Exclusiva Cristina Tárrega recupera su programa en Mediaset

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida

UNA NUEVA PORTÁTIL

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida

Oriol Vall-llovera Por Oriol Vall-llovera

El 28 de Junio 2022 | 10:09

Razer ha lanzado al mercado la versión para Android de su nuevo periférico, capaz de convertir prácticamente cualquier móvil en una portátil muy potente para disfrutar de tus videojuegos favoritos.

Si os gustan las portátiles, jugar en vuestro móvil, o ambas cosas, seguramente conoceréis el periférico Razer Kishi. Básicamente, se trata de un mando de juegos universal creado por Razer que funciona con la mayoría de dispositivos Android y el cual fue diseñado para disfrutar de un control de juego de consola en tus juegos para móvil. Si llegaste a tenerlo en casa, puede que pensaras que se trataba del mando para móviles definitivo. Ahora, con el nuevo Razer Kishi V2, disponible desde principios de este mes de junio en su versión para Android (más adelante llegará para dispositivos iOS), esa afirmación deja de tener sentido alguno.

El mejor mando para móviles hasta la fecha

Una forma muy rápida de resumir lo que nos ha parecido el nuevo periférico, al que hemos estado enganchados durante muchas horas en las últimas semanas, es creando expectativas (justificadas): se trata de uno de los mejores mandos para móviles hasta la fecha, sino el mejor. Y esto es así tanto por las prestaciones que ofrece, como por la ergonomía y el tacto que nos da, sin olvidarnos de las novedades con respecto al modelo anterior.

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida, Zonared 1

De entrada, debéis saber que el Razer Kishi V2 es un mando de juegos móvil universal, lo que hace que su compatibilidad sea mucho más avanzada que en otros periféricos de este tipo (no solo con respecto al Kishi original). De hecho, esto ya supone una mejora de vital importancia para tener menos dolores de cabeza y centrarse en lo importante: disfrutar. Mientras el Kishi original tenía una curvatura en cada lado del dispositivo, lo que hacía que algunos móviles no entraran (sobre todo los grandes), este Kishi V2 ya no incorpora gomas para ese sistema. Eso se traduce en que se usan una especie de rieles de plástico para estirar el dispositivo y los laterales donde se apoyan la parte superior e inferior del móvil son planos, por lo que la compatibilidad es mayor. De hecho, incluso al quitar las inserciones de goma incluidas, incluso se pueden usar algunos teléfonos con fundas.

En otras palabras, y por las pruebas que he podido hacer, no importa mucho si tienes un móvil más pequeño en general o más ancho en particular; quedará bien anclado al periférico y sentirás que el conjunto es sólido y estable. De todas formas, con este Razer Kishi V2 se han mejorado todos los aspectos del Kishi original. Por lo tanto, también tenemos que hablar de los componentes (la calidad se siente mucho más premium), la sensación, las características o el software.

Buen agarre, textura agradable y peso pluma

Si nos centramos en la calidad de los componentes, la verdad es que el mando es una auténtica maravilla. Sigue siendo generalmente plástico, pero esta vez tenemos delante un acabado mucho más "premium". De hecho, hay ciertas zonas, colocadas inteligente detrás del mando, que mejoran el tacto y la ergonomía con respecto al modelo anterior. Además, el sistema de rieles según el cual podemos estirar el periférico para introducir el móvil parece mucho más seguro que con el Kishi original. De hecho, incluso aunque aquel modelo quedaba más "plegado", este Kishi V2 cabe perfectamente en un bolsillo de tu mochila. De esa forma, también es ideal para poder convertir tu móvil en una auténtica portátil de forma rápida, sencilla y en cualquier lugar. De todas formas, todo esto no sería posible de no ser por el peso del producto, que es otra gran ventaja del mismo: tan solo 284 gramos.

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida, Zonared 2

Por otra parte, el Razer Kishi V2 cuenta con un puerto USB-C que está pensado para que carguemos el móvil mientras estamos jugando. Evidentemente es una opción muy positiva para sesiones de juego largas. Sobre todo teniendo en cuenta que el dispositivo también sirve para disfrutar de juegos menos "portátiles" gracias a su compatibilidad con servicios de streaming (lo cual veremos después). De todas formas, es una auténtica pena que no cuente con una entrada de jack para auriculares. Además, no servirá de nada utilizar un adaptador. Sí, es posible disfrutar de sonido por auriculares a través de Bluetooth, pero lógicamente implica dejar fuera de la ecuación a más usuarios.

Del mismo modo, el periférico tiene un diseño que está pensado para que una abertura en la parte izquierda del mando permita escuchar a la perfección el altavoz del móvil. Sin embargo, esa abertura no se encuentra disponible en el lado derecho, por lo que el dispositivo no le sacará el máximo partido a ciertos móviles. Evidentemente, esto no es una pega como tal, sino simplemente algo a tener en cuenta.

La mejor forma de disfrutar de Game Pass

Dejando de lado algunos detalles menores, hay un motivo por el cual el Razer Kishi V2 me ha vuelto completamente loco. Y creo, muy sinceramente, que puede justificar por sí solo la compra del producto. Os hablo de la compatibilidad nativa con algunos de los servicios de streaming de videojuegos más importantes del mercado. Básicamente, si dispones de una suscripción a Game Pass, a GeForce Now, y/o a Google Stadia, podrás jugar directamente en tu móvil como si eso fuera una Nintendo Switch o una Steam Deck. Y gracias a todas las bondades del periférico, que es muy cómodo y dispone de muchos botones, es una auténtica gozada.

He podido probarlo con los 3 servicios y la verdad es que no tengo ni una sola queja: funciona perfectamente, sin problemas ni fallos y a una velocidad pasmosa. Es prácticamente como encender una consola portátil y, simplemente, ponerte a jugar a tus AAA de sobremesa, pero estirado en la cama o dónde a ti te dé la gana. De hecho, la única pega en ese sentido es un problema que no tiene nada que ver con Razer o el dispositivo, sino con el streaming en general.

De esa forma, si nunca habéis probado el streaming de, por ejemplo Game Pass, en el móvil, debéis saber que este tipo de servicios solo funcionan bien si vuestro móvil dispone de la capacidad de utilizar WiFi de 5GHz. Algo que, por supuesto, también deberá ofrecer vuestro router. Hoy en día es complicado que un router no lo ofrezca, pero con los dispositivos móviles hay que tener más cuidado. En mi caso, tengo un Motorola que funciona perfectamente con el Kishi, pero que no ofrece la posibilidad de conectarse a una red 5GHz. Nada que no pudiera solucionar utilizando el móvil de mi pareja. Pero tenedlo muy en cuenta si lo que más os llama la atención del periférico es poder jugar en streaming.

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida, Zonared 3

Una gran alternativa a Steam Deck

Si lo vuestro es disfrutar en modo portátil pero no buscáis jugar en streaming o no os interesa Game Pass, el Razer Kishi V2 también ofrece otra posibilidad que, nuevamente, me ha volado por completo la cabeza. Sencillamente, es capaz de transmitir tu PC o consola a tu dispositivo móvil sin necesidad de utilizar un servicio de terceros. Eso significa que, por ejemplo, podrás disfrutar de todo tu catálogo de Steam a través de Steam Link. O de todo tu catálogo de Xbox a través de Xbox Remote Play. También son compatibles Parsec y Moonlight.

Nuevamente, eso sí, debéis tener en cuenta que será necesario disponer de una buena conexión para disfrutar sin fisuras de estas partidas. Además, necesitaréis el equipo donde realmente se ejecutan los juegos, por lo que se pierde algo de portabilidad. En otras palabras, es necesario usar el PC donde están instalados los juegos de Steam o la consola donde tenemos los títulos de Xbox que queremos jugar. De nuevo, que el dispositivo móvil sea compatible con WiFi 5GHz es esencial. Lo mismo el PC o la consola, claro, aunque en ese caso es difícil encontrarse con una sorpresa desagradable. Si todo eso no es problema para vosotros, ya os aviso de que el resultado es sencillamente espectacular, tanto en la respuesta de los controles como en la calidad de imagen.

Hablando de los controles, en otra liga juegan los múltiples botones que pone a nuestra disposición este Razer Kishi V2. De entrada, debéis saber que esa sensación de tener en las manos un juguete, que tantas veces hemos experimentado con este tipo de periféricos, aquí desaparece por completo. Y no es solo por el mando en sí, sino también por los botones. Estos están muy bien construidos, igual que los gatillos. Además, el stick izquierdo se posiciona por encima de le cruceta, mientras que el derecho lo hace debajo de los botones X,Y,B,A. Esto hace que la ergonomía y la comodidad sean totales, incluso en sesiones de juego largas.

Tú decides la configuración

Por si fuera poco, el mando también dispone de un botón para compartir contenido multimedia y dos botones completamente programables. Encima, los botones disponen de controles de microinterruptores táctiles. En primera instancia, eso podría sonaros a chino, pero el caso es que significa que la respuesta es mucho más rápida (por ejemplo, con respecto al Kishi original). Esto también se aplica a la cruceta, y aunque es cierto que de esa forma pierde algo de recorrido, se consigue que esta también ofrezca una respuesta más rápida. Además, esa cruceta es de movimiento circular, que es otra ventaja con respecto al Kishi original. En definitiva, cada vez que toquéis un botón, la reacción en el juego será instantánea. Incluso aunque estéis jugando en streaming (siempre que la conexión sea la adecuada).

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida, Zonared 4

También nos parece vital destacar que los gatillos son completamente analógicos. Por lo tanto, si los pulsamos más fuertemente, se notará en el juego; y al revés. Por ejemplo, en un juego de conducción en función de cómo de fuerte queramos pisar el acelerador. Ah, y os gustaría saber que más allá del R1, el R2, el L1 y el L2, tenemos dos botones más en la parte de los gatillos: el M1 y el M2. Su colocación, por sorprendente que pueda parecer, también es muy ergonómica. Básicamente, no es necesario ni mover los dedos para pulsarlos con comodidad. Por supuesto, esto abre un montón de posibilidades, ya que podemos tener botones normalmente asignados en otra parte de un mando en los gatillos. Y así, por ejemplo, evitar tener que quitar el dedo de un stick.

Ya que hemos hablado de la respuesta de los botones, sabréis que la reacción en pantalla con respeto a nuestras pulsaciones también depende de aspectos como la latencia. En ese sentido, tenemos que decir que al funcionar por USB-C y no por Bluetooth, esta latencia es totalmente inexistente. Finalmente, para ir terminando con los botones, debéis saber que son configurables a través de la nueva app Nexus. Además, hay un botón en el mando que sirve para irnos directamente a la interfaz de esa aplicación, en cualquier momento.

Muchas posibilidades sociales

Esto nos lleva a hablar de otra de las características del Razer Kishi V2 que más nos han gustado: la nueva app Nexus y las diferentes opciones para compartir nuestra pasión por los videojuegos. En líneas generales, podríamos decir que esta app no es más que una interfaz donde se encuentra todo lo necesario para aprovechar al máximo el dispositivo. Pero ofrece algo más. De entrada, la propia interfaz nos da acceso directo a juegos compatibles y app que tengamos instaladas (por ejemplo Game Pass). Es una forma muy rápida de elegir juego en todo momento y se agradece.

Sin embargo, lo más destacable de la aplicación es la posibilidad de hacer uso de una serie de características sociales muy interesantes. Desde echar un vistazo a un feed con recomendaciones, hasta la posibilidad de realizar directamente transmisiones en vivo, pues la app está integrada a Facebook y YouTube. Esto les permite a los jugadores capturar videos e imágenes de su juego con tan solo pulsar un botón del mando. La app, por cierto, se encuentra disponible en Google Play y es totalmente gratuita. Por supuesto, también sirve para reconfigurar los botones a nuestra medida.

Por comentar un detalle menos positivos, nos hemos encontrado con un problema de incompatibilidad con un smartphone de la marca Realme. Por un motivo desconocido, el teléfono no era detectado por el periférico. Sin embargo, si lo poníamos a cargar con el USB-C, entonces sí funcionaba. Pensé que podía ser algo aislado de ese modelo en concreto, pero buscando por Reddit, me encontré con algunos usuarios que comentaban tener precisamente ese mismo problema (con la misma solución). Y... ¡sorpresa! También era con móviles Realme. Desconocemos de dónde proviene el problema y podría tratarse de algo totalmente aislado, pero tenedlo en cuenta si vais a comprar el dispositivo. Recordad también que es necesario tener instalado SO Android 9 (Pie) o superior para una compatibilidad garantizada.

Análisis de Razer Kishi V2 para Android: no esperes a la tercera si a la segunda va la vencida, Zonared 5

Por último, comentar que algunos títulos móviles muy importantes del mercado todavía no son compatibles con el dispositivo. Estamos hablando de 'Genshin Impact' por un lado (que solo es compatible con el Kishi en iOS) y de 'Call of Duty Mobile' por otro lado. Aunque, la verdad, creemos que eso es algo que se solucionará con el tiempo.

Conclusiones

En definitiva, delante tenéis uno de los mejores mandos para móvil que se han credo jamás. Así de simple. Supera en absolutamente todo al Kishi original, manteniendo y ampliando sus virtudes, y actualmente se ha convertido en la forma más cómoda, nativa y fiel de jugar a los juegos de Xbox Game Pass de forma portátil. Es exactamente lo mismo que ya podíamos hacer con el móvil, pero como si tuviéramos un mando de calidad de consola en las manos. Y eso mismo, se puede trasladar a tu catálogo de Steam, por lo que es una alternativa mucho más barata a Steam Deck. Salvando las distancias, claro está.

Es un mando muy ergonómico, con una respuesta prácticamente perfecta y el cual nos ofrecerá una comodidad muy grande incluso en sesiones de horas y horas de juego. Además, si os gusta retransmitir vuestras partidas o capturar imágenes de vuestros juegos, lo podréis hacer todo con apenas esfuerzo. También va un paso más allá a nivel de comodidad, con accesos directos para que pases menos rato configurando y más rato jugando. Su precio (119,99 euros) es mucho más alto que el que tiene actualmente el Kishi original, pero vale cada uno de esos céntimos. Si vais a sacarle partido y tenéis un móvil que admita WiFi 5GHz, es simplemente una compra imprescindible.

9,0

Lo mejor:

- La ergonomía y el tacto.

- Compatibilidad nativa con Game Pass, GeForce Now, Stadia...

- También con el juego remoto: Steam Link, Xbox Remote Play etc.

- La nueva app Nexus y sus funciones sociales.

- Compatibilidad prácticamente universal con cualquier smartphone.

Lo peor:

- Aunque con algún problema identificado y aislado con alguna marca.

- No incorpora entrada de jack para auriculares.

- La cruceta tiene menos recorrido, aunque también ofrece una respuesta más rápida.

- Algunos juegos no son compatibles con el mando.

Artículos recomendados