avatar

Crítica de 'Aquaman', dividido entre dos mundos
3
DC COMICS

Crítica de 'Aquaman', dividido entre dos mundos

Categoría: Analisis
31 de Diciembre 2018 | 16:14

Sin duda, 2018 ha sido el año de Marvel, con varias de sus películas acaparando unos cuantos meses de la taquilla a través de tanto la propia Marvel Studios como Sony Pictures. Pero Warner y DC estaban esperando hasta poco antes de que acabe el año para lanzar su única película: 'Aquaman'. Una propuesta sin complejos, sin aspavientos, sin reflexiones filosóficos de aparente profundidad, sin oscuridad digna de un adolescente pasando por su época emo.

James Wan ha sido el encargado de este importante trabajo de seguir recuperando la confianza del público (realmente, ¿alguna vez la perdió si miramos las taquillas de las anteriores películas del Universo Extendido de DC?). Wan se ha convertido en uno de los directores más importantes dentro del cine de terror del siglo XXI, creando 'Saw' (que multiplicó su presupuesto por cien), 'Expediente Warren' e 'Insidious'. Cuando daba la sensación de que la maestría de Wan estaba sólo circunscrita dentro de ese género, Universal lo contrató para la séptima entrega de su licencia más exitosa en todo el mundo, 'Fast & Furious'. Demostró que el director malasio era capaz de desenvolverse con presupuestos de casi 200$ millones, probablemente lo que convenció a Warner para ofrecerle una película dentro del DCU.

Aquaman

Después de su aparición en 'La liga de la justicia', realmente no sabíamos mucho del personaje de Aquaman, o Arthur Curry para los amigos, por lo que era necesario contar una historia de orígenes, tan clásica que asusta su poca originalidad. Aquaman es un mestizo, que está a mitad de camino entre dos razones: los humanos y los atlantes. Hijo de una reina exiliada, debe volver al lugar donde todo el mundo lo desprecia para evitar que su hermanastro Orm se haga con la corona.

Aunque Orm es un villano de libro sin ningún matiz ni interés más allá de la interpretación de Patrick Wilson, su discurso sí que consigue resonar con los tiempos en los que estamos viviendo. El mundo de la Atlántida está teniendo problemas por culpa de la contaminación de los mares y océanos provocada por los humanos, por lo que Orm utiliza un discurso de odio para plantear una guerra contra ellos. No hay una reflexión ni un subtexto más profundo, tan sólo llama la atención su actualidad.

En cuanto a las interpretaciones, Jason Momoa aquí sí que demuestra que puede ser perfectamente Aquaman, y hace buena pareja con Amber Heard como Mera. En los momentos que están juntos, la película se convierte en una buddy movie y demuestran que, a pesar de tener personalidades muy diferentes, sí que son compatibles, aunque tampoco es algo que no hayamos visto antes. Estas partes son las que más humor tienen y, afortunadamente, no se siente forzado ni metido con calzador para intentar alejarse lo más posible de la visión de Zack Snyder del mundo. Conociendo los orígenes de Wan, no podía faltar una sección donde la acción se convierte en terror. Esa versatilidad de 'Aquaman' y su director es un gran punto a su favor.

Aquaman

Los combates de 'Aquaman' son una de las grandes sorpresas, con una dirección fluida y nada epiléptica. La duración de los planos está por encima de la media y se ve a la perfección qué está ocurriendo, además de que son espectaculares de ver. La cámara se mueve y acompaña a los personajes con suavidad y los planos se alargan todo lo posible para dar esa sensación de fluidez, metiendo al espectador dentro de la lucha.

'Aquaman' tenía un hándicap importante: las escenas bajo el agua. En 'La liga de la justicia' tuvimos un pequeño vistazo, pero Wan debía buscar la forma de dar la sensación de estar bajo el agua sin que pareciese falso o impostado. Y lo consigue. La verdad que los efectos especiales de 'Aquaman' necesitaban ser realmente buenos y lo son. Si se repetía la misma calidad que en la anterior película del DCU, el resultado final iba a ser un esperpento, pero Warner e Industrial Light & Magic han realizado un buen trabajo (y el equipo de peluquería, buscando peinados recogidos para evitar tener que animar más de la cuenta los pelos bajo el agua).

Aquaman

Conclusiones

'Aquaman' es una película de superhéroes que cumple con los estándares de lo que debe ser un blockbuster: sin complejos, divertida, espectacular, épica... Su guion hace aguas, ciertamente, pero sus carencias se compensan con una variedad de escenarios y tipos de películas dentro de ella misma. Además, no intenta demostrar que pertenece a un universo más grande, simplemente quiere contar su historia, con su planteamiento, nudo y desenlace, sin tampoco grandes pretensiones de continuar en una secuela (que damos por hecho que habrá).

Además, 'Aquaman' tiene a un pulpo tocando los tambores.

7,0

Lo mejor:

- Visualmente espectacular y bonita.

- Los efectos especiales funcionan muy bien.

- La dirección de los combates.

Lo peor:

- Un guion poco sólido.

- Misma historia de siempre.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.