avatar

ÚLTIMA HORA Mata a tiros a un hombre y deja tres heridos en un pueblo de Valladolid
Análisis 'Republique' (PS4), cuando la narrativa supera al juego
REVIEW

Análisis 'Republique' (PS4), cuando la narrativa supera al juego

Por Gerard Álvarez
PS4
Categoría: Analisis
6 de Abril 2016 | 09:58

Hay veces que surgen algunos títulos que algunas veces pasan sin pena ni gloria por el mercado, pero que quedan guardados en la retina de muchos jugadores. Quizás una campaña de marketing demasiado escueta, unos gráficos que no entran por los ojos a primera vista, o el simple hecho de que no se traten de juego Triple A que se haya podio difundir a bombo y platillo, son los mayores lastres que impiden ver la auténtica realidad que esconde tras ellos. Este es el caso del título que hoy nos acontece, hablamos de 'Republique', un juego de Camouflaj lanzado para dispositivos móviles que también fue se publicó para PC a través de Steam.

Sin querer destripar nada de la historia durante este análisis, nos situamos en un futuro no tan lejano, en un país cualquiera, nos situamos en un Estado cohibido por la mano autárquica de sus gobernantes, donde toda evolución o duda sobre las ideas de las personas que lo rigen, está castigado con las más severas consecuencias. En esta tesitura, y en la línea marcada por la novela original de 1984, nos ponemos en la piel de Hope, una presa política elegida para cambiar el devenir de las cosas y que, bajo el yugo y la ayuda de un misterioso aliado, debe escapar de Metamorphosisla, una prisión de alta tecnlogía donde la han hecho por el mero hecho de no compartir los ideales de los poderosos.

 Republique guión

Una novela hecha juego

Este título, divido de forma original en tres episodios 'Exodus', 'Metamorfosis' y 'Unos y ceros', viene en su versión para PS4 con los tres capítulos íntegros. Este juego de aventuras se nutre de varios aspectos clásicos dentro del mundo de los videojuegos. Entre ellos podemos destacar el sigilo, la estratégica o momentos puros de los survival horror. Como se ha comentado en la introducción, el objetivo de nuestra heroína es escapar de la cárcel donde se está presa, donde sufre continuos castigos por parte de sus carceleros para sonsacarle todos los datos posibles. Uno de los aspectos más determinantes del juego es la continua información que se nos van ofreciendo a medida que transcurre la aventura, ya sea en forma de fichas donde aparecen los datos de nuestros enemigos o personajes importantes de la trama, o los documentos y audios que encontramos a medida que vamos exploración la cárcel, y que son determinantes para entender toda la trama que rodea a 'Republique'.

Éste sin duda es el aspecto más importante que ofrece el título, un guión muy bien elaborado y que de forma continua va soprendiendo y trasladando al jugador al mundo que presenta. Hay que señalar que el título que se nos presenta no está orientado a aquellos que esperen la acción rápida y trepidante. Estamos ante un juego que busca que el usuario se nutra de todo lo que significa 'Republique' y se sienta de igual modo que si tuviera en sus manos la novela real. Es determinante deternerse, leer los documentos, escuchar los audios, o incluso prestar atención a las fichas de los enemigos para exprimir al máximo un título, que si no utilizamos estamos premisas, no se aprovecha como es debido.

Observa, espera y actua

Si nos adentramos en sus características jugables, de igual modo que ocurre con su historia, estamos ante un juego que hay que tomarse primero un tiempo y analizar todo lo que acontece a nuestro alrededor. Este título se basa en gestionar las cámaras de seguridad que guardan la prisión y preparar en cada sala la mejor manera para continuar. Nuestro enigmático compañero, que oculta siempre su idéntidad, es quien nos proporciona toda esta información a través de OMNIvision, un sistema parecido a un teléfono móvil. El planteamiento en un primer instante es innovador, pero el problema reside que a medida que vamos jugando, este sistema se vuelve bastante repetitivo y puede llegar a cansar al jugador, además en muchas ocasiones la posición de la cámara respeto a nuestra heroína no será la más conveniente, dejando muchos puntos muertos donde los soldados podrán sorprendernos.

 Republique infiltración

Para cubrir nuestras espaldas, también contamos con taquillas para escondernos o armamentos adecuado a una prisión. No podemos equiparnos con grandes armas y disparar por doquier, lo que el juego gana en realismo, pero sí contamos con diferentes gadgets para que nuestro paso por Metamorphosisla sea más accesible. Sprays contra violadores, granadas de humo u objetos para lanzar son algunas de las herramientas con la que contamos. El título también se nutre de momentos al más puro estilo survival horror, que hace que el usuario no solo mantenga ese espíritu de infiltración, sino que también gane en suspense, lo que se agradece después de de algunas zonas bastante repetitivas.

La consola equivocada

En cuanto al apartado más técnico se refiere, tenemos que tener en cuenta que se trata de un juego original para dispositivos móviles, por lo que no vamos a encontrar grandes dispendios gráficos. A pesar que los éstos mejoran de forma considerable de las versiones móviles o Steam, encontramos muchos detalles que hacen que el juego no sea un reclamo visual. Ejemplo de ello, son las continuas repeticiones de enemigos, salas demasiados parecidas unas a otras, dientes de sierras, o las ya mencionadas malas pasadas por culpa de un sistema de cámaras algo más gestionado. Quizás el paso a consolas de nueva generación se le haya quedado un poco grande, y su lugar más correcto hubiera sido PS3 o incluso PS Vita hubiera sido una plataforma ideal para el juego, pero muy a mi pesar, esta consola poco a poco va pasando al olvido.

'Republique' viene doblado al inglés y con subtítulos al castellano, la banda sonora cumple introduciéndonos de forma correcta en los diferentes parajes y momentos, dividiéndolos de forma sutil, algo de agradecer. Más allá de este tipo de detalles, no estamos ante una banda sonora que vaya a pasar al recuerdo, si bien tampoco es el apartado que más desea potenciar.

 Republique apartado gráfico

Conclusiones

'Republique' es un juego contradictorio. Si bien encontramos un guión sacado de una novela y llevado a la perfección al videojuego, con giros y tramas inesperadas, y un sinfin de información que consigue transportar al usuario a todos los recovecos argumentales. En cuanto a su jugabilidad ofrece sentimientos contrarios. Nos encontramos con un sistema novedosos, y que en un principio llama la atención, y mucho. Por otro también estamos ante una monotonía jugable demasiado marcada durante toda la historia. La versión de PS4 que hoy analizamos, contiene las tres partes episódicas lanzadas por separadas en versiones anteriores, lo que sin duda ofrece un aliciente en cuanto su compra. Si bien, tampoco es un título que entre por los ojos, pero quizás éste sea el menor de los problemas, ya que cuando nos introducimos en la vorágine literia que ofrece 'Republique', el apartado técnico cumple para mostrarnos lo que el título quiere narrar.

Sin duda estamos ante un juego diferente, y eso siempre conlleva algunos detractores. Lo cierto es que la fórmula de 'Republique' no deja indiferentes a nadie, y si buscas un juego que no se base en avanzar pasillos de forma vacía y sin sentido, este título colmará tus expectativas. Asimismo la aventura no concluye aquí, a la espera de que se lance el cuarto capítulo que culmine las aventuras de Hope, en este fatal y autárquico futuro.

ESTE ANÁLISIS SE HA REALIZADO EN BASE A LA VERSIÓN DE PS4

8,0

Lo mejor:

-Un guión sublime al nivel de la novela. -La edición de PS4 contiene los tres primeros episodios. -Un juego diferente y que busca ofrecer una alternativa a lo ya conocido.

Lo peor:

-Apartado técnico que no está a la altura de PS4. -El sistema de cámara no está todo lo pulido que debiera. -El juego es demasiado lento en algunas ocasiones y puede llegar a cansar a algunos jugadores.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.