avatar

Crítica 'Ao no Exorcist' segunda temporada
5 10
KYOTO

Crítica 'Ao no Exorcist' segunda temporada

Categoría: Analisis
28 de Marzo 2017 | 00:07

Hace casi 6 años que vimos como terminaba la primera temporada de 'Ao no Exorcist', una adaptación que empezó bien pero que cometió un error muy típico en el mundo de la animación: Meter episodios que, de una forma muy fina, se hacen llamar "originales", es decir, que no son una adaptación de ninguna parte del manga. Normalmente esto es un error garrafal por una razón muy sencilla, si el creador de la obra ha dicho que después del episodio 5 va el 6, no intentes meter uno, dos o lo que sean el medio, porque cortarás por lo sano la historia que ha ido hilando el mangaka durante los capítulos anteriores.

La primera adaptación animada de 'Ao no Exorcist' peco mucho de esto y al final terminó haciendo lo que en su día fue la abominación de 'Full Metal Alchemist'. Suena muy duro y espero que nadie se lo tome demasiado mal pero en el momento que se dejó de adaptar el manga para hace lo que les salió a los guionistas de las narices, la serie perdió mucho y en cuanto llegamos al final nos damos cuenta de que, pudiendo tener cierto sentido, es un mal final. Era un mal final para los personajes, tan mal final que tuvieron que sacar una película para intentar arreglarlo y hace un remate de serie con cara y ojos. Muy parecido a lo que paso con 'Mass Effect 3' y 'From Ashes'. El final de 'Ao no Exorcist' se intuye apresurado, queriendo terminar anime sin importarle nada la historia en la que se está basando. Pero en estos tres meses, el estudio A-1 pictures se ha redimido con esta segunda temporada.

rin con su carnet de aprendiz de exorcista

Hablemos de la historia

Tanto el manga como el anime nos cuentan la historia de Rin Okumura, un joven huérfano de 15 años que se ha criado junto a su hermano Yukio en una iglesia por el padre Shito Fujimoto, un reputado exorcista. Un día, Rin y Shito tienen una discusión muy fuerte y este último queda dolido profundamente, momento en que Satan aprovecha para poseerle, ya que su cuerpo es el único lo suficientemente fuerte para no explotar en el mismo momento en que el rey de los demonios entra en él. La razón por la que Satan hace todo esto es porque Rin es su hijo y quiere llevárselo al reino de los demonios, "Gehena". Pero él se niega y, desenvainando una espada que le dio Shito, en la cual están sellados sus poderes demoníacos, cierra la puerta de Gehena con su padre dentro.

Después de estos acontecimientos, Rin decide convertirse en exorcista para derrotar a su padre y venga a Shito, quien ha muerto protegiéndole. Entonces ingresará en la academia de la verdadera cruz.

Estas son las líneas generales del argumento en las que se basan los primeros capítulos de la primera temporada del anime. Esta segunda temporada se adapta el arco de Kyoto, en el que Rin y su grupo viajarán al templo donde están las familias de Bon, Shima y Konekomaru, debido al robo de una reliquia llamada "el ojo izquierdo del rey impuro".

antagonista del arco de kyoto ao no exorcist

Personajes que evolucionan

Para muchos fans, este es uno de los arcos más aburridos en el manga, cosa que no comparto en ningún momento. Pero no nos quedemos aquí y, obviamente, voy a intentar convenceros.

Empezamos la trama de la segunda temporada con un Rin que está separado del grupo, sus compañeros ni siquiera le miran fijamente y si hay un solo comentario hacia él, es para insultarle. Ahora sus compañeros saben que es el hijo de Satan y no solo eso, le han visto descontrolarse por no saber usar bien los poderes de las llamas azules, le tienen miedo y, teniendo en cuenta las motivaciones de Bon, Shima y Konekomaru para hacerse exorcistas, también le tiene asco. Son momentos muy duros para Rin, ya que cuando se descontroló, estaba intentado protegerles y ahora le dan la espalda, pero él insiste en que siguen siendo compañeros.

Este es un arco de personajes, unos episodios donde veremos a todos los personajes protagonistas madurar, entender las motivaciones de los demás, ayudarse mutuamente y que no todo es blanco o negro. Veremos cómo Bon sufre por la actitud de su padre, el monje supremo del templo. A Konekomaru evitar de todas las formas posibles a Rin porque quiere proteger a sus amigos, que es lo único que le queda después de que hace 16 años, las llamas azules mataran a su familia. Sí, las mismas llamas azules que tiene Rin.

Todos los personajes evolucionan, incluido el propio Yukio, que parece siempre seguro de sí mismo, cuidando de su hermano pese a ser "el pequeño". Él también tiene dudas y durante esta temporada tendrá una revelación sobre él mismo. Algo que le cambiará y que solo hemos arañado la superficie de su importancia.

captura del opening de la segunda temporada de ao no exorcist

Pero esos personajes también pelean

Tranquilo, esta temporada no es solo la evolución de los personajes. La acción está muy bien llevada, las peleas que veremos están muy bien animadas y son muy espectaculares. Mención especial a la última batalla de arco, la cual tiene su culminación en el episodio 11, además de por su espectacularidad y su importancia para la trama y, una vez más, para los propios personajes, quería destacar un pequeño detalle de su dirección.

Hay un momento de la pelea en que la parte demoníaca de Rin intenta apoderarse de él y hacer que destruya todo y a todos los que le rodean, porque él es un demonio, el hijo de Satan, no un humano como los demás y nunca le van a aceptar del todo, siempre tendrán algo de miedo si él esta cerca. Durante esa breve discusión interna, en nuestra pantalla veremos uno de los perfiles de Rin cuando habla su parte demoníaca y el otro cuando habla su parte humana pero después le veremos de frente. Con este simple cambio de plano, sabemos que ha ganado su parte mala. Es casi idéntico a lo que uso Peter Jackson en el rodaje de 'El señor de los anillos' cuando Smigol se debate entre su parte buena y mala.

protagosnitas de ao no exorcist

Ha nacido el exorcista azul que caza a sus iguales

'Ao no Exorcist: Kyoto Fujouou-Hen' ha venido para revivir un manga con una muy buena historia y remontar el final de su primera temporada. Han sido 12 episodios muy buenos donde la historia y la acción han fluido de la mano, sin estorbarse la una a la otra y donde el tratamiento de los personajes supera por mucho a otros shonens. No sabemos la razón por la que se ha creado esta segunda temporada, ya que cinco años es mucho tiempo para continuar con la historia de un shonen, aunque ahí tenemos a 'Shingeki no Kyojin' que parecía ir por el mismo camino.

Pero realmente las razones nos dan igual, lo importante es que está aquí con nosotros y que ha salido todo bien. Y si el estudio A-1 quiere seguir animando este genial manga, no puedo decir que no me importaría esperar 5 años para tener otros 12 episodios, pero si tenemos que esperar un tiempo para que salga con esta calidad de animación y adaptando otro arco así de interesante, que se tomen el tiempo que necesiten. Al final, la mayoría de los fans verán la serie cuando continúe, sin importar el tiempo que haya pasado.

Lo mejor:

- Buena trama y tratamiento de los personajes.

- Una buena animación y dirección.

Lo peor:

- Los episodios se hacen cortos, sobretodo si llevas 5 años esperando.

- Podrían haber adaptado más capítulos del manga.

- No sabemos nada de su continuidad.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.