avatar

Crítica de 'Counterpart', J. K. Simmons en su mejor papel
1 2
TÚ MISMO DOS VECES

Crítica de 'Counterpart', J. K. Simmons en su mejor papel

Categoría: Analisis
22 de Enero 2018 | 15:05

Reflexiona por un momento sobre el transcurso de tu vida. Cada pequeño paso que has dado te ha construido como persona a través de los años, incluso las decisiones e impulsos a los que no has dado tanta importancia en su momento. Tu vida podría ser algo completamente diferente y podrías ser alguien irreconocible a tus propios ojos, pero por suerte nunca tendrás que lidiar con esas posibilidades. Es justo lo contrario de lo que hace 'Counterpart', la nueva serie de Starz que se estrena en HBO España el 22 de enero.

Espionaje, filosofía y temas morales se encuentran en esta producción protagonizada por el siempre magistral J. K. Simmons, actor de renombre ya premiado con un Oscar y otros muchos premios. Se trata de una de las apuestas más fuertes de la temporada que nadie debería dejar pasar, pero ¿cómo plantea tantas cuestiones y situaciones en las que multiversos, la razón de nuestra existencia y nuestro futuro se ven comprometidos de cara al público?

Tramas de espionaje

Un espejo roto

El argumento de 'Counterpart' nos lleva a conocer a Howard Silk, un hombre que ha dedicado treinta años de su vida a una empresa de la que en realidad sabe más bien poco. Día tras día se compromete a cumplir con ciertas tareas que parecen carecer de lógica, pero todo eso podría cambiar de cara a un posible ascenso con el que podría comenzar a comprender lo que sucede a su alrededor. La respuesta, sin embargo, no podría ser de su agrado, pues le lleva a encontrarse con su contraparte.

Existe otro mundo, similar pero no igual que el nuestro, donde existe otro yo que tomó decisiones diferentes en la vida y se desarrollaron como identidades completamente distintas. Así es el otro personaje al que interpreta el mismo J. K. Simmons, un agente de acción con determinación, métodos brutales y una personalidad marcada por la propia fuerza. Representa todo lo contrario que nuestro Silk, un hombre más contenido y cabizbajo frente a las situaciones que se le imponen día tras día, alguien que se encuentra cansado de intentar día tras día lograr marcar una diferencia en un mundo al que parece importarle más bien poco.

Resulta extraño por tratarse del mismo actor dos veces, pero probablemente uno de los puntos más fuertes de la serie es la relación entre ambos personajes. El vínculo histórico y biológico que los une hace que tanto para nosotros como para ellos mismos sea algo de lo más extraño, un fenómeno difícil de comprender pero con el que es fácil empatizar. Levanta importantes cuestiones filosóficas, como si podríamos considerarles la misma persona o qué es aquello que nos define.

Misterios en el aire

Diferentes yo

De hecho, los mejores momentos de la serie acaban siendo aquellos en los que ambos personajes se encuentran en la misma sala y conversan acerca de sus vidas. Aquí J. K. Simmons brilla como nunca, ya que no debe ser nada fácil procesar una escena así desde dos ángulos diferentes e interpretarlo a medida. No cabe lugar a la duda que el papel de este magnífico actor es una de las mayores bazas de toda la serie, que sin él los episodios y la trama perderían un recurso que no cualquier otro profesional podría cumplir de una manera tan pasional y convincente. No parece que se trate de una escena mezclada, sino que el propio Simmons está hablando consigo mismo. Y no es algo fácil de creer en circunstancias normales.

Por supuesto el papel principal de este actor no es lo único que hace interesante a la serie. La mezcla de una ciencia ficción sencilla, la trama de espionaje y acción que propone y los temas éticos y filosóficos son suficientes como para enganchar la atención de cualquiera que le preste el suficiente tiempo. La trama que plantea no es novedosa ni tampoco pretende serlo, pues hemos visto temas similares muchas veces, pero su modo de presentarlo y de cómo los personajes de ambos mundos se influyen el uno al otro es hartamente interesante.

Tampoco es que los responsables quieran perder nuestra atención, ya que desde el primer momento el ritmo está marcado y no quiere perdernos de vista. Es una serie que sin necesariamente ser rápida sigue siendo efectiva y directa, pero no por ello no se da sus momentos para descansar y explorar los aspectos más mundanos e interesantes para el público.

J. K. Simmons

Dos mundos de colores grises

Y aunque funciona bien en estos aspectos hay que destacar que resulta impresionante lo que logra pues no cuenta con destacadas escenas de acción capaces de quitar el hipo o efectos especiales capaces de hacer volar la imaginación de los fans de la escena ficción. Esta mezcla de géneros la utiliza para algo más cercano a lo cerebral, lo mundano y lo inteligente. No necesita ser impresionante para lograr su efectividad. Es un dato importante a tener en cuenta ya que, aunque puede convertirse en el futuro en una serie de gran éxito, no es tan vistosa en lo visual que otras producciones disponibles en HBO España.

Quizás sea en este susodicho aspecto visual donde la serie no logra alcanzar la magnificencia hacia la que apunta con su reparto y guión mental. Lejos de querer destacar sobre otras producciones con sólo un vistazo del espectador medio, 'Counterpart' se conforma con una fotografía gris y típica de otras series que tratan temas semejantes, lo que no ayuda a que sea irreconocible sobre todas las demás. No aprovecha su emplazamiento en Europa ni tampoco hace grandes esfuerzos por hacer encajar su tono dramático con la dirección.

A partir de aquí queda preguntarse cómo se desarrollará la serie a partir del potente inicio que estamos criticando con el primero de sus episodios, el cual ya establece mucha de las bases que irá explorando durante el futuro. De mantener el ritmo y la efectividad a lo largo de la temporada logrará destacar como una de las series del año casi sin lugar a dudas, pero es en el aspecto de su historia donde más nos preocupa. Mantener temas tan profundamente psicológicos durante un largo período de tiempo no es una tarea fácil, pero lo más importante será que su trama no se vuelva predecible y que sea capaz de solucionar los propios agujeros argumentales que se levantan al inicio de la serie.

Un largo camino

Conclusiones

'Counterpart' promete mucho para lo que tiene por delante. Es una de las apuestas más potentes de HBO España para este 2018 y una manera excelente de comenzar el año, pues podría suponer uno de los grandes descubrimientos para los seriéfilos que se atrevan a darle una oportunidad. La serie se construye en base a J. K. Simmons y su capacidad para actuar, y desde luego con otro actor no funcionaría de la manera tan efectiva con la que logra impresionar a su audiencia: pero tiene el reto de mantenerse igual de atractiva a través del tiempo y lograr manter su ritmo, filosofía y atractivo. De lograrlo podría alcanzar el panteón actual en las series de espías y ser recordada como una de las mejores entradas en nuestra época, y eso no es algo que se pueda decir de cualquier producción.

7,5

Lo mejor:

- La actuación de J. K. Simmons es brillante y atractiva.

- Trama filosófica que plantea cuestiones de valor personal.

Lo peor:

- Fotografía que, sin llegar a ser negativa, no logra ser destacada o especialmente atractiva.

- Algunos agujeros a solucionar en futuros episodios.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.