avatar

Análisis de 'Red Faction: Guerrilla Re-mars-tered', golpeando con poca fuerza
5
MARTE PARA LOS MARCIANOS

Análisis de 'Red Faction: Guerrilla Re-mars-tered', golpeando con poca fuerza

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
2 de Julio 2018 | 18:00

Hay algo gracioso en la frase Marte para los marcianos. No es directamente el hecho de que quienes la pronuncian durante el juego no hablen de extraterrestres, sino lo poco sutil que pretende ser en el conflicto bélico y colonial en el que se contextualiza. No hay lugar a la duda: 'Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered' mira todo el tiempo hacia cierto conflicto americano en el que las colonias querían liberarse de la opresión de una tierra mayor que les obligaba a pagar impuestos. Cómo se atreven.

No puedo omitir ese mensaje patriótico que envuelve todo el juego. Cuando cumplo una misión secundaria, cuando destruyo un cartel de propaganda e incluso cuando obtengo trofeos, los cuales tampoco son sutiles con sus referencias, señalando a cierto motín del té. Revoluciónate, dice el juego original de 2009. Marte para los marcianos... Allí, donde no hay marcianos.

Alec Mason

Quiero ser minero

La historia de 'Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered' nos lleva a conocer a Alec Mason, un recién llegado a Marte en un futuro distópico situado en el año 2125 donde los malvados terranos abusan de los pobres trabajadores del planeta rojo. Vemos cómo matan a personas por hacer su trabajo, eliminan a nuestro hermano sin juicio alguno y plantean nuestra muerte por sólo estar relacionados con él. Es casi cómico cómo se representa la opresión y pretende que el jugador se tome en serio toda la situación.

No es que el título quiere que nos tomemos su argumento demasiado en serio, por supuesto. No hay prácticamente profundización de personajes, el guión sólo quiere atraernos para tener una razón con la que destruir todo lo que veamos. Pero la ambientación que crea con esta fórmula y lo aburrido que son sus protagonistas no ayuda a sumergirse en la aventura que se nos propone. De hecho, alejará a aquellos que se interesen por descubrir de qué van esas referencias a la independencia norteamericana.

Lo importante es que nos den una razón para odiar a esos desagradables terranos, tomemos nuestro martillo y nos convirtamos en la figura icónica de la revolución. Con nuestra legendaria arma en mano podemos alzarla hacia el cielo y hacer caer los rayos que destruirán a los ejércitos enemigos. Porque un sólo golpe de nuestra sagrada herramienta es capaz de hacer de todo: desde extraer minerales valiosos hasta hacer derrumbar bases enemigas como si fuesen de papel.

Destruye todo

Aquel que sostenga este martillo

Todo lo que baña la luz del sol es tuyo para ser destruido. El punto por el que más se vendió en su momento 'Red Faction: Guerrilla' fue por su capacidad para destrozar y cambiar el ambiente en el que nos encontramos. Si no te gusta un edificio de seis pisos porque tapa la vista a esas montañas rojas que tanto admiras puedes plantarte en su base y destruir sus soportes. Verás entonces cómo se empieza a derrumbar con todos los que estaban dentro, amigos o enemigos. Ya luego pasas por encima para recoger la chatarra que dejes y abandonas el lugar como quien no quiere la cosa. ¿No consiste en eso ser guerrillero, en destruir la propiedad ajena?

Tenemos toda clase de herramientas para ello, quizás uno de los puntos más fuertes del juego. Además de ese todopoderoso martillo también contamos con rifles, granadas de control remoto, lanzacohetes, trituradoras... Incluso contamos con una pistola capaz de desintegrar aquello a lo que alcanza, sea orgánico o mineral. Es fantástico probar toda esta clase de armas tanto para el combate como para limpiar el territorio marciano.

Las necesitarás, pues los enemigos no se van a limitar a la hora de enfrentarse contigo. Hay pocas clases de estos, desde los soldados rasos hasta los reforzados con armaduras blancas y escudos; pero es más importante el hecho de que pueden atacarnos con todoterrenos con torretas, cazas con desintegradores e incluso tanques, ante los cuales seremos tremendamente vulnerables. Tenemos que usar las armas adecuadas en cada momento y no sólo limitarnas a nuestras favoritas, y puede ser muy problemático ya que la munición es muy escasa: tenemos que recurrir a nuestros pisos francos y cofres por el mundo para recargar nuestro repertorio de forma constante o nos veremos rendidos en poco tiempo ante los retos que se nos plantean.

En todo Marte

Equipo de guerrilla

El problema que tienen los enemigos no es tanto sus recursos o la falta de los tuyos, sino inteligencia artificial de la que carecen. Aunque también esta falta en nuestros aliados, quienes se sumarán a nuestros combates de forma automática si la moral del sector en la que nos encontramos es lo suficientemente alta. Por desgracia tenderán a ponerse en tu camino e incluso parecen tener cierto gusto por las bombas. Si mueren descenderá el ánimo de nuestro sector, y no hay manera de desconectar esta ayuda. Puede ser un serio dolor de cabeza en ocasiones.

Para compensarlo siempre contamos con la opción de dejar la campaña y saltar al modo online, donde la destrucción predomina también con palabras mayores: no sólo están los modos deathmath y captura a la bandera clásicos que podemos encontrar en muchos otros títulos, sino que podemos jugar al modo Equipo de Demolición como el principal y más divertido de todos. En este modo se nos anima a destruir todo cuanto encontremos y gana quien mayores daños provoque en el escenario. Es especialmente divertido para sencillamente desconectar, y si estáis dispuestos a entrar en el mundo de los modos en línea enriquecerá mucho vuestra experiencia de juego.

Guerrilla

No muy remarterizado

El mayor problema que hay con respecto a 'Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered' no es sus faltas en el apartado jugable o su argumento, sino la última de las palabras que compone el título: es una remasterización, o eso es lo que se nos destaca. Pero no tiene nada de esta, pues no existe casi ninguna mejora gráfica. Podemos jugar en 4K en caso de tener las versiones de las videoconsolas más potentes, pero más allá de eso se sigue viendo exactamente igual que hace nueve años, cuando el juego se estrenó originalmente.

Se nota especialmente por la niebla a la que a veces tendremos que hacer frente mientras recorremos las carreteras de Marte, o por las muy mal renderizadas escenas de vídeo que para su momento podrían ser impresionantes pero que ahora parecen de un juego de la época de PS2. Además de ello no ayuda su doblaje, el cual en la versión española se queda corto y algo corto con respecto a lo que su guión quiere mostrar. Al menos incluye todo el DLC lanzado posteriormente, por lo que podemos sumar muchas más horas de juego que echar al título en su edición completa.

Marte es tuya

Conclusiones

'Red Faction: Guerrilla Re-Mars-tered' es un juego que a día de hoy se queda viejo y algo anticuado. Sus ideas de mundo abierto y mecánicas quizás fueron innovadoras para su momento, pero a día de hoy ha sido superado por muchos otros juegos en el mercado. Sin una remasterización a la altura que saque a relucir lo mejor de Marte ni un guión a la altura no logrará enamorarnos como lo hizo en su momento, aunque a cambio siempre nos quedarán su genial modo multijugador y el contenido completo en forma de DLC que salió para el título que ampliaba la aventura.

7,0

Lo mejor:

- Grandes oportunidades para destruir todo lo que veamos en un motor dedicado a ello.

- Muchos tipos de armas a nuestra disposición.

- Multijugador muy bien planteado.

- Pack completo con DLC.

Lo peor:

- Argumento flojo muy mal guionizado.

- Nulas mejoras remasterizadas con respecto al original.

- Gran cantidad de crash y bugs.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.