avatar

DIRECTO El Debate a cuatro de RTVE: carrera a las elecciones generales del 28A
Análisis de 'Outward' para PlayStation 4, rol con sabor añejo
RESPETANDO LOS MÍNIMOS

Análisis de 'Outward' para PlayStation 4, rol con sabor añejo

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
5 de Abril 2019 | 16:00

Pese a que el rol se cuenta entre los géneros más antiguos del medio, lo cierto es que algunos de sus valores han cambiado poco con el paso del tiempo. Héroe o escogido. Salvador o enviado de los dioses. Sangre de dragón. Warrior of Light. Marcado por la profecía... hemos pasado por todos esos títulos y más a lo largo de nuestras incursiones en los mundos de fantasía que muchas de estas obras proponen. Un periplo recursivo con el que prácticamente se identifica todo un género.

La idea es clara. La abstracción de la realidad en pos de ocupar una figura superior. Una fantasía de poder que nos despoja de cadenas y nos lleva a un nuevo nivel a manos de un avatar o personaje diseñado para que vivamos la odisea de primera mano. Un tópico con el que los canadienses de Nine Dots Studio han conseguido romper con su 'Outward', ofreciendo un nuevo estrato en uno de los géneros más clásicos de la historia.

Adiós a la marcha del héroe

'Outward' sustituye toda la parafernalia narrativa dedicada a ensalzar la figura de nuestro protagonista para convertirnos en una pieza más de su tablero. No somos un héroe, no somos un elegido. Solo otro habitante del mundo que imagina Nine Dots Studio en su aventura. Para complicar más la situación cuando despertamos nos encontramos con que somos unos de los pocos supervivientes de un naufragio. Un hecho que nos deja sin un preciado botín con el que deberíamos pagar una antigua deuda de sangre contraída por nuestros ancestros.

Una situación repleta de casualidades que nos hará comenzar en esta nueva imaginativa desde lo más bajo. Endeudados, amenazados con ser expulsados de nuestro hogar y agradeciendo no haber muerto ahogados con el resto de la tripulación, nuestra misión es tan simple como se antoja. Armarnos de valor —porque serán pocos los lujos de los que podamos echar mano— para salir al mundo exterior y labrarnos nuestra propia historia.

Outward

Una narrativa especialmente simple que no gana demasiados puntos a lo largo de su avance y aunque discurre entre diferentes ramas según las decisiones que tomemos, se antoja especialmente básica, dejando tras de sí la idea de poder haber ido a más con un enfoque más plural sobre la misma. Ante ello nos encontramos una estructura, de nuevo, de dotes clásicos, y con capacidad para que seamos nosotros, los aventureros y aventureras que se inmiscuyen en su mundo, quienes tomemos las decisiones que creamos acertadas.

Sobrevive a su mundo

Así, incluso tras el trasfondo rolero de 'Outward', su particular característica es un sistema de supervivencia que nos dará la bienvenida al atravesar las puertas de Cierzo, el pueblo inicial, y encontrarnos con el verdadero reto que nos presenta el juego. Un pequeño tutorial nos obliga a armarnos levemente y conseguir algo de agua para poder salir al exterior sin llegarnos a advertir que sus peligros son muy superiores a lo que, quizás, podamos esperar.

No son pocas las veces que la exploración termina en muerte. La curiosidad mató al gato, se suele decir, y es un refrán con el que la gente de Nine Dots Studio cumple a la perfección. Y es que 'Outward' no solo premia a quienes toman por su mano la libertad de explorar su mundo, sino quienes deciden ser cautos y acordes con la experiencia que propone el título.

Un componente que raya en una de las polémicas más sonadas de los últimos días —aunque nos llega con un trasfondo temporal muy extendido—, sobre la presencia de la dificultad en los videojuegos, y que toma por testigo en todo momento, ofreciendo un sistema con cierto énfasis en la vieja escuela y donde acabar entre las fauces de un monstruo o bajo la hoja de unos bandidos resulta más usual de lo que puede parecer. Por lo tanto, para sobrevivir a 'Outward' es necesario trabajar con paciencia y cautela, aprendiendo cómo funcionan sus mecánicas, avanzando despacio y preparando cada combate — mención especial al uso de trampas.

Outward

Un factor que resta puntos a la accesibilidad pero que funciona a la perfección para aquellas personas que busquen un reto considerable en el juego. No son las únicas condiciones, y es que deberemos ser siempre conscientes de la temperatura predominante en el ambiente, para no pasar demasiado calor o frío, contar con raciones y agua —a lo que se suma un extenso listado de recetas con las que trabajar— y tener en cuenta las particularidades de cada mochila. Un objeto indispensable para el juego con una gran flexibilidad jugable y de la que podremos deshacernos en todo momento para recuperarla más adelante, en caso de peligro o en busca —según el tipo de mochila que usemos— de mayor velocidad para resolver un encuentro.

Desprovisto de lujos

La forma en la que comenzamos nuestra aventura es también una destacada metáfora sobre el como se muestra 'Outward' a nuestros ojos. Y es que la humildad se encuentra presente en cada paso que damos a través del título de Nine Dots Studio. Un hecho que posiblemente se refiera a los fondos con los que ha contado su desarrollo pero que no quita que rebaje su experiencia en varios niveles, especialmente en el visual.

La falta de detalles, así como los referidos, por ejemplo, a la escasez de posibilidades en el editor de personajes, hacen mella en la experiencia jugable del título. No es un problema per se, pero acerca más a 'Outward' a nivel general de títulos de la década pasada que a los de nueva generación.

Outward

No es su único pero, porque los controles del juego tampoco responden siempre todo lo bien que nos gustaría. Un detalle que, en un título tan exigente como este, puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte, con las consecuencias que ello conlleva. Los fallos en las animaciones son significativos a la hora de combatir y la tosquedad general de sus controles hacen que, en consideraciones generales, al título le falten algunos puntos por pulir.

Rol con sabor añejo

'Outward' es un título diferente. Quizás no atrevido, pues la exigencia y la dificultad son valores recursivos en una época marcada por los títulos de FromSoftware y su legado. Con todo, no resta fuerza a la imaginativa de esta propuesta del estudio canadiense, que nos entrega una experiencia anclada en los valores más tradicionales del rol occidental y que se propone recuperar la esencia de dichas obras.

Una que casará especialmente con aquellas personas que busquen un título tan libre como desafiante, donde el papel del héroe no sea el punto de partida si no la más ardua meta. Por este mismo motivo, se trata de un juego que no está pensado para todo el público y que sacrifica ventajas tan simples como el viaje rápido o el contar con un marcador personal en el mapa en pos de brindar la posibilidad de alzarse con la gloria desde la más clásica austeridad.

Desafiante, por supuesto. Pero 'Outward' también cuenta con una poderosa imaginativa tras sus ideas, un mundo vasto que explorar y un título que labrarse con sudor y lágrimas bajo una base centrada en la superación personal y la lucha más ingeniosa. Un camino que recorrer por nuestra propia cuenta y que observar, con gracia, al haberlo coronado.

7,0

Lo mejor:

- La completa apuesta por la supervivencia

- Libertad total en un vasto mundo

- La flexibilidad que permite su sistema de mochilas

Lo peor:

- Accesibilidad prácticamente nula, pensado para los más puristas del género

- Su apartado gráfico queda demasiado lejos de las exigencias actuales

- Errores que entorpecen su jugabilidad

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.