avatar

Análisis de 'Utawarerumono: Mask of Truth' para PS4, el final de la trilogía
2
GUERRA VISUAL

Análisis de 'Utawarerumono: Mask of Truth' para PS4, el final de la trilogía

Por Daniel G. Astarloa
PS4
Categoría: Analisis
4 de Septiembre 2017 | 18:05

'Utawarerumono: Mask of Deception' fue un viaje muy especial para los jugadores que decidieron darle una oportunidad meses atrás. El título de Aquaplus se atrevió a asomarse en occidente de la mano de Atlus con una propuesta mitad novela visual, mitad juego táctico; al final la primera parte pesaba más que el resto, pero hacía de su historia algo único sin llegar a ser impresionante. Nos hablaba de un mundo gigantesco, un conflicto que se acercaba y un número de personajes muy especiales que no llegaban ni a la suela de los zapatos de otros tantos, pero que hacían lo que podían por aportar su grano de arena.

Todo el viaje a escala íntima que teníamos en aquel título no es nada comparado con lo que tenemos aquí. Como si de una serie de televisión se tratara, el presupuesto se ha visto aumentado en gran medida y los productores han sabido ver cuáles eran los puntos fuertes de la temporada previa para entregar lo que mejor se les da en la siguiente. El resultado es 'Utawarerumono: Mask of Truth', el final una saga que no puede dejarte indiferente.

Combates directos

Diferentes máscaras, un destino

Es muy difícil hablar de lo emocionante y acertado que es el argumento de 'Utawarerumono: Mask of Truth' sin spoilers. La historia continúa de forma directa a la anterior entrega, y toda esta se construía en torno a los conflictos que tocaría afrontar en esta aventura; es por ello por lo que no tocaremos en este análisis ninguno de los puntos clave que están dándose durante la aventura, dejando en la ambigüedad su argumento.

Lo importante que debe destacarse es que todos los personajes del grupo principal regresan en esta entrega desde el primer momento, y que su peso es mucho mayor que antes. Pasamos a conocer el pasado de algunos de ellos y sus conexiones con los personajes del 'Utawarerumono' original, que no llegamos a ver en Europa. Pero esto es sólo por los principales amigos de 'Mask of Deception'; el juego original gana mucho más peso que nunca aquí.

A la vez que se desarrolla la continuación del argumento presentado por el juego previo tenemos algunos momentos en los que conectamos con Kuon, una de las protagonistas más importantes de la saga y que servía de lazo de unión entre los dos juegos anteriores. Esta joven de gran poder viene estando acompañada por gran parte del equipo de guerreros del primer juego, a los cuales apenas habíamos podido ver en 'Mask of Deception'. Con estos lazos de unión Aquaplus logra que 'Utawarerumono: Mask of Truth' parezca el auténtico sucesor de la franquicia y el que podría considerarse el punto y final de la susodicha, pues dedica gran parte de su tiempo a dar una conclusión a todas las cuestiones abiertas por los títulos anteriores.

Queda claro así que la historia es el mayor punto fuerte de esta aventura, algo que deberíamos considerar obligatorio al tratarse en gran parte de una novela visual. Pero tiene un precio importante: lanzarse a 'Utawarerumono: Mask of Deception' sin haber jugado la entrega anterior hace que sea muy difícil seguir todos sus puntos argumentales o incluso comprender el mundo en el que está establecido. En este caso sería mucho más que aconsejable pasar por ambos juegos para disfrutar de este título de forma completa.

Ataques finales

Mayor peso a la jugabilidad

Las novelas visuales jamás se han destacado por sus opciones jugables: un gran porcentaje de este género de juegos consiste en leer durante las muchas horas que dura la aventura, que en este caso superará las cuarenta sin apenas despeinarse. Sin embargo Aquaplus quiere darle un toque más íntimo a la franquicia 'Utawarerumono' y le añade un componente estratégico clave con combates RPG de estilo táctico, similar a 'Fire Emblem' o 'Disgaea'.

En 'Mask of Deception' estas secciones jugables eran apenas una anécdota que no dejaban un gran impacto en el jugador, pues el número de batallas era muy escaso en comparación con las treinta horas de lectura mínima que uno tenía por delante. Este es el primer punto que Aquaplus ha querido solucionar para la secuela: el número de combates se dobla y se nos añaden diferentes opciones jugables y bonus. Repetir misiones pasadas puede darnos como recompensa diferentes equipamientos y si queremos entrenar a los miembros de nuestro equipo tenemos la opción de dividirlos en dos grupos y que luchen entre ellos, ofreciendo así unos combates de dificultad muy ajustada al enfrentarnos a rivales de nuestro mismo nivel. Y en caso de perder la batalla no sucede nada, porque ambos equipos reciben la experiencia adquirida en esos combates. Una idea redonda para evitar largas sesiones de grindeo.

Con esto dicho también hay que señalar que el sistema de personalización ha sido mejorado. Sigue sin permitir una gran libertad a los jugadores, pero el número de puntos de batalla que repartir entre personajes para mejorar sus estadísticas se vuelve algo más equilibrado, se nos permite aumentar el número de equipamientos y el tipo de habilidades que podemos aprender aumenta considerablemente. Sigue sin querer abrazar los convencionalismos de los RPG con ropa o armas que aumente las estadísticas de nuestros batalladores, pero se nos permiten muchas más cosas.

Estrategia conjunta

Oscura es la guerra

Aunque no podemos hablar de los puntos argumentales que hacen que esta entrega se eleve sobre las anteriores sí podemos destacar que la evolución de personajes es magnífica, al igual que las relaciones entre ellos. Esta es una historia mucho más oscura que la anterior, menos servida de fanservice para arrancarnos en más de una ocasión el corazón por enfrentar a viejos amigos entre sí o llevar al límite a alguien a quien teníamos aprecio. Y en gran parte la música juega un valor muy importante en este proceso-

Sin que sea una banda sonora muy diferente a la de la aventura previa, esta consigue destacar sabiendo cuándo y cómo sonar según dicte el guión. Son temas que perfectamente se podrían dejar a modo ambiental en muchos títulos o situaciones de nivel personal, aunque funciona mucho más por su uso que por la capacidad de dejar un impacto emocional en aquel que escucha estos temas. No es capaz de competir con las excelentes bandas sonoras que han tenido muchos títulos en los últimos años, pero no quita que merezca la pena detenerse a escuchar lo que el juego nos tiene que ofrecer.

Y más si sabemos algo de japonés, porque en el doblaje no se corta. Al igual que el título pasado, 'Utawarerumono: Mask of Truth' viene con un doblaje en perfecto japonés, lo que significa que todas, absolutamente todas las escenas del título vienen en este idioma extranjero, con la excepción de los combates adicionales tras superar el juego. Y se puede aceptar, pero los subtítulos sólo están en inglés, ampliando mucho la barrera del idioma para los jugadores.

Amigos enfrentados

Conclusiones

'Utawarerumono: Mask of Truth' es una maravilla en su plano argumental. Aquellos que se atrevan a descubrir sus secretos y adentrarse en la extraña tierra de Yamato puede que descubran una de sus novelas visuales favoritas. Sin embargo, para disfrutarlo al completo debe tenerse en cuenta de que se trata de un juego de dicho género con algunos toques de RPG táctico y no alrevés: aquellos que no estén dispuestos a cuarenta horas de juego de pura lectura con un doblaje japonés constante no disfrutarán de esta aventura ni de ningún juego en el género. Se trata de un juego muy cerrado a su público, que a su vez exige que hayas jugado a la aventura previa, pero que se ve compensado en el tiempo.

7,5

Lo mejor:

- Historia apasionante y personajes muy profundos.

- Más batallas y con más opciones jugables.

Lo peor:

- Jugabilidad limitada por su propia naturaleza.

- Barrera de idioma muy presente; voces en japonés, subtítulos en inglés.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.