abarca gran parte de la historia de Bola de Dragón Z e incluso de GT, aunque este tema es un poco peliagudo porque el propio Toriyama reniega de ella.

El modo historia es entretenido y rejugable una vez nos lo hemos pasado, y las misiones son lo suficientemente variadas y entretenidas para continuar haciéndolas varias veces. La cosa mejora mucho con amigos y sus consiguientes piques.

Aunque antes de terminar sí que podemos ponerle un par de "peros" más al juego. Es sobre todo en su apartado técnico. El análisis lo hemos hecho sobre la versión de PlayStation 4, sin embargo, gráficamente, pese a ser bonito e ir muy fluido, más bien parece de la generación pasada.

Se nota mucho el lastre que ha supuesto la antigua generación para este apartado, ya que para poder mover todo esto en modo online en PlayStation 3 y Xbox 360 no se podía pedir más. Pero al dejar las versiones de la nueva generación igual de vacías y desangeladas, da la sensación es de estar ante un port de PlayStation 3-Xbox 360 a los nuevos sistemas, y no al revés.

Me las llevo para casa

La música también pasa bastante desapercibida, pero simplemente por estar muy baja. Incluso modificando las opciones es difícil ponerla a un nivel adecuado y casi tenemos que eliminar las voces para poder oírla. Por supuesto, a parte del Cha La Head Cha La del opening, no esperéis encontrar ninguna melodía del anime original.

Este, junto con algunos detalles que ya os hemos comentado en los combates, hacen que el juego no sea un sobresaliente pero eso no quita que estemos, seguramente, ante uno de los mejores juegos de 'Dragon Ball' de los últimos años. Esto hay que celebrarlo... DLC [y sus correspondientes desembolsos] por delante.

8,0

Lo mejor:

Personalización. Muchas horas de duración. Buena historia original y misiones entretenidas.

Lo peor:

Gráficamente pobre para las nuevas plataformas. Un creador de personajes algo pobre y una banda sonora muy poco destacada.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.