avatar

Análisis de 'Total War: Warhammer 2': El pozo de horas supremo
1 18
SOLO UN TURNO MÁS

Análisis de 'Total War: Warhammer 2': El pozo de horas supremo

PC
Categoría: Analisis
26 de Septiembre 2017 | 17:33

Total War es una de las franquicias de estrategia en tiempo real más longevas y famosas y después del éxito que supuso la primera incursión en los mundos de Games Workshop, The Creative Assembly y Sega ha repetido con ellos para traernos 'Total War: Warhammer 2'. Después de muchas horas jugando al título, vamos a hablar largo y tendido del juego.

Iniciamos el juego y como buen jugador de PC y propietario de un PC de hace unos años, voy corriendo al apartado de configuración gráfica para que mi ordenador no explote con el título. Una vez lo tengo configurado con las opciones que me permitirán jugarlo con soltura en mi PC descubro una opción maravillosa llamada "test de rendimiento", donde el juego se pondrá a hacer una batalla con dos grandes ejércitos o a moverse por el mapa de la campaña automáticamente para testar los fps a los que mi máquina puede defenderse, dándonos al final una gráfica con los frames que es capaz de reproducir el ordenador durante toda la prueba. Una opción que deberían tener todos los juegos AAA del mercado e incluso me atrevería a decir que Steam debería obligar a poner.

Ahora ya está todo configurado y nos tiramos a jugar. La primera decisión que tendremos que tomar es con que raza y héroe haremos la campaña, tenemos 4 facciones y 2 personajes por cada una:

altos oscuros de total war warhammer 2

Altos Elfos

Los altos elfos o Asures, creadores del gran vórtice, el protagonista de esta historia -hablaremos ahora de él- y los defensores del mismo. En esta facción podremos escoger a Tyrion o a Teclis, siendo la dificultad fácil o muy difícil respectivamente.

El ejército de los altos elfos destaca por sus arqueros, los cuales tienen un alcance impresionante, por sus guerreros de cuerpo a cuerpo y sus caballeros. Mención especial para los dragones, tanto unidades como montura y los fénix.

Las características de esta facción son la influencia, que conseguiremos eligiendo qué hacer en diferentes acontecimientos políticos; la intriga en la corte, mediante el uso de influencia podemos generar rumores y situaciones que nos ayuden a cambiar las relaciones con los demás ejércitos que poblan el Nuevo Mundo y, por último, el espionaje, los Altos Elfos usan las vías de comercio con otros ejércitos para espiarlos y así tener visibilidad de las zonas conquistadas por los demás.

elfos oscuros de total war warhammer 2

Elfos Oscuros

Los Elfos Oscuros o Druchii están liderados por Malekith, el Alto Elfo que se iba convertir en Rey Fénix pero que fue traicionado y decidió ir contra su raza. Si jugamos la campaña con él la dificultad será normal y si lo hacemos con Morathi -su madre- jugaremos en difícil.

El ejército que tiene a su disposición los Elfos Oscuros destaca por sus unidades grandes como las Arpías, Hidras y Dragones, además de tener una caballería muy competente y buenos guerreros cuerpo a cuerpo.

Las características que tiene esta facción son los esclavos y las arcas negras: Cuando venzamos a otro ejército, podemos coger a algunos combatientes como esclavos, los cuales generarán beneficios y malestar social en las ciudades, además de ser "la moneda" con la que haremos los rituales -en las otras razas simplemente nos cuestan dinero-. Uno de esos rituales será invocar un arca negra, un barco donde podremos tener otro ejército y que es único de esta facción.

hombres lagarto total war warhammer 2

Hombres Lagarto

Los hombres lagartos son los protectores de la tierra y como tales, quieren proteger el gran vórtice de los Skaven. Dentro de esta facción tenemos para elegir al Señor Mazdamundi y a Kroq-Gar, dificultad fácil y normal respectivamente.

Las tropas que tienen a su disposición los hombres lagarto destacan por ser bestias, por ejemplo: dentro de los arqueros tendremos camaleones, a quien se les da muy bien esconderse. Y dentro de los "carros de carga" o similares, tenemos dinosaurios con una gran capacidad de carga y mucho aguante. El hándicap que tienen todas estas unidades es que pueden entrar en "fuera de control" y no podremos elegir los objetivos a los que queremos que ataquen. Dentro de este ejército también tenemos chamanes que puede invocar unidades y podemos decir que invocar una unidad de caballería detrás del enemigo para que les haga una carga, es algo muy ventajoso y que puede decidir una partida.

Las características de esta raza son la red geomántica, mediante la cual podemos reforzar los decretos que tenemos impuestos en las provincias y los desoves bendecidos, estos "rituales instantáneos" nos permiten reclutar una unidad especial de vez en cuando. Estas unidades tienen las características aumentadas respecto a sus versiones normales.

skavens de total war warhammer 2

Skaven

Los Skaven buscan el poder del gran vórtice para conseguir traer al mundo a su dios, la gran rata cornuda. Los comandantes que podremos elegir serán Queek y Skrolk, difícil y normal respectivamente.

Los ejércitos de los Skaven son multitudinarios, teniendo por cada unidad muchos soldados muy blanditos pero que con su gran número, acaban mermando a las tropas enemigas. También tienen una gran fuerza a distancia con sus catapultas.

Los Skaven también tienen sus características propias y son la corrupción, que irá aumentando en las ciudades que no son de los Altos Elfos, pudiendo mermar la felicidad de los habitantes. El imperio subterráneo, raro será ir a explorar unas ruinas para saquearlas o conquistarlas y no encontrarse un ejército de ratas que debiliten nuestro ejército y nos hagan más complicadas las futuras incursiones, sino nos matan directamente. Y, por último, el hambre, los Skaven necesitan comida para poder realizar sus acciones de forma correcta.

mapa de campaña de total war warhammer 2

Pese a ser un novato en la saga -y gracias a ello poder daros un punto de vista diferente al de los más veteranos- , por lo que he podido jugar desde que me he puesto con este título y he podido ver de otros. 'Total War: Warhammer 2' sigue la misma esencia que los anteriores Total War respecto a la macro gestión y micro gestión de la partida. Tenemos un montón de opciones para ir conquistando ciudades, reclutando unidades y atacando a los demás ejércitos con unos menús y unos controles bastante sencillos, aunque un poco farragosos al principio. Sobre todo los que moverse por el mapa y decirle a cada uno lo que tiene que hacer, tanto en la batalla como en la campaña.

La experiencia mientras juegas es divertida y bastante agradable, obviamente más en la victoria que en la derrota, ver como tu ejército aplasta totalmente a un rival, ya sea gestionando tus las unidades o dándole a batalla automática, es muy buena. Y cuando pierdes, es amarga y sabes que es culpa tuya por no haber llevado bien la situación. Ya sea por no haber defendido de la forma correcta la ciudad -teniendo allí un ejército o fortificándola con murallas y guarniciones-, no haber llevado las unidades necesarias a la batalla o no llevar las unidades que tenías que llevar. En juego te da toda la información necesaria en todo momento para que vayas preparado.

'Total War: Warhammer 2' es un juego muy profundo, tienes que meterte muy en serio a jugar desde que empiezas la partida hasta que la terminas, no te puedes distraer en ningún momento porque si no se irá todo al garete y, como acabo de decir, será enteramente culpa tuya. Pero, ¿cómo se termina este juego? Para responder a esta pregunta tenemos que hablar un poco más de la historia del juego, proveniente del lore de Warhammer.

el gran vórtice de total war warhammer 2

Cada una de las facciones tiene un objetivo concreto pero todos pasan por el mismo punto: tomar el poder del gran vórtice. Este ente mágico fue creado por los Altos Elfos para desterrar a las fuerzas del caos. Lo que hace el vórtice es concentrar los vientos de la magia, que es de donde los hechiceros sacan el poder para hacer sus sortilegios. En la batalla tendremos que estar muy pendientes del viento de la magia y gestionar el poder mágico que podemos tener para usar las habilidades de los magos, chamanes, brujos, etc que tenemos entre nuestras unidades. Ya que prácticamente solo tendremos X unidades de él para usar sus poderes especiales. Al principio de la batalla podremos elegir si arriesgamos para poder conseguir más, pero también podremos perder "unidades" y no poder hacer tantas magias como nos gustaría. Y como todo lo que podemos hacer o no hacer, puede condicionar la batalla y la partida entera. Y os adelanto que perder una partida entera es largo, agónico y frustrante -sobre todo si vamos por el turno 200-.

Los 5 grandes rituales

Para ganar la partida tendremos que hacer los 5 grandes rituales. Para la realización de ellos, cada facción tiene que recolectar una "moneda" concreta. Los altos elfos necesitan fragmentos de monolito; los elfos oscuros, pergaminos de Hekarti; los Skaven, piedras bruja y los hombres lagarto, tablillas antiguas. Cada uno tiene su explicación histórica y os recomiendo que si os interesa, vayáis directamente a las novelas, ya que es una historia tan extensa que estaríamos aquí días para poder tratarla completamente y como se merece. Los rituales se hacen en 3 ciudades simultáneamente -elegidas de forma aleatoria entre las que están en nuestro poder- y durarán unos 10 turnos -salvo el último que dura 20- y al terminar esa cuenta atrás de turnos, si una de las ciudades ha sido conquistada por otra facción, el ritual fallará y tendremos que empezar desde el principio.

Tanto si somos unos novatos en el género o en la franquicia, como si no, tendremos a nuestra disposición el tutorial del juego. Dicho tutorial nos cubrirá los primeros turnos de la partida y tendremos unidades diferentes si lo hacemos. Hay que decir que la primera vez que juegas una partida el tutorial -por lo menos los primeros minutos- se agradece bastante Aunque es muy intrusivo, no nos dejará hacer nada hasta que le hagamos caso pero, curiosamente, una vez hemos avanzado un poco, nos damos cuenta de que tiene problemas en su planteamiento. Vamos con un ejemplo que es algo que me ha pasado a mí y que hizo que tuviera que replantear el rumbo de mi partida dramáticamente.

fénix contra dragón total war warhammer 2

Cuando te enseñan a hacer tratados de paz -otra de las mecánicas profundas e interesantes del título-, nos ordenan hacerlo con una facción concreta, pero una vez lo hacemos, tenemos el poder de hacerlo con quien queramos. En mi caso lo hice con un ejército de Skavens que tenía cerca, un poco por probar y otro tanto porque me venía bien por situación. Firmamos tratado de paz y de comercio y me permití incluso pedirles un pago por ello, olé yo. La cuestión es que 3-4 turnos después, por razones históricas tuve de declararles la guerra y, como tenían un pacto con otro ejército, se me vinieron encima muchos problemas. Ejércitos destruidos, ciudades tomadas y muchos turnos para reconducir el rumbo de mi partida. Todo un jaleo que me hubiera ahorrado si el tutorial no me hubiera permitido hacerlo, ya que, por historia, no debería haberlo hecho y para eso está el tutorial.

Podríamos defenderlo si pensamos que esto es parte del aprendizaje del novato en Total War, pero fácilmente puede ser una razón por la que nos cansemos de jugar y dejemos el juego olvidado. Más aún si, como un servidor, no estáis todo lo finos que deberíais al empezar la partida y en vez de en escoger una partida fácil con un protagonista fácil, lo hacéis en normal con un personaje normal. Como consejo, una vez hayáis hecho una vez el tutorial, nunca volváis a hacerlo.

Además de todo lo dicho de gestión de unidades, ciudades, provincias –conjuntos de 1 a 4 ciudades donde pondremos decretos- y diplomacia, no se nos pueden olvidar las tecnologías, en la que cada facción tendrá un árbol muy diferente y nos ayudarán a disminuir gastos de gestión, reducir el descontento de nuestra población y muchísimas cosas más. Y hablando de árboles, hay que mencionar que cada señor de cada ejército –incluido nuestro comandante- tendrá un árbol de habilidades y opciones de equipamiento muy variadas, incluyendo la asignación de sirvientes. Otro detalle más que nos ayudará y que debemos estar mirando constantemente.

Vamos a ir terminando

Con todo esto y resumiendo para ir cerrando, 'Total War: Warhammer 2' es un juego divertido y muy profundo, perfecto para los amantes de la estrategia en tiempo real pero también accesible para gente que no lo jugado nunca estrategia en PC -y que tenga bastante paciencia-. Un juego que hay que dedicarle muchas horas y vídeos de youtube si queremos mejorar pero que todo ese tiempo y esfuerzo se ve recompensado con la satisfacción de hacer las cosas bien y ver como todo avanza correctamente en nuestra partida. Y la sensación de ganar una batalla en la que tú mismo gestionabas tus tropas, es insuperable.

Tenemos facciones muy diferenciadas, aunque solo sean 4, opciones a gogó para gestionarlo absolutamente todo y unos gráficos muy competentes y bonitos, sobre todo en las miniaturas de las ciudades en el mapa, las unidades y los campos de batalla, al igual que unas escenas de vídeo que nos pueden recordar a las que hace Blizzard en sus juegos aunque algo venidas a menos. Pero hay que tener en cuenta que estamos comparando con los niveles de producción más altos de la industria en ese sentido. Y nos hemos centrado únicamente en la campaña individual, pero el juego también tiene un modo para hacer la campaña en cooperativo y para librar batallas personalizadas, así que jugar a Total War: Warhammer 2 no significa estar solo con tu ordenador y echando horas a tutiplén, también podemos retar a gente y pasarnos la campaña con nuestros amigos o jugar una batalla rápida eligiendo un ejército que no hayamos podido jugar en campaña por la razones que sean.

En resumen, Total War: Warhammer 2 es un gran juego que nos absorberá y nos hará sentirnos como Napoleón pero en su homologo de los mundos de Warhammer Fantasy.

9,0

Lo mejor:

- Un gran mapa para conquistar y dejar montones de horas por el camino.

- Las facciones se diferencian mucho unas de otras.

- Gráficos bastante vistosos en alto y cumplidores en bajo.

- Test de rendimiento.

Lo peor:

- Hay tantas cosas que hacer que a los más novatos les puede agobiar bastante.

- Solo hay 4 facciones hasta el momento y se ampliarán vía DLC

- Tutorial intrusivo.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.