avatar

Análisis de 'Ride 4' para Xbox One, la simulación llevada al extremo
MOTOS

Análisis de 'Ride 4' para Xbox One, la simulación llevada al extremo

Por Fco Javier Castro
PC XOne PS4
Categoría: Analisis
5 de Octubre 2020 | 09:00

En el mundo de los videojuegos, el género de la simulación de motocicletas tiene un dueño, con nombre y apellidos. No cabe duda de que si tenemos que referirnos a los títulos de esta categoría es inevitable fijar la atención sobre Milestone. El estudio ha sido muy prolifero durante los últimos año y ahora, tras el MotoGP 20, nos llega la cuarta entrega de la franquicia 'Ride', la cual aterriza bien cargada de innumerables mejoras y contenido, además de contar con un apartado gráfico de bandera y un despliegue técnico que convencerá a los más exigentes.

Ride 4

Aumentando la excelencia por la simulación

Después de un excelente 'MotoGP 20', con las licencias oficiales tanto de pilotos como de campeonatos, nos llega la cuarta entrega de la franquicia 'Ride', la cual, como todos sus seguidores deben saber, se toma ciertas licencias y nos trae no solo un modo carrera con cientos de desafíos donde iremos evolucionando como pilotos, si no multitud de modos de juego, como el contrarreloj, las carrera de Resistencia de 24 horas y una suerte de multijugador completamente personalizable donde podemos establecer las reglas básicas de la competición.

Por supuesto el modo carrera es el dueño y señor y enseguida se hace con toda nuestra atención, ya que estamos ante un modo muy longevo donde iremos evolucionando no sólo como pilotos, si no que nos permitirá competir en diferentes campeonatos regionales, estatales y mundiales, según vayamos avanzando en nuestra carrera profesional. Durante esta trayectoria, deberemos competir en infinidad de categorías, donde primará la estrategia, así como la habilidad que tengamos a los mandos y la pericia con los reglajes de la moto. 'Ride 4' consigue dar un paso al frente y va un poco más lejos de lo que nos tenía acostumbrados y lleva la simulación a un nuevo nivel.

Nada más iniciar el modo carrera, nos toparemos con el primer desafío, que no es otro que el de reglamentar nuestro permiso de conducir en una región concreta. Para ello deberemos superar una serie de desafíos que van desde cruzar la meta en un tiempo determinado, adelantar a un número especifico de rivales o bien cruzar ciertas zonas delimitadas a una velocidad mínima. Una vez superado el examen, nos permitirán competir en los primeros campeonatos regionales y empezar a coleccionar trofeos, necesarios para avanzar en el modo carrera. Las pruebas para acceder al permiso de circulación no dejan de ser un pequeño prólogo a las regiones bloqueadas, por lo tanto, es algo que tocará repetir cada vez que queramos competir en una nueva región o categoría. Cabe la pena señalar que el título cuenta con un total de 30 circuitos oficiales, un número más que decente teniendo en cuenta sus modificaciones y sus variantes para dar diversidad a los diferentes campeonatos.

Cada región estipulará qué tipo de categoría es necesaria para competir, e incluso hay campeonatos exclusivos de ciertos modelos de motocicletas, por lo que a lo largo del modo carrera iremos coleccionando estos vehículos, que suman en total 176 (este número se irá incrementando vía DLC posterior al lanzamiento, tanto gratuito como de pago), de todas las clases, marcas y categorías, incluso contando con unas cuantas clásicas para el disfrute de los más puritanos. Las motocicletas, además, son completamente personalizables, tanto en lo estético (incluso podemos crear nuestros propios vinilos) como en sus reglajes, por lo que podemos coleccionar más de un modelo y prepararlo para un tipo de desafío. El piloto, por supuesto, también es completamente personalizable, tanto el aspecto, como el casco y el mono.

Ride 4

La simulación puesta al día; el Ride más realista de todos los tiempos

No cabe duda que Milestone le ha puesto especial atención a la simulación a esta cuarta entrega de 'Ride'. No está de más recordar que este tipo de experiencias no están al alcance de todo el mundo. Los simuladores son juegos exigentes, pero en el caso del título que tenemos entre manos, se ha querido llevar ese apartado un paso más allá. Desde Milestone ya avisaron que habían recopilado bastante feedback procedente de los pilotos en las pruebas internas, para conseguir que tanto las motocicletas como los pilotos respondieran de una forma completamente verosímil. Y vaya, que el resultado se deja notar, y mucho.

Dentro de la competición y una vez enfundados en el mono, tocará pilotar con extremo cuidado. Hablamos de cosas tales como saber en qué momento frenar, darle al acelerador con un toque de gas, saber tomar las curvas de forma correcta y mantener una velocidad constante, o no acelerar de sopetón para impedir que que la moto pierda tracción en una curva y así evitar la caída. Ciertamente, 'Ride 4' permite establecer los parámetros de la simulación, por lo que podemos administrar ciertas ayudas en caso de ser novatos en el género. Aún así hay que reconocer que incluso activando las ayudas, es un título exigente, y en ningún momento deja de lado jamás la simulación. Además, ciertas ayudas impiden que podamos sacarle todo el rendimiento a nuestras motocicletas, por lo que más pronto que tarde nos veremos desactivando esos parámetros en pos de rascar unas décimas que nos permitan avanzar en la competición.

Ride 4

Prepárate para la carrera, optimiza tu motocilceta

Los reglajes son otro punto importante a tener en cuenta. Dejando de lado los cosméticos, es importante invertir en mejoras para llevar a nuestras motocicletas un paso más allá y conseguir buenos resultados en la competición. Pero lo realmente interesante, es la optimización de las características previas a las carreras, pues cada circuito nos exigirá, no solo tener un buen conocimiento del mismo, si no también saber administrar ciertos parámetros, como la rigidez de los amortiguadores, por poner un ejemplo. Podemos estar todos de acuerdo de que esta optimización no es tan real como la de MotoGP 20, pero no cabe ninguna duda de que nos tocará bajar al barro y preparar la moto para cada evento si queremos extraer un buen resultado.

'Ride 4' nos permite ajustar la dificultad de los rivales para adaptarlos a nuestras capacidades, y hay que decir que incluso en los niveles más bajos es un juego exigente. Aquellos que busquen un auténtico simulador de motocicletas encontrarán en él el juego definitivo. Otro factor a tener en cuenta a la hora de afrontar las competiciones es el clima y la hora de la carrera, ya que no es lo mismo circular bajo un aguacero en un día soleado, y no tenemos la misma visibilidad de día que de noche, por lo que hay que tener en cuenta todos estos factores si queremos salir victoriosos. Como sucede con otros juegos, 'Ride 4' nos permite rebobinar unos segundos en caso de accidente y así poder rectificar en caso de que lo creamos conveniente, algo que es de agradecer visto el punto que viene a continuación en el análisis.

Ride 4

Una inteligencia artificial impasible a nuestra presencia

Un punto controvertido y que no nos ha gustado ha sido la implementación de la inteligencia artificial. Milestone ha estado trabajando en un sistema que interpreta la conducción de los jugadores y se adapta para ofrecer una experiencia única, llamado A.N.N.A. (Artificial Neural Network Agent), pero en nuestro caso no hemos encontrado ninguna de esas bondades. La IA se limita a tomar las curvas de la forma más eficiente posible, tomando los mejores tramos, y en la mayoría de las ocasiones omite por completo nuestra presencia. ¿En qué se traduce esto? Bueno, pues obviamente en embistes continuos y caídas constantes. La inteligencia artificial no tiene en cuenta nuestra posición, ni nuestra velocidad, ni nuestra trayectoria, se limita a avanzar por donde cree que le conviene, por lo que se nos llevará por delante en multitud de ocasiones. Es, sin duda, el gran punto negativo que le vemos a esta cuarta entrega de 'Ride'.

No serán pocas las ocasiones en el inicio de una carrera, y ya en la primer curva, que la IA se lance de manera extremadamente agresiva sobre nosotros para tomar nuestra posición sin tener en cuenta que estamos ahí, lo que provocará incesantes accidentes. Por suerte, tal y como hemos dicho unas líneas por encima, contamos con el rebobinado, pero aún así puede llegar a frustrar a algunos jugadores. Por otro lado, aunque muy de vez en cuando la IA competirá entre sí, la norma general será ver a unos pilotos que se respetan entre sí, y de hecho será rara la ocasión en la que veamos que efectúen adelantamientos. Como mucho, podemos presenciar algún accidente en un aglomerado al inicio de las carreras, pero suele ser la excepción.

Ride 4

Simulador y realismo también en el apartado audiovisual

Aquí no nos queda más remedio que quitarnos el sombrero. Lo primero de todo, destacar que hemos analizado 'Ride 4' en una Xbox One X, y sí, luce espectacular y realista como nunca antes se había visto. El título funciona bajo las bondades del motor gráfico Unreal Engine 4, y presenta una calidad, tanto en las motocicletas como en los pilotos y los escenarios, espectacular. Milestone ha puesto especial énfasis en los materiales y todo adquiere un realismo extremo. No nos cabe duda de que estamos ante un título imponente en su apartado visual. Además las animaciones de los pilotos son sobresalientes, y se comportan de un modo en extremo, natural. 'Ride 4' cuenta además en su versión para Xbox One X con dos configuraciones gráficas. La primera de ellas nos permite poner el juego a 4K y 30 FPS, y luce de escándalo. La segunda opta por una resolución dinámica y funciona a unos perfectos 60 frames por segundo. Lo más sorprendente de todo es que la calidad no defiere mucho de lo mostrado a 4K, por lo que esta segunda opción se ve y se siente increíble. 'Ride 4' es toda una proeza en su apartado técnico.

En cuanto al apartado sonoro, es otro punto donde Milestone le ha puesto especial énfasis y es que los sonidos de las motocicletas son perfectamente reconocibles, y podremos diferenciar fácilmente el sonido de una Honda RC181 del de una Ninja H2R de Kawasaki, por ejemplo. En cuanto a las melodías, son más que correctas y estas nos acompañan por los diversos menús del juego.

Ride 4

Conclusiones

'Ride 4' es un juego enfocado por completo a la simulación. Con ello, consigue dar un paso al frente y establecerse como una de las experiencias más completas del mercado, si no la que más, con permiso de su hermano, el MotoGP 20, el cual cuenta con las licencias oficiales para los pilotos y los campeonatos. No obstante, pensamos que 'Ride 4' se enriquece precisamente de esa libertad para ofrecer un modo carrera inabarcable, largo, extenso y muy satisfactorio, así como otros modos interesantes como el de Resistencia. Cabe la pena señalar, que así como se postula como uno de los mejores simuladores del mercado, al mismo tiempo eso lo hace uno de los más exigentes, algo que hay que tener muy en cuenta. En cualquier caso, los amantes de los simuladores de las motocicletas deben tomar en consideración su adquisición si no quieren perderse uno de los títulos más trabajados de Milestone hasta la fecha.

8,8

Lo mejor:

-Modo carrera, extenso y lleno de contenido.

-Simulación en estado puro.

-Personalización de motocicletas y pilotos.

-Añadidos más que interesantes para esta entrega.

-Apartado audiovisual de escándalo.

Lo peor:

-La IA es deficiente y muy agresiva.

-Tiempos de carga algo extensos.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.