avatar

Análisis 'The Division' para Xbox One
REVIEW

Análisis 'The Division' para Xbox One

XOne
Categoría: Analisis
16 de Marzo 2016 | 23:05

La semana pasada llegaba a las tiendas de todo el mundo el lanzamiento más importante de esta primera parte del año: 'The Division'. Ese juego que tenía esperando con muchísimas ganas a la inmensa mayoría de jugadores, independientemente de la plataforma. Lo primero que podemos decir es que el trabajo realizado por Ubisoft ha sido de chapó, consiguiendo presentar al mundo un juego fantástico del cual se hablará durante muchísimo tiempo.

Mucho ha llovido ya desde que en 2013 Ubisoft nos dejará a todos flipando con el juego que presentaba por todo lo alto en el E3: un título técnicamente espectacular que nos proponía una experiencia multijugador cooperativa poco habitual en consolas, en una Nueva York fielmente recreada, aunque en unas condiciones lamentables. Desafortunadamente los retrasos y el downgrade nos han dejado un 'The Division' estéticamente un escalafón por debajo de lo que vimos hace tres años (aunque sigue siendo espectacular), pero, para suerte de todos, consigue ofrecernos unas experiencias y sensaciones únicas, un paso por delante de lo que muchos nos imaginábamos cuando lo vimos por primera vez.

Análisis 'The Division' para Xbox One

Lo que sí puedo decir clara y abiertamente antes de empezar a entrar en detalle sobre todo lo que nos encontraremos en 'The Division', es que el juego me ha sorprendido muy gratamente y ha sobrepasado todas las expectativas que tenía depositadas en él antes del lanzamiento.

Descubriendo la cruda realidad

Cuando iniciamos por primera vez 'The Division', el título de Ubisoft nos mostrará cómo una de las naciones más importantes de nuestro tiempo, Estados Unidos, cae hasta ser un simple montón de escombros a causa de una nueva pandemia producida por una enfermedad llamada la gripe del dólar. Es en esta situación de extremo caos donde una unidad de agentes especiales, conocida como The Division, es activada para ayudar a la sociedad norteamericana en la ardua tarea de resurgir de sus cenizas.

Así, a simple vista, esta historia puede parecer excesivamente sencilla o tópica, pero lo cierto es que desde Ubisoft Massive han conseguido crear una trama realmente interesante en la cual, el grueso de la información la conoceremos al jugar las misiones principales de la campaña que nos irán descubriendo que se esconde detrás de toda esta catástrofe. Sin embargo, no acaba todo ahí, y es que si no nos aventuramos a recoger los distintos tipos de coleccionables repetidos por Nueva York (teléfonos, echos, informes...) nos quedaremos sin conocer muchísimos detalles que envuelven a esta catástrofe. Muchos de ellos son momentos personales de distintos personajes, como conversaciones o enfrentamientos, que en más de una ocasión conseguirán ponernos los pelos de punta.

Análisis 'The Division' para Xbox One

La trama, sin ninguna duda, invitará a todos los aquellos que se desplacen hasta Nueva York a avanzar y jugar misiones que irán poniéndonos en situaciones cada vez más peliagudas. Estas misiones están repartidas en tres áreas o secciones diferentes dentro de nuestra base de operaciones: el área de tecnología, el área médica y el área de seguridad. A medida que se vayan desbloqueando nuevas misiones, nosotros seremos totalmente libres de jugarlas en el orden que queramos, así como de repetirlas las veces que consideremos oportunas, aunque obviamente nuestro nivel y el propio de la misión nos darán una idea de por dónde nos puede salir el tiro a la hora de disputar una u otra misión.

La posibilidad de repetir y jugar las misiones principales en el momento que consideremos oportuno, nos ofrece la posibilidad de jugar en compañía de hasta tres amigos en una experiencia fantástica, pero exigente. En caso de afrontar las misiones de forma cooperativa con amigos o buscando otros jugadores en la red, el nivel de dificultad de la IA lo marcará el usuario de más nivel. Sin embargo, aquellos que decidáis jugarlo en solitario podréis disfrutar perfectamente del juego sin ningún tipo de problema, algo que para ser sincero me ofrecía muchas dudas inicialmente.

Esas tres ramas de las que hemos hablado anteriormente, no solo son importantes a la hora de afrontar una misión principal, si no que las distintas misiones que irán apareciendo por el mapeado también se diferenciarán entre un área u otra según el color. Además, cada vez que completemos un trabajo recibiremos experiencia, dinero y créditos de los distintos departamentos. Estos nos permitirán actualizarlos y modernizarlos, para conseguir nuevas habilidades, objetos, etcétera.

El silencio de una Nueva York en ruinas

Dentro de la ciudad de Nueva York nuestro cuartel general estará instalado en la vieja oficina de correos. El edificio estará dividido en las tres áreas que ya hemos comentado, y es que esta será la posición estratégica desde donde nosotros podremos ir mejorando el equipo y las instalaciones. Además, será un sitio asiduo a visitar también debido a los vendedores que podemos tener en la zona, así como distintos NPC que nos ofrecerán opciones de todo tipo, desde conocer misiones secundarias a crear objetos partiendo de distintos componentes. Después, en cada uno de los distintos distritos tendremos un pequeño piso franco donde podremos reabastecer nuestro arsenal, vender, comprar o aceptar misiones.

A nivel de recreación de Nueva York, el trabajo realizado por Ubisoft Massive es sencillamente espectacular.

El mapa que nos presentaron puede parecer pequeño, pero lo cierto es que una vez te pierdes por sus avenidas no tienes ni mucho menos esa sensación. Todas las grandes avenidas de la gran manzana están recreadas, y cualquier calle o callejón, tiene detalles que lo hacen diferente al resto. Las panorámicas de la ciudad son secillamente espectaculares, y el nivel de detalle llega a ser realmente enfermizo en muchas facetas, por ejemplo, entras en un piso y no hay dos juegos de mesa o dos libros iguales en la estantería, a lo cual debemos añadirle la multitud de guiños a juegos o series de televisión que encontraremos en la ciudad.

Análisis 'The Division' para Xbox One

'The Division' tiene un gran punto a su favor, y es que cuando deambulas por los restos de la ciudad consigue trasmitirte esa desolación y esa sensación de abandono. De tristeza que viven los supervivientes. Además, también es capaz de trasmitirte la crueldad del mundo, tanto de algunas personas que se dedican por ejemplo a quemar a otros supervivientes, así como la propia meteorología que te presenta un invierno duro y cruel, con sus cambios de tiempo.

Y quizás, esta situación haya hecho que sea todavía más impactante, las escasas opciones de personalización que tenemos sobre todo en la parte estética del personaje. El editor de personajes es bastante más sencillo de lo que me esperaba, algo que le quita un poquito de cache pero que no afecta a la experiencia jugable. Y en lo que respecta al equipo o la especialización de nuestro agente, tenemos una amplia variedad de habilidades para combinar y escoger la que mejor se adapte a nosotros, así como un amplío arsenal de armas y equipo (tanto para subir atributos, como meros elementos estéticos) que mejoran aspectos como la salud o el daño según el perfil de agente que queramos diseñar. Quizás en este apartado me falta que haya más modelos básicos, ya que las armas y demás se repiten bastante, pero con distintas versiones que cambian sus características y bonificaciones.

La jugabilidad es otro de los aspectos que algunos usuarios han criticado duramente, pero que a mí personalmente me parece que está perfectamente implementada, porque hace realmente sencillo moverse y explotar las posibilidades del juego sin necesidad de necesitar un elevado número de horas para dominarla. Personalmente me recuerda en muchos momentos a 'Gears of War', y la verdad, eso me encanta.

Disfrutarás solo o en compañía

Pero sin duda, lo que más alegrías y disgustos va a traer a todos los agentes que visiten la Nueva York corrompida por la gripe del dólar que nos presenta 'The Division' será la Zona Oscura o Dark Zone. Se trata del lugar donde podrás conseguir armamento y equipo realmente interesante, pero en el cual te mueves como si tuvieras una diana en la espalda, ya que no sabes cuándo te vas a cruzar con otro usuario que decida apretar el gatillo. Esta modalidad aporta un toque muy fresco y especial al juego, ya que se respira una tensión máxima entre la gente, en muchas ocasiones parece que hay incluso pavor a ser el primero en apretar el gatillo, sin embargo, coordinado con el grupo se lían auténticas batallas campales. Eso sí, a mí me gustaría que en el futuro se añadieran distintos objetivos que realizar de forma conjunta por tal de intentar favorecer la cooperación entre usuarios y la disputa entre grupos.

La Zona Oscura está ajustada a tu nivel de personaje (máximo de 30), y dentro de esta área tienes otro rango que te vas labrando y que también alcanza como máximo el 30. De hecho, lo que más penaliza en esta área es morir siendo un renegado (después de haber disparado a otro usuario), algo en lo que Ubisoft ya está trabajando para equilibrarlo.

Análisis 'The Division' para Xbox One

Por si todo esto fuera poco, cuando uno alcanza el nivel 30 se desbloquean las misiones diarias, una serie de retos realmente difíciles para los cuales será necesario equiparse bien, y que nos vendrán como anillo al dedo de cara a preparar los nuevos contenidos que vayan llegando. ¿Alguien dijo raids?

Por último, no quería acabar sin comentar los supuestos problemas o bugs que tiene 'The Division', y es que, durante las decenas de horas jugadas antes de escribir este texto, yo no he sufrido ni padecido ningún bug que corrompiese mi experiencia de juego. En este apartado únicamente puedo destacar negativamente dos cosas: un pequeño fallo que hace que no puedas recoger algún echo determinado (me ha pasado con uno) y el otro es el popping que tiene el juego, ya que la gran cantidad de datos que tiene que cargar hace que a veces veas como aparecen cosas en tus morros.

Conclusiones

En definitiva, 'The Division' es una compra obligatoria para todos aquellos jugadores que disfrutan con los shooters en tercera persona. El título de Ubisoft ofrece unas posibilidades únicas, y consigue engancharte hora tras hora haciéndote sentir esa necesidad irrefrenable de retomar la partida. Esas ganas de volver a pasear por las impresionantes avenidas de una Nueva York arrasada. Quizás el mayor temor que muchos podrían tener, es si 'The Division' se disfrutaría igual jugando solo o es necesario un grupo, y yo me atrevo a decir que el juego ofrece una experiencia fantástica para empaparte de su historia y disfrutar con sus misiones principales. Eso sí, a la hora de meterte en el PvP de la Zona Oscura, si vas solo te conviertes en un auténtico caramelito. En resumen, 'The Division' es el primer gran lanzamiento del año que cumple e incluso supera las expectativas, de hecho, no sé qué hacéis leyendo este texto en vez de estar jugándolo...

ESTE ANÁLISIS SE HA REALIZADO EN BASE A LA VERSIÓN DE XBOX ONE

9,0

Lo mejor:

-La jugabilidad. -La recreación de la ciudad de Nueva York. -Los guiños que esconde el juego. -La Zona Oscura. -Los pequeños detalles escondidos detrás de los coleccionables. -El desarrollo y la variedad de las misiones principales. -Las posibilidades de crear un agente a tu medida.

Lo peor:

-Pequeños bugs y "fallos" como el popping. -Un editor de personajes justito.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.