avatar

Análisis de 'Streets of Rage 4 – Mr. X Nightmare' para PS4, el trato Mania
A LECHE VIVA

Análisis de 'Streets of Rage 4 – Mr. X Nightmare' para PS4, el trato Mania

PC XOne PS4 SWITCH
Categoría: Analisis
29 de Julio 2021 | 12:00

El pasado año nos quedamos con una gran cantidad de glorias que revisitar indefinidamente en el futuro. De todos los videojuegos que brillaron con luz propia siempre tendré en cuenta 'Streets of Rage 4', que resucitaba la saga para traernos una obra de arte retro como ninguna otra en todo el año. Fue uno de los mejores lanzamientos multiplataforma si buscabas un multijugador cooperativo.

Ya escribí en el análisis de su momento cómo me hacía sentir cuando cogía el mando para otra partida más. Mis sentimientos no han variado en gran medida en este tiempo: sigue siendo un beat 'em up excelente. Pero le echaba algo en falta. El título era capaz de ganar a muchos otros a un pulso con un sólo brazo, pero no aprovechaba el potencial del otro para noquearte y estamparte la cabeza contra la mesa.

Con el tiempo me he dado cuenta de que era una cuestión de técnica. Con el anuncio de que una expansión estaba en camino no estuve seguro de si era exactamente lo que el título necesitaba: ya había un fantástico número de personajes jugables y muchos combos que amaestrar. Como suele ser costumbre, me equivocaba: 'Mr. X Nightmare' es mucho más que un par de extras, es el ajuste de tornillos que hacía falta para convertir este título en una obra maestra.

Pesadilla

Terror desde la ultratumba

Casi podría decirse que no hay ninguna trama que destacar en 'Mr. X Nightmare'. Simplemente el equipo de protagonistas no ha quedado satisfecho con su rendimiento tras derrotar a los hijos Y en la aventura y temen que futuras amenazas les superen en fuerza. Si quieren defender Wood Oak City, van a necesitar entrenar hasta romper sus límites. ¿Dónde mejor que en el cerebro de su fallecido archienemigo, Mr. X?

No hay nueva campaña ni niveles que sirvan de refuerzo. Con los del juego base hay de sobra, siendo francos: doce niveles bien variados con retos de toda clase. En su lugar, 'Mr. X Nightmare' se justifica a sí mismo como una simulación constante en la que nuestros héroes prueban sus nuevas técnicas. Incluso sirve como justificación para que tres de los jefes del juego base se unan al equipo y repitan las mismas fases que ellos, transformando los encuentros consigo mismos en un holograma simulado que evidencia su condición.

Estos tres personajes adicionales (cuatro, si sumamos el secreto) son el jugo de la expansión. Cada uno de ellos destaca por un estilo de combate único y muy diferente al resto de guerreros. Tenemos a nuestra disposición a Estel, la policía más fuerte del departamento de Wood Oak: está decidida a acabar con la corrupción y los maleantes al precio de la ley. Sus habilidades son las más técnicas, haciendo uso de granadas cegadoras y la llamada de refuerzos.

Max es, por otro lado, todo un veterano en la saga. El grandullón es lento, pero su capacidad para aplastar cráneos es incomparable. No sólo hace una cantidad de daño abismal, sino que sus agarres pueden servir para derribar a grupos enteros de enemigos si hace falta. Su control de masas es único.

Por último está Shiva, todo un favorito entre los fans. Sus habilidades de kung fu y máxima meditación le permiten romper cualquier barrera conocida para el hombre con ataques teletransportadores, combos extensos y mucha mala baba. Eso sí, se niega a usar armas como ya es habitual para él en la franquicia. Puede golpearlas, pero jamás tomará una en contra de sus enemigos.

Equipo

Fantasma en la máquina

Aunque podemos disfrutar de estos personajes en la campaña base no es ahí donde está el grueso de la expansión. El auténtico interés recae sobre el nuevo modo Supervivencia, la pesadilla infinita de Mr. X. Es aquí donde nuestros protagonistas se exponen a los combates que ponen a prueba nuestro límite como luchadores.

Tenemos por delante de nosotros miles de arenas de combate generadas aleatoriamente para empezar a derrotar a enemigos a punta pala. Matones normales, jefes finales reconvertidos en minijefes e incluso versiones simuladas de los protagonistas como el gran obstáculo a hacer frente cada cuatro niveles. Sobrevivir al principio es sencillo, pero superadas las diez plantas comienza a complicarse.

Por suerte tenemos una ventaja con nosotros: podemos elegir una mejora aleatoria cada vez que superemos una planta que reforzará nuestro ataque, defensas, añadirá características elementales a nuestros ataques y otra decena de opciones. Nuestro estilo de juego se marca en base a nuestras decisiones para lo que creamos que nos hará aguantar las siguientes plantas. Cada vez puedes superarte un poco más, y eso invita a seguir intentándolo hasta casi el infinito.

No hacemos esto por nada. Los personajes están entrenando de verdad, aunque cueste creerlo, y eso se traduce en un sistema de progresión interno para cada uno de los héroes. Cuanto más lejos lleguemos y mejor puntuación obtengamos, más movimientos desbloquearemos que pueden sustituir a nuestro gusto antiguas habilidades. Estos se pueden usar también en el modo Historia, y con la suficiente práctica podemos hacer absolutas locuras de combos casi infinitos.

Fases retro

¿Sueñan los androides con Mr. X mecánicos?

Para terminar de desatar el auténtico potencial de nuestros personajes se ha agregado un modo Entrenamiento a la expansión que cumple más que de sobra con lo que necesita. Podemos seleccionar hacer tutoriales básicos para aprender los conceptos de la lucha o avanzados que profundizan en algunas técnicas y combos por cada uno de los personajes.

Se vuelve una especial locura cuando accedemos al entrenamiento libre, el cual permite un grado de personalización que ya desearían tener muchos juegos de lucha. Podemos poner un centenar de enemigos en pantalla con diferentes patrones de ataque, colocar objetos para calcular el peso de nuestros golpes, configurar las salas de batalla. Los auténticos maestros de los combos harán delicias con el potencial de este modo y los movimientos desbloqueables.

Y lo van a necesitar, porque junto con la expansión se ha agregado de forma gratuita un modo de dificultad extra: Mania +. Si 'Streets of Rage 4' ya podía ser una auténtica pesadilla en dificultades bajas esperad a ver el nivel de masoquismo que trae consigo este reto definitivo. Sólo queda reservado para los más valientes y auténticos maestros del mando.

Por último dejad que añada una pequeña guinda al pastel. De por sí 'Streets of Rage 4' tenía una banda sonora magistral, pero esta expansión no se conforma con ello. La música del juego base se ve ampliada con trece nuevos temas y todos ellos son para disfrutar tanto dentro del juego como fuera. Merece la pena escuchar el excelente trabajo como compositor de Tee Lopes, que ya hizo magia con 'Sonic Mania'. Podéis apuntarle como uno de los mejores en su trabajo en la era actual.

DLC

Conclusiones

'Streets of Rage 4' era un videojuego excelente por sí mismo. No tenía necesidad de ser mejorado a este nivel de esfuerzo, pero aquí estamos. 'Mr. X Nightmare' consigue alzar el título a clásico imperecedero con los ajustes en los personajes, los modos de juego y todo lo que contiene. Es un absoluto indispensable en caso de que te gusten mínimamente los beat 'em up: fácilmente es la mejor obra de su género en toda la generación pasada. Puedo esperar contento otros veinte años a otraentrega mientras aprendo a dominar los secretos de esta.

9,0

Lo mejor:

- Personajes nuevos y antiguos ajustados con personalización incluida.

- Modos de juego adicionales que elevan la experiencia.

- Banda sonora original excelente ampliada.

- Precio muy económico como expansión.

Lo peor:

- Ausencia de un nuevo combate contra Mr. X.

- Falta de trama en el modo Supervivencia.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.