Análisis de 'This War of Mine' para PS5, la guerra sigue igual

SUPERVIVENCIA

Análisis de 'This War of Mine' para PS5, la guerra sigue igual

Por Rodrigo Aliende

El 23 de Junio 2022 | 16:00

El juego de supervivencia de los polacos 11 bit studios llega por fin a las consolas de nueva generación, con el mismo objetivo de reflejar la cruda realidad de la guerra.

'This War of Mine' lleva entre nosotros varios años. Este juego de supervivencia llegó en 2014 por primera vez exclusivamente para PC. Su evidente calidad hizo que 11 Bit Studios expandiera su universo bélico también a móviles y consolas. Hace cuatro años llegó por primera vez la Complete Edition para Nintendo Switch y ahora ya la tenemos para las consolas de última generación. Eso sí, el contexto internacional era imposible de predecir entonces y 'This War of Mine' cobra hoy más importancia que nunca. Los polacos han demostrado que su título más famoso no es un mensaje vacío en contra de la guerra, sino que están cien por cien comprometidos con esos valores. Ya en 2014 colaboraron con la ONG War Child para recaudar medio millón de dólares y este año, como no podía ser de otra manera, hicieron fuerza con la Cruz Roja ucraniana para ayudar en la guerra que todavía sigue en marcha en pleno continente Europeo.

'This War of Mine' se aleja por completo de la visión estilizada de blockbuster de 'Call of Duty' e incluso de los mensajes antibelicistas de Hideo Kojima transmitidos a través de un supersoldado. Desde el primer minuto, su ambientación y estética nos dejan claro que la guerra no es buena para nadie y menos aún para los civiles inocentes que viven en las ciudades afectadas. Estos son nuestros protagonistas, no soldados con armamento de última generación, vidas infinitas y cero conexión emocional. Pero es que 11 Bit Studios no manda su mensaje a través de su historia, su guión y sus diálogos, sino que lo hace directamente a través de sus mecánicas y jugabilidad.

This war of mine

La acción transcurre en la ciudad ficticia de Pogoren, Graznavia, inspirada en los eventos reales del Asedio de Sarajevo a principios de los 90s. Tenemos que hacernos cargo de un grupo de civiles e intentar que sobrevivan hasta que la guerra se acabe. Se divide en dos partes claramente diferenciadas: día y noche. Durante el día, permanecemos en el edificio ruinoso en el que estamos atrincherados, intentando mantener una rutina lo más normal posible dentro de las circunstancias, es decir, comer (o mejor dicho, elegir quién va a comer y cuánto), reparar objetos, fabricar herramientas, cuidar del huerto improvisado, reforzar las defensas para rechazar posibles asaltos, etc. Esta sección es más cercana a la gestión y a un simulador de vida, tomando decisiones difíciles sobre nuestros personajes.

Una vez cae la noche, hay que elegir quién será el valiente que se aventure fuera del refugio para conseguir recursos necesarios para continuar con la supervivencia. Luego ver a qué zona se dirige. Como es obvio, cuanto más peligroso sea el lugar, mayor será la recompensa. 'This War of Mine' no es más que una continua serie de decisiones que pueden salir mal o peor. La vía del sigilo es siempre la más recomendada en este contexto, no sólo por los motivos evidentes, sino también porque las mecánicas de combate no es que estén del todo pulidas. Además, matar en este juego tiene consecuencias palpables para los personajes. Aquí no controlamos a Nathan Drake, que es capaz de acabar con trescientos mercenarios y ni siquiera pestañear. La salud mental es otro aspecto que hay que tener en cuenta, porque pueden caer en depresión por muchos factores (y con razón), entre ellos asesinar a alguien. Aun así, hay que hacer lo que sea necesario para sobrevivir, incluso matar.

This war of mine

De vuelta al refugio, con más o menos suerte, hay que volver a mantener el barco a flote como se pueda: curar heridas, atender lesiones, mejorar las defensas, fabricar camas más cómodas... La imposibilidad de no poder tener todas las necesidades cubiertas es una constante durante todo el juego y ayuda muy bien a meternos dentro de esa atmósfera de peligro e inquietud sin visos de terminar.

Las visitas al refugio suelen ser habituales, y no estamos hablando de las invasiones que nos obligan a resistir como sea y mejorar las defensas del edificio, sino unas que suelen ser más amistosas, teniendo en cuenta el contexto. El vendedor nos puede salvar de algún apuro cuando necesitemos algo con urgencia, sin necesidad de salir al peligro del exterior. También vienen personas a ofrecernos misiones, con jugosas recompensas, pero una vez más, volvemos a las decisiones constantes para sobrevivir. También pueden llegar otros inocentes a pedir ayuda y asilo y es cuestión de cada uno aceptarlos o no, con la consiguiente responsabilidad de tener una boca más que alimentar.

This war of mine

Más allá de todo este contenido, que no es poco, esta "edición completa" incluye los contenidos descargables que amplían 'This War of Mine' narrativamente: 'The Little Ones', ' Father's Promise', 'The Last Broadcast' y 'Fading Embers'. El contenido original creaba una narrativa emergente a través de eventos aleatorios y las acciones del propio jugador, mientras que estos DLCs se centran en contar una historia predefinida, algo más tradicional pero igual de potente a la hora de mostrar los horrores de la guerra.

Conclusiones

'This War of Mine' no es un juego perfecto, y es cierto que sus mayores desperfectos son a nivel jugable y podrían haberse depurado a lo largo de las diferentes versiones que han ido apareciendo, pero es que el conjunto es realmente bueno y es capaz de transmitir sensaciones que pocos pueden. Da la sensación de que el título está un nivel por encima del resto en cuanto a ambientación e historia, mientras que le da un poco la espalda a cuestiones más "banales" como el control o los tutoriales. Aun así, es una experiencia que todo el mundo debería probar al menos una vez.

8,5

Lo mejor:

- Sigue igual de en forma que desde salió y más actual que nunca.

- Su ambientación y forma de meterse bajo tu piel.

Lo peor:

- El control se siente algo chapucero.

- El sistema de combate podría mejorarse.

Artículos recomendados