avatar

RETRO 'Crash Team Racing', una manera especial de entender la velocidad

RETRO 'Crash Team Racing', una manera especial de entender la velocidad

Por Nacho Requena
PSV
Categoría: Analisis
25 de Noviembre 2012 | 23:37

Han pasado 13 años desde que llegase a las tiendas 'Crash Team Racing', un divertido videojuego de velocidad de karts que llegó a la primera PlayStation. Desarrollado por Naughty Dog, éste tenía al carismático Crash (del que ya hablábamos hace un tiempo por estos lares) como personaje principal, aunque el aspecto más destacable del juego fue uno: la diversión que ofrecía.

Pero no nos engañemos, 'Crash Team Racing' bebía claramente de una franquicia: 'Mario Kart'. A Nintendo se le puede decir de todo durante los últimos años (y con razón, ya que no lo está haciendo especialmente bien, sólo hace falta echar un vistazo), pero es indudable que años atrás tuvo una legión incesante de sagas que marcaron un antes y un después en el mundo de los videojuegos. 'Mario Kart', para SNES, fue uno de ellos: meter al fontanero a derrapar junto a los villanos fue todo un boom.

Sony quería algo parecido, así que entre ella y Naughty Dog (uno de los estudios más prolíficos por aquel entonces) crearon 'Crash Team Racing', un título de corte similar a 'Mario Kart'. Esta fórmula, por curioso que parezca, se está repitiendo ahora nuevamente con 'All Stars Battle', que tiene influencias directas de 'Super Smash Bros'. Pero vamos a dejarnos de introducciones y a hablar de la que fue la última "aventura" (aunque sea sobre ruedas) de Crash de la mano de Naughty Dog.

RETRO 'Crash Team Racing', una manera especial de entender la velocidad

Nitro

Cuando 'Crash Team Racing' llegó a PSX, muchos (y me incluyo) no entendieron realmente qué significado tenía éste. Veníamos de una saga muy aceptable en el género de las plataformas, de ahí que meterse en un género como la conducción, tan minimalista y hermético, sonase bastante raro. Desde Naughty Dog se nos prometieron infinidad de novedades, y todas terminaron cumpliéndose.

La primera de ellas fue un colorido apartado gráfico desarrollado bajo un nuevo motor. Y así fue. Los escenarios eran una auténtica maravilla visual, con cientos de colores en cada esquina rebosando vida. Además, los circuitos eran muy variopintos y estaban aceptablemente diseñados, con gran variedad de atajos y multitud de elementos en pantalla (había playas, desiertos, nieve, fábricas abandonadas...).

RETRO 'Crash Team Racing', una manera especial de entender la velocidad

Por otro lado nos prometieron también mucho humor. Y nos lo dieron. Todo tenía el sello característico de la marca 'Crash Bandicoot', es decir, situaciones alocadas e inverosímiles que invitaban a sonreír. En 'Crash Team Racing' estos momentos se trasladaban a un kart y la celeridad más caricaturesca, con saltos, explosiones y el gag cómico sencillo (que cumplía, por supuesto).

A todo esto anteriormente descrito también ayudaba el apartado sonoro. Las canciones eran del corte de los 'Crash Bandicoot' predecesores, por lo que sobra decir que la vida y/o animación estaba más que presente. El cambio más grande se dio en los efectos sonoros, que terminaron encajando perfectamente gracias a un gran trabajo por parte de Naughty Dog (cada kart sonaba de una manera totalmente independiente, así como las armas que se escogiesen).

RETRO 'Crash Team Racing', una manera especial de entender la velocidad

Y ahora vamos con la jugabilidad. El título irradiaba diversión desde que salía el logo. Sin exagerar, podía tener más de 30 horas de juego, amén de las veces que uno quisiese seguir compitiendo. Su mecanismo, al igual que en 'Mario Kart', era claro y directo: que el jugador se entretuviese y no tuviese un alto grado de complejidad.

'Crash Team Racing' ofrecía la diversión más arcade posible en todos los sentidos. El jugador podía elegir entre tres diferentes cilindradas, que aportaban no sólo más velocidad y dinamismo a las carreras, sino también dificultad (de hecho, las categorías servían de metáfora para el clásico "fácil, normal y difícil").

El título contaba con multitud de objetos que servían para cambiar el devenir de la carrera, desde los misiles que impactaban en contrincantes hasta mejoras para conservar la primera posición (como era lógico, dependiendo del puesto en el que uno fuese recibía un artefacto u otro). Por suerte, el factor principal de 'Crash Team Racing' era el manejo que el usuario tuviese con el coche, de ahí que los elementos anteriores citados no tuviesen tanta preponderancia como sí la había en 'Mario Kart', por ejemplo.

RETRO 'Crash Team Racing', una manera especial de entender la velocidad

'Crash Team Racing' fue uno de los grandes videojuegos de la extinta PlayStation. Contaba con infinidad de modos de juegos y en cooperativo era una auténtica delicia. Su apartado gráfico preciosista y el control arcade del que hacía gala, lo convirtieron en uno de los mejores juegos de kart de la década pasada.

Lo mejor:

Divertido, frenético y muy colorido gracias a su apartado gráfico. Innumerables horas de juego. Crash puso punto final a una épica aventura en PSX.

Lo peor:

Que no te sorprenda tanto si has jugado a 'Mario Kart'.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.