avatar

ÚLTIMA HORA Muere Marisa Porcel, actriz de ‘Escenas de matrimonio’
Crítica 'Emerald City', episodio 1: una vuelta a los clásicos por todo lo grande
CRÍTICA

Crítica 'Emerald City', episodio 1: una vuelta a los clásicos por todo lo grande

Categoría: Analisis
14 de Enero 2017 | 18:22

'Once Upon a Time' sentó precedente, y abrió un hueco en la pequeña pantalla para todos esos clásicos con los que muchos hemos crecido. La fantasía apareció de la mano de Blancanieves, y ahora es Dorothy Gale la que toma el relevo; abandonamos Storybrooke para pasar a la ciudad Esmeralda, donde nos espera el Mago de Oz.

Dorothy Gale, protagonista de 'Emerald City'

'Emerald City' se presenta como una adaptación del clásico 'El maravilloso mago de Oz', una joya de la literatura del siglo XVIII. Y todo comienza prácticamente como si del clásico se tratara: una Dorothy de veinte años se ve atrapada dentro de un tornado que la lleva directa al mundo de Oz. Eso sí, con pequeñas diferencias: esta vez, Dorothy no va sola, sino acompañada por su fiel pastor alemán Toto. Los dos juntos tendrán por delante un largo camino de baldosas amarillas (que no son como las que estamos acostumbrados a ver, ni mucho menos...) para llegar hasta el mago de Oz, con todas las esperanzas puestas en que él sea capaz de llevarla de nuevo a casa.

Dorothy está increíblemente interpretada por Adria Arjona, hija del cantante Ricardo Arjona. Es gracias a Arjona que podemos ver a una Dorothy fuerte, capaz de todo y muy decidida; una Dorothy que no duda ante las pruebas que el destino va poniendo ante ella, y que tiene muy claro su objetivo. Quiere volver a casa. No tiene preguntas sobre el sitio en el que está, puesto que poco le importa. Ella solo quiere volver a Kansas y olvidar todo eso.

Brujas, brujas y más brujas

'Emerald City' ha comenzado pisando fuerte, emitiendo un primer capítulo de una hora y veinte minutos de duración. Pero no os echéis las manos a la cabeza, puesto que esto será tan solo el primero, que realmente ha sido un capítulo doble que ha aunado tanto el primero como el segundo. A partir de ahora, los capítulos serán de cuarenta minutos, como todas las series tradicionales que ya estamos acostumbrados a seguir. La primera temporada tendrá tan solo diez capítulos, así que no estamos hablando, en principio, de una serie excesivamente larga. Esto siempre es un incentivo a la hora de comenzar a ver cualquier serie; tenemos suficiente con una 'Anatomía de Grey', no necesitamos más.

Las brujas de 'Emerald City'

Desde el primer momento se nota que el director, Tarsem Singh, ya ha trabajado con clásicos de la fantasía. Con 'Mirror, mirror', una de sus películas más famosas, ya consiguió meter a Lily Collins en la piel de una Blancanieves de armas tomar, dispuesta a luchar por sí misma sin que ningún príncipe se viera obligado a salvarla. La fuerza e independencia de Dorothy pueden recordar, quizás levemente, a esa Blancanieves capaz de enfrentarse a la malvada reina sin que nadie tenga que acudir a su ayuda.

En una primera aproximación a la serie, y viendo tan solo el primer capítulo doble, sí que podemos apreciar personajes femeninos fuertes, con carácter, y dispuestos a presentar guerra. No solo la aparentemente indomable Dorothy, sino también las tres brujas que aparecen: la bruja del Norte, Glinda, interpretada por Joely Richardson; la bruja del Oeste (y uno de los personajes más interesantes de la serie, por el momento), vivazmente interpretada por Ana Ularu; y, por último, la bruja del Este, cuyo papel interpreta Florence Kasumba. En el momento de la serie, las brujas de Oz no pueden gobernar, sino que se ven relegadas a un discreto segundo plano porque el Mago (Vincent D'Onofrio) así lo exige.

Oz tiene un pasado: una malvada bestia trató de destruir ese mágico mundo, y solo el Mago consiguió pararla. Gracias a eso, es él el que gobierna Oz, controlando muy de cerca a las brujas para que su "malvado" reinado jamás vuelva a sucederse. Una profecía ha anunciado que la bestia volverá, y el Mago no está dispuesto a consentirlo. De esta forma se van entrelazando distintas historias, todas muy relacionadas entre sí a su vez: mientras que Dorothy solo quiere volver a casa, el Mago solo piensa en matar a la bestia para poder continuar siendo la principal fuerza política de Oz.

Es muy fácil empatizar con las brujas de 'Emerald City', especialmente con la bruja del Oeste. Mientras que la frialdad de la bruja del Norte hace sospechar, la tristeza que se oculta dentro de los ojos de la bruja del Oeste insta al espectador a buscar más allá de las primeras apariencias. Hace que nos preguntemos qué hay detrás de ella, qué historia está ocultando. El Mago, por otro lado, no consigue despertar tanto entusiasmo en un primer vistazo; aparece como un hombre autoritario, tan temeroso del poder de las brujas que se ve obligado a atarlo para que este no se descontrole.

La fantasía más tradicional con los mejores efectos especiales

Con 'Emerald City', la primera sensación que tendréis es la de reencontraros con un viejo amigo de la infancia. Todo en esta serie es antiguo y, a la vez, muy nuevo. La trama es la que ya conocemos, la que hemos vivido mil veces con 'El Mago de Oz'; no obstante, tiene pequeños giros que consiguen dotar a los capítulos de emoción.

Dorothy, un personaje fuerte

Uno de los puntos más positivos de la serie es que no se centra en una única historia, sino que va creando pequeñas vertientes secundarias, capaces de mantener al espectador intrigado. Especialmente interesante un personaje llamado Tip, que consigue despertar la curiosidad de todo aquel que lo mira; por desgracia, a la curiosidad la acompaña un sentimiento de certeza, de saber lo que se avecina. Y es que, pese a los grandes efectos especiales de la serie, y pese a lo bien ambientada que está, no debemos olvidar que Oz no es un mundo nuevo para nosotros. Es bonito, no obstante, volver a recorrer los caminos de baldosas amarillas que ya recorrimos una vez. En ese sentido, es tal y como ver 'Once Upon a Time': volver a vivir las aventuras que ya disfrutamos de pequeños.

'Emerald City' es capaz de aportar grandes dosis de cuento de hadas, a la vez que emoción e intriga, aunque esta última en menor cantidad. Y, a fin de cuentas, es esto lo que le pedimos a las series de este estilo. Queda por ver cómo se van desarrollando los personajes a lo largo de esta primera temporada, puesto que este primer capítulo deja abiertas absolutamente todas las puertas, y todas las ventanas.

Lo mejor:

-Buena ambientación. -Reparto muy eficaz. -Efectos especiales adecuados. -Historias secundarias interesantes.

Lo peor:

-Trama muy conocida.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.