avatar

Análisis 'Baboon!', los monos al rescate
BOMBAS Y MONOS

Análisis 'Baboon!', los monos al rescate

Por Manu Mora
PSV
Categoría: Analisis
16 de Febrero 2015 | 19:23

Los juegos de plataformas no dejan de evolucionar, y el hecho de que sean en 2D no implica que esto no haya ocurrido ya que ahí donde lo veis, 'Baboon!' os va a sorprender por la vuelta de tuerca que supone para el género de los "jump".

Porque 'Baboon!' no es solo un mono que tiene que llegar a lo más alto para pasarse las fases, ni tampoco un plataformas donde hay que ir pasando de un mundo a otro sin ton ni son.

En este sentido los chicos de Relevo Videogames han dado en el clavo y han hecho que, con simples pero efectivos pasos, el juego sea "algo más". Y eso, siempre se agradece.

Subir con arte

'Baboon!' nos propone una cosa muy curiosa, y es conseguir llegar a lo más alto de las fases con un personaje... ¡que no salta! Esto, que parece una completa incongruencia, se convierte en la excusa perfecta para mostrarnos una jugabilidad algo diferente.

'Baboon!'

Tumbili, el mono "poco saltarín", tiene una curiosa historia familiar circense, y es que su abuelo es un mono muy famoso por salir disparado como mono-bala, mientras usa bombas. Sin embargo, como el hombre ¡perdón!, como el mono es bastante mayor, no puede hacerse cargo de la situación de crisis que vive la isla.

Para solucionarla, le encarga el marrón al pobre Tumbili, así que, le da una bomba y le manda a la búsqueda de todos los plátanos que se han puesto a flotar bajo las órdenes de un terrible pirata.

La mecánica es bien sencilla de aprender. Tumbili sacará una bomba y la colocará en el suelo alrededor suya. Cuando explote nos lanzará en la dirección opuesta a la que estaba con respecto a nosotros, como si el mono fuese la bola de billar y la bomba el palo con el que la golpeamos.

Para calcular la potencia, también tendremos en el lateral una barra de energía que se llena y vacía automáticamente. Cuanto más llena esté, más potente será nuestro lanzamiento y viceversa.

¿Ya te has hecho con los controles? Pues no te preocupes porque la palabra repetitivo no existe en 'Baboon!' y en cuanto creas que ya no tienes nada nuevo que ver, algo aparecerá por algún lado y te dará bien fuerte en las narices.

Por ejemplo, no solo tendremos una única bomba en nuestro poder, sino que habrá varios tipos, como las que congelan, las que perforan, las que funden... dependiendo de la que usemos podremos acceder a determinados puntos de una pantalla.

'Baboon!'

Los enemigos tampoco se van a quedar de brazos cruzados. Al principio parecerán inofensivos seres que pululan alrededor de las fases pero luego se convertirán en el foco de nuestros deseos de mandarlos al averno más profundo.

Golpear uno de ellos significa morir, y esto significa empezar la fase desde el principio. Solo con algunos objetos especiales que encontraremos o compraremos a lo largo del juego, seremos capaces de vencerlos.

Además, también están los jefes finales, con dinámicas y puntos débiles bastante difíciles de encontrar, fases con scroll automático, tipos de terreno, retos para conseguir medallas y estrellas...

Y todo esto sumado a una dificultad que para nada tiene algo que ver con el estilo infantiloide y simpático que tiene. Ya os advierto que 'Baboon!' es un juego tan adictivo y divertido como difícil y desesperante. Ahí lo dejo.

Mucho más que saltar

No vamos a hablar solamente de un juego en el que hay que pasar de fase en fase y tiro porque me toca. 'Baboon!' es un juego que tiene mucho más y que, además, nos lo sabe mostrar.

Dejando de lado el tema de los retos que, seguramente, sea lo más normal en este tipo de juegos para darle rejugabilidad a las fases (habrá que pasarse la fase, conseguir todos los plátanos y superar una misión en cada nivel), nos vamos a encontrar con misiones, tanto principales como más secundarias, para obtener objetos o caminos a lo largo de la historia.

'Baboon'!

Éstas llegarán de la mano de personajes tan variopintos como, por supuesto monos, humanos o hasta focas (o lo que quiera que sea). Todos ellos con una fuerte personalidad que, a veces, roza el cliché más puro, pero que están ahí para algo más que dar la vara.

Estas misiones consistirán, normalmente, en la recolección de objetos. Para ello tendremos que matar a algunos enemigos en concreto (los que brillan), que serán los que suelten los ingredientes para fabricar o conseguir completar las misiones.

Para eliminar a los enemigos harán falta artilugios que se compran en las tiendas y estos se compran con los plátanos que vamos acumulando y cogiendo.

Así que, quieras o no, tendrás que rejugarte algunas zonas para conseguir todo lo que te pidan. Eso sí, elige bien porque muchas veces, cuando consigamos pasarnos una, no querremos volver a oler un plátano en la vida.

Carácter propio

EL juego tiene un montón de elementos característicos que empiezan por el estilo de los personajes. Ya desde el título, con caracteres en katakana, nos daremos cuenta de por dónde van los tiros.

Un estilo muy anime estará presente en todos los personajes y, por si fuera poco, el trabajo de la banda sonora ha recaído sobre Hideyuki Fukasawa, el compositor, entre otros, de temas de 'Street Fighter IV', 'Onimusha', 'Monster Hunter Frontier' y varios títulos más de CAPCOM.

El resultado es algo muy japonés y con melodías muy llamativas y carismáticas pero demasiado repetitivas. Esto también lo notaremos en Tumbili. Nuestro protagonista gritará cada vez que una bomba explote y lo mande a la quinta plataforma. Sí, al principio es gracioso, pero cuando has hecho todos los saltos que hay que hacer en una sola fase, acaba siendo hasta molesto.

'Baboon!'

Por último, la gran característica de 'Baboon!' es la dificultad. Hablamos de un juego que, pese a que puede parecer infantil y poco exigente, en absoluto es eso. Vamos a sufrir por terminarnos fases, vamos a desesperarnos y vamos a querer tirar la consola por la ventana. Eso sí, también vamos a picarnos y a divertirnos un montón.

Si tienes PlayStation TV, ya te doy una alegría, ya que, al no ser para nada un juego táctil, el compatible con el sistema, y hay que decir que se juega de maravilla también con el mando y en la tele ya que los gráficos no se resienten apenas (probado en una pantalla de 32 pulgadas).

Resumiendo. Estamos ante un juego muy divertido y muy exigente a la vez. Tendremos que leer, que practicar y que darle muchas vueltas pero lo haremos a gusto. 'Baboon!' es un juego muy fresco y si queréis conocer algo más de sus creadores, pasaros por la entrevista que les hicimos desde Zona Red y donde nos contaron las cosillas de su juego.

PlayStation Vita tiene, por fin, un buen exclusivo que, pese a no ser un triple A, es algo que merece la pena jugar y que destaca. Si tienes la portátil de Sony y te gustan los plataformas, éste es tu juego. ¿Lo jugarás?

7,0

Lo mejor:

humor y originalidad, el sistema es muy intuitivo, muchos niveles y gran rejugabilidad.

Lo peor:

Los gritos del mono, música repetitiva, mezcla de estilos rara. Niveles bastante complicados.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.