avatar

Análisis de 'Yakuza Like a Dragon' para Xbox One; el pez que anhelaba ser dragón
SEGA

Análisis de 'Yakuza Like a Dragon' para Xbox One; el pez que anhelaba ser dragón

PC XOne PS4 XSERIESX PS5
Categoría: Analisis
4 de Noviembre 2020 | 14:00

En unos días estaremos estrenando una nueva generación de consolas protagonizada por Xbox Series X y PS5. En esta tesitura tan especial, nos llega el estreno de un videojuego que, pese a ser un título multiplataforma, se ha convertido en uno de los abanderados de la nueva consola de Microsoft: 'Yakuza Like a Dragon'. Como bien sabréis muchos de vosotros, la franquicia 'Yakuza', propiedad de SEGA y desarrollada por Ryu Ga Gotoku Studio, siempre ha estado estrechamente ligada a Sony y PlayStation, donde durante mucho tiempo sus entregas se lanzaban en exclusiva. Esto empezó a cambiar los últimos años de Xbox One y el próximo 10 de noviembre tendrá lugar un nuevo hito, cuando por primera vez una entrega de la serie esté disponible desde el día de lanzamiento en Xbox.

'Yakuza Like a Dragon' llega por la puerta grande a la plataforma de Microsoft, ya que los usuarios que adquieran el juego podrán disfrutarlo, gracias al Smart Delivery, en Xbox Series X desde el primer día. Además, el juego estará disponible también en la suscripción Xbox Game Pass. Por su parte, los usuarios de PS5 tendrán que esperar a 2021 para poder jugarlo, o deberán conformarse con la versión de PS4.

análisis de yakuza like a dragon 1

Pero no estamos únicamente ante un nuevo comienzo desde el terreno comercial, sino que 'Yakuza Like a Dragon' es un nuevo punto de partida de la saga desde un punto de vista jugable y narrativo. Estamos ante una propuesta que se desmarca del clásico sistema beat 'em up que todos conocemos y apuesta por una fórmula más de JRPG. Del mismo modo, también nos salimos del paraguas de Kiryu Kazuma para acompañar a Ichiban Kasuga en una aventura que no dejará indiferente a nadie. Si queréis saber todo lo que os encontraréis en este peculiar viaje a Japón, no dejéis de leer.

El número uno pero... ¿el mejor?

Para los fans acérrimos de la franquicia, 'Yakuza Like a Dragon' puede suponer un pequeño shock, ya que lo primero que hacemos es decirle adiós a un personaje que ha estado ahí desde los tiempos de PS2. No voy a entrar en spoilers de ningún tipo, pero sí que os adelanto que rápidamente nos sentiréis muy próximos a Ichiban Kasuga, el personaje número uno del juego (como su propio nombre indica), pero quizás no el mejor, ya que el elenco es realmente variado y todos ellos tienen algo que los hace especiales.

Kasuga es un hombre de corazón noble, de férreos principios, con honor, un joven que no lo ha tenido fácil en la vida pero que nunca se ha rendido. Al mismo tiempo es un soñador y, después de los acontecimientos iniciales que le sacuden física y emocionalmente, apuesta por retornar su sueño de convertirse en un héroe al más puro estilo 'Dragon Quest'. Y este es el guiño con el que se justifica este cambio de género.

análisis de yakuza like a dragon 2

El humor es algo que está presente siempre en 'Yakuza', y desde el principio nos encontraremos con situaciones divertidas y con guiños a distintos videojuegos, series, etcétera. Del mismo modo, también nos iremos enfrentando a situaciones turbias y convulsas que nos llevarán a repartir mamporros a diestro y siniestro (en este juego las cosas se resuelven a palos). Pero lo más importante, la historia os mantendrá enganchados de principio a fin y no dejará de sorprenderos; aunque debéis estar preparados para devorar constantes e intensos diálogos.

Reimaginando la licencia 'Yakuza'

El aspecto más relevante de 'Yakuza Like a Dragon' es que supone, en cuanto a gameplay, un punto de ruptura con las anteriores entregas de la franquicia. Olvidaros de esos combates alocados encadenando puñetazos y patadas como si no hubiera un mañana, ya que en esta ocasión Ryu Ga Gotoku Studio ha apostado por crear un JRPG (algo que justifican con bastante gracia en la historia), que cuenta con un sistema de combate por turnos con un aroma clásico. Esto implica que junto a Ichiban Kasuga puedan combatir otros tres personajes (aunque podremos reclutar hasta siete), cada uno de ellos con sus habilidades particulares (de diferente tipología en función de su trabajo), debilidades y fortalezas. Esto nos obligará a combatir de manera más estratégica, teniendo en cuenta los turnos y utilizando aquellos movimientos que incidan en los puntos débiles de los enemigos para ser más efectivos. Aunque si estamos muy apurados siempre podremos intentar salir corriendo (aunque no siempre lo conseguiremos).

Todo esto que comentamos son elementos básicos de cualquier JRPG, pero lo cierto es que en 'Yakuza' le han dado su propio toque, respetando esa esencia frenética, avasalladora y deslumbrante que caracterizaba el gameplay de la serie. De este modo, veremos animaciones espectaculares que tienen ese punto de humor y glamour que nos sacarán alguna que otra sonrisa durante los combates.

análisis de yakuza like a dragon 3

Por ejemplo, Namba tiene un ataque de fuego que consiste en beber un buen trago de alcohol para proyectar su aliento en forma de bola de fuego (con la ayuda de un mechero) al enemigo. También nos encontramos con ataques combinados que gastan un buen puñado de PM, que se potencian con los vínculos de los personajes, pero que destrozan a los enemigos haciendo uso de una coreografía única, como la que protagonizan Ichiban, Adachi y Namba.

Además, lejos de la sensación que pueda trasmitir este sistema de combate, lo cierto es que las batallas son mucho más rápidas y dinámicas de lo que puedan parecer a primera vista. Los personajes no están inmóviles, se mueven por el escenario e interactúan con el entorno, por ejemplo para coger un cono y arrearle en la cabeza al enemigo, podemos encadenar daño adicional, por ejemplo si conseguimos lanzar a un adversario contra un coche en marcha, o incluso un rival puede evitar que ataquemos a un compañero suyo pegándonos una patada durante una animación.

Incluso tenemos la posibilidad de invocar a unos personajes especiales, llamados mercenarios , que si disponemos de cobertura en nuestro smartphone acudirán raudos y veloces a echarnos una mano, previo pago de un buen puñado de yenes. Muchos de estos personajes se desbloquean completando misiones secundarias y, por ejemplo, podemos invitar al combate a un adulto en pañales, como un bebé cualquiera, que tiene una pataleta descomunal en el campo de batalla.

También existe un modo de combate automático donde nuestro equipo luchará sin que tengamos que interceder en el desenlace de la batalla (a no ser que lo desactivemos voluntariamente). Esto es muy útil para los combates menores con enemigos aleatorios, ya que encima podemos definir el comportamiento que queremos que tengan nuestros personajes, por ejemplo priorizando la curación.

Aporta tu toque personal

Otro elemento clásico de los juegos de rol es la personalización y, aunque no es algo nuevo en el universo 'Yakuza', sí que nos encontramos con un panorama un tanto distinto. Hay aspectos que siguen siendo muy similares, pudiendo cambiar el equipo y/o las armas de Kasuga, y sus compañeros, para modificar elementos como la fuerza, la defensa, la salud o la resistencia a un elemento.

La diferenciación llega con el desarrollo que hagamos de nuestro protagonista. Aquí entran en juego varios aspectos. El perfil profesional que condicionará las habilidades que iremos desbloqueando al subir de nivel; nuestro comportamiento al interactuar con otros personajes en situaciones concretas (podemos ser amables y ayudarlos, aprovecharnos de nuestro carisma para engatusarlos, etc.) y los vínculos que forjamos con nuestros compañeros. En conjunto, podremos desbloquear 19 trabajos y más de 100 habilidades distintas.

A medida que progresamos en la trama principal y completamos historias secundarias; vamos consiguiendo más experiencia, mejorando las relaciones entre personajes, obteniendo equipo nuevo y ganando dinero para gastarlo como si no hubiera mañana. Todo ello nos va abriendo nuevas posibilidades en batalla y nos permite disfrutar de enfrentamientos mucho más variados y espectaculares. He de comentar que, algunos combates de los primeros capítulos se pueden hacer un tanto tediosos y repetitivos, debido a la escasa disponibilidad de movimientos y de personajes en el equipo, algo que afortunadamente no tarda mucho tiempo en solucionarse.

Disfruta de Yokohama

La libertad es otra de las palabras que solemos asociar con esta IP y 'Yakuza Like a Dragon' sigue en la misma línea. Ante nosotros se nos abre la posibilidad de recorrer las calles de Yokohama, una de las ciudades más importantes de Japón, una ciudad que respira vida. Nuevamente, se mantienen muchas opciones que conocemos de sobras, como la posibilidad de disfrutar con recreativas de SEGA ('Virtua Fighter 5' es un claro ejemplo), jugar unas partiditas al Majohng, etcétera. A estos se les suman nuevos minijuegos como uno en el que debes evitar que las ovejas te duerman en el cine, u otro en donde deberemos recoger latas para reciclar montados en una especie de triciclo. En total, 15 minijuegos con los que podemos entrenarnos prácticamente en cualquier esquina.

análisis de yakuza like a dragon 4

Además, lo que aporta muchísima vida a la ciudad son las historias de sus ciudadanos; esas subtramas que nos permitirán no sólo conseguir buenas recompensas, sino descubrir historias de superación, amor... O, simplemente, algunas situaciones realmente descabelladas y divertidas Tenemos 50 misiones secundarias repartidas por el mapa para completar; aunque aquellos que lo deseen pueden limitarse simplemente a completar la trama principal.

Más allá de lo comentado anteriormente, deambular por las calles nos vale para detenernos en las tiendas a comprar cosas, comer en los restaurantes para recuperar salud, PM y llevarnos algún que otro potenciador o, en el último de los casos, descubrir algunos de los secretos que se esconden en las cajas fuertes plateadas y doradas.

La aventura continúa

Una vez completada la trama principal, se desbloqueará la posibilidad de empezar una Nueva Partida +, para poner a prueba realmente todo lo que hemos aprendido. Del mismo modo, desde el menú principal podemos disfrutar de minijuegos en cooperativo local para pasar un rato de lo más divertido.

La espectacularidad por bandera

El apartado gráfico es realmente sólido. Los modelados de los personajes, las animaciones de los distintos movimientos y habilidades... Todo luce realmente bien, y goza de un aspecto inmejorable con una paleta de colores muy vivos que hacen que las calles de la ciudad te atrapen. Eso sí, al contrario de lo que han anunciado para la próxima generación de consolas, aquí no tenemos distintos modos de rendimiento para elegir, sino que en Xbox One X debemos conformarnos con una resolución dinámica y 30 fps. Además, debemos sumarle que los tiempos de carga son muy breves, algo que se agradece en un juego de este estilo.

A nivel de sonido, 'Yakuza Like a Dragon' cuenta con grandes doblajes al japonés y al inglés, además por primera vez cuenta con todos los textos en castellano, para que nadie se pierda nada del inicio de este nuevo comienzo. Eso sí, los subtítulos están mucho mejor sincronizados con el doblaje original.

análisis de yakuza like a dragon 5

Desafortunadamente, el juego no se libra de esos pequeños problemas que acaban empañando un poco el acabado general del juego. Por ejemplo, será bastante habitual ver como determinados elementos de la ciudad cargan delante de nuestras narices (el denominado popping) y, lo que más me molesta, pequeñas congelaciones que tienen lugar al empezar determinadas misiones que, por suerte, no acaban obligando a reiniciar la partida. Después, hay otros pequeños errores curiosos en combate, como que los personajes se queden enganchados con plantas o coches, y se acaben teletransportando junto al enemigo para realizar el movimiento ordenado. Finalmente, también hay algunas ocasiones en las que las texturas del escenario no acaban de cargar adecuadamente.

Conclusiones

'Yakuza Like a Dragon' es un magnífico videojuego que mantiene algunos de los aspectos más importantes que permitieron a la franquicia ganarse el corazón de los jugadores: una historia que te atrapa con todo tipo de situaciones; personajes bien desarrollados; misiones secundarias surrealistas y sorprendentes, multitud de actividades y minijuegos adicionales, etc. No obstante, en esta ocasión estamos ante un título que exige a los fans dejar atrás todas las ideas interiorizadas que tienen sobre la serie en el aspecto jugable; ya que el sistema de combate se ha remodelado para ofrecernos una experiencia JRPG más calmada y reflexiva, pero igualmente espectacular.

Visualmente el juego es muy llamativo, con modelados de personajes y escenarios bien detallados, animaciones de calidad, etcétera. Únicamente se ven empañados por algunas texturas que tardan algo en cargar, o algunos elementos secundarios que no tiene ese elevado nivel de detalle. A eso le sumamos un doblaje japonés fantástico, muy bien sincronizado con las animaciones faciales y, por primera vez, con subtítulos al castellano. Técnicamente el acabado general en Xbox One X es más que notable, funcionando a 4K dinámicos y con un framerate muy sólido. Un buen aperitivo de lo que podremos ver en Xbox Series X los próximos días.

9,0

Lo mejor:

-Personajes carismáticos y una buena historia.

-La nueva propuesta jugable funciona muy bien.

-Múltiples cosas para hacer y no aburrirte.

-Grana cavado visual y sonoro.

-Subtítulos en castellano.

Lo peor:

-Algunos pequeños bugs durante los combates.

-Problemas de popping, cargas de texturas y misiones.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.