avatar

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado
ANÁLISIS

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

Por Guillermo Paredes Otero
PS3
Categoría: Analisis
9 de Febrero 2013 | 11:39

Activision vuelve un año más con un nuevo título de su franquicia más demandada y rentable. 'Call of Duty: Black Ops II' llega presentando una historia repleta de acción donde el pasado y el futuro se mezcla para crear el shooter en primera persona más innovador de la saga. Tampoco se ha escatimado en gastos para desarrollar un Modo Online más que adictivo y que promete horas de diversión así como en un Modo Zombis que deja de ser un añadido para convertirse en un pilar fundamental del juego.

Llegó el momento de alistarse y viajar al año 2025.

Una 'guerra', dos historias

'Call of Duty: Black Ops 2' pone al jugador en la piel de David Mason, hijo de Alex Mason, el protagonista del anterior juego de la saga Black Ops, y un soldado de los Estados Unidos del año 2025. Mason hijo necesita información sobre Raúl Menéndez, un terrorista que lleva desde los años 80 realizando su particular cruzada contra el mundo occidental por la muerte de su familia, y sobre algo conocido como 'celerio' cuyo único dato que tiene es que es superior a toda la tecnología e infraestructura armamentística americana.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

La información se la da un anciano Frank Woods, personaje del primer 'Black Ops', quien ya se las vio con Menéndez 40 años antes.

De esta forma se descubre una de las principales claves del éxito de 'Call of Duty: Black Ops 2'. El juego no tiene un argumento lineal sino que, a través de la persecución que realizó Woods en su día y que sirven de información a David Mason, se van alternando las misiones del pasado con las del futuro. De esta forma se van contando dos historias paralelas con Frank Woods como nexo intemporal.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

Este juego también trae consigo la jugabilidad de Alex Mason quien, a pesar de seguir con su problema con los 'números' en su cabeza, fue el que inició la persecución a Menéndez. Así pues la historia de 'Black Ops 2' se centra en vivir la búsqueda y captura que realizan padre e hijo con 40 años de diferencia del mismo objetivo que parece estar siempre un paso por delante de ellos.

Rejugabilidad obligatoria

La historia principal, compuesta por 16 misiones principales, dura en torno a unas seis horas. A esto hay que añadir las misiones Fuerza de Asalto, las cuales no guardan relación con la trama principal y consisten en cumplir objetivos específicos y a contrarreloj como proteger bases o rescatar a rehenes.

Sin embargo el lograr el 100% del juego es imposible de calcular ya que depende de la habilidad de cada uno. Activision se ha encargado de que sea rejugable a través de dos formas. La primera es que en determinados momentos habrá que tomar decisiones las cuales influyen en el desarrollo y final de la trama, por lo que hay más de un desenlace posible.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

La segunda radica en los conocidos Desafíos, es decir, una serie de objetivos secundarios que son interesantes de completar y que comprenden desde matar a un número determinado de enemigos de una forma o con un arma concreta hasta la clásica búsqueda de documentos por todas las misiones.

Otro punto interesante es que no todo consiste en liarse a tiros para avanzar. Como en los juegos anteriores habrá momentos en los que habrá que emplear vehículos también para realizar persecuciones o huidas, tirarse en paracaídas esquivando fuego antiaéreo o infiltrarse en bases usando trajes voladores a través de montañas y bosques. Estos vehículos pueden ser también futuristas o 'anticuados' como caballos, sí caballos como en el oeste. Estos momentos ofrecen variabilidad a la aventura.

Drones y el armamento del futuro

Al jugarse en dos épocas distintas, el armamento se ve obligatoriamente duplicado. Los fusiles, pistolas o granadas clásicas comparten protagonismo con la tecnología más puntera. Por ejemplo habrá rifles francotiradores con visor de Rayos X y capaz de atravesar objetos sólidos para acabar con el objetivo cubierto.

Sin duda los gadgets son los aparatos más divertidos e interesantes de emplear. Destaca por ejemplo una mini-araña robótica capaz de moverse por cualquier superficie e ideal para la infiltración. También existirá el mecanismo capaz de volvernos invisibles o torretas ametralladoras o ser capaces de crear ondas de microondas.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

El plato fuerte del armamento son sin duda los drones entre los que destacan el C.L.A.W., un tanque terrestre de cuatro patas equipado con lanzagranadas y ametralladoras y el Quadrotor, con similares armas pero para ofrecer cobertura aérea.

Modo Online

Podría decirse que es el Modo más demandado, por encima incluso de la propia Historia, así como la opción donde más horas se va a echar en 'Black Ops 2'. Motivos más que suficientes para que Activision hayan presentado un Modo Online a la altura de las expectativas.

Para 'alistarse' lo único que habrá que hacer será escoger una clase de personaje y jugar con él o personalizarlo a gusto de cada uno. Los jugadores que prefieran esta segunda opción deberán saber que para diseñar un personaje claramente competitivo habrá que esperar a subir bastantes niveles para conseguir mejoras y armamento adecuado.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

Sin importar qué opción decide el jugador, éste deberá fijarse en las características que incorpora cada clase de personaje, las cuales se resumen en arma principal, secundaria, granadas y mejoras de rendimiento. Diez opciones de mejora o 'perks' con las que habrá que 'jugar' para diseñar el perfil que más nos interese. Por ejemplo, imaginemos que queremos ser un francotirador y mejorarle basándonos en este perfil incluyendo opciones como Miras térmicas o Mira de mayor alcance así como un cargador ampliado o recarga más rápida. Puede hacerse perfectamente pero se deberán sacrificar otras opciones como pueden ser las granadas o el arma secundaria.

Las mejores mejoras, valga la redundancia, se consiguen como no podía ser de otra manera a través de puntos, los cuales se logran con rachas de muertes o completando objetivos específicos según el tipo de juego. Claro está que dentro de la propia partida se podrán emplear estos puntos para activar secuencias de ataque, capaces de cambiar el rumbo de la partida. De esta forma se podrá llamar a un UAV que sirva de cobertura y ataque a los enemigos desde el aire o a un VTR para que aparezca en el mapa la ubicación exacta de los rivales. Más puntos costará por ejemplo realizar un ataque de misiles teledirigidos que barran toda una zona o desplegar drones más sofisticados o solicitar ayuda de armamento.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

Tampoco se ha escatimado gastos en el diseño de mapas sumamente atractivos, en total son 13, quitando los descargables, los que pondrán a prueba de que pasta está hecho cada uno. Por ejemplo destaca Hijacked, más conocido como un crucero en el que por ser el mapa más pequeño los combates serán sumamente intensos y las rachas de muertes cosa habitual. Express es una estación de trenes en funcionamiento donde aparte de los rivales habrá que tener cuidado con la llegada de los trenes. Carrier en cambio será perfecto para crear emboscadas en el portaviones lleno de chatarra en la cubierta al igual que Turbine que hace las veces de desfiladero. También habrá zonas urbanas destrozadas, mansiones de lujo y centros comerciales.

Respecto a los modos de juego, éstos ascienden a 24. Algunos son los clásicos Duelo por Equipos, Todos contra Todos o Captura la Bandera mientras que otros son más novedosos. Es el caso de Punto Caliente, una especie de Dominación solo que aquí la zona va cambiando aleatoriamente por lo que habrá que estar en continuo movimiento. De 16 a 18 jugadores podrán disfrutar al mismo tiempo del Modo Online más elaborado hasta la fecha.

Modo Zombis

Tercer pilar sobre el que se sustenta el éxito de la saga 'Black Ops' y que en esta ocasión no solamente no defrauda sino que no es un modo de juego más sino uno con nombre propio.

El objetivo sigue siendo el mismo: ir superando rondas mientras aumenta la dificultad y el número de muertos vivientes y su resistencia conforme se va avanzando en una Tierra post-apocalíptica que se irá destrozando por la gran cantidad de grietas escupidoras de lava que pueden llegar a aparecer.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

Son tres los modos de juego en los que habrá que luchar contra los muertos vivientes de 'Black Ops 2'. Comenzando por Tranzit, este modo consiste en luchar contra zombies pero a través de cuatro escenarios diferentes (estación de autobuses, cafetería, granja y complejo de investigación subterráneo). La novedad y principal guiño es la forma de moverse por dichos enclaves: a través de un autobús conducido por un robot sin la parte inferior de su cuerpo.

A pesar del incremento de la dificultad conforme pasan las rondas no estamos totalmente desprotegidos, aparte de la pistola que tenemos al comienzo de la partida se pueden ir comprando armas con los puntos obtenidos. También se pueden fabricar armas con los objetos desperdigados por los escenarios como un escudo antidisturbios, campos de energía o torretas que lanzan flechas. A parte realizando rachas de muertes obtendremos potenciadotes como multiplicador de daño, de beneficios o recarga de munición.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

Por su parte Pena introduce a dos grupos en un duelo por equipos de cuatro personas cada uno que consiste en una carrera para llegar lo más lejos posible o sobrevivir más rondas. También habrá potenciadotes para beneficiar a nuestro grupo o molestar al contrario.

El tercer modo es el clásico Supervivencia de 'Black Ops' en el que, como su nombre indica, habrá que aguantar todo lo posible mientras se abren puertas para ampliar el escenario o comprar armamento mejorado.

Conclusiones

Activision mejora con creces los tres pilares en los que se basa 'Call of Duty: Black Ops 2' para convertirlo en uno de los juegos imprescindibles para la colección de los amantes del shooter en primera persona.

'Call of Duty: Black Ops 2', la guerra del futuro con reflejos del pasado

El Modo Historia presenta una trama digna de una película de acción en la que se juega con el pasado y el futuro, con una gran cantidad de giros y donde es imposible imaginarse el final. Además es un acierto haber incluido el factor de la rejugabilidad con la toma de decisiones así como el uso de armas futuristas que en ningún momento aparecen fuera de lugar.

Los Modos Online y Zombis multiplican las horas de diversión y se convierten en un auténtico desafío hasta para los más expertos con múltiples modos de juego y siendo, para el modo online, el momento de probar sus habilidades.

En resumen, un 'Call of Duty' como Dios manda y necesario de adquirir por lo menos hasta el próximo que salga.

8,8

Lo mejor:

Argumento que engancha desde el primer nivel. Posibilidad de tomar decisiones para poder vivir diferentes finales. Las armas del futuro no desentonan con el estilo de Call of Duty. Rejugabilidad garantizada con multitud de desafíos. Modo Zombies y Online mejorados.

Lo peor:

Quizás debería de haber más presencia del armamento del futuro ya que está desaprovechado. La IA de los enemigos no suponen un gran reto.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.