avatar

PRIMICIA Primeros detalles de la segunda temporada de 'Élite'
'Only One', solo uno puede quedar en pie
8-BIT

'Only One', solo uno puede quedar en pie

IPH IPD AND
Categoría: Analisis
20 de Febrero 2014 | 19:00

Hay ocasiones en las que el boca a boca en los videojuegos da en conclusión fenómenos difícilmente comprensibles, como el reciente caso de 'Flappy Bird'. Una propuesta sin carisma, desfasada, simplona y vulgar, que por el morbo de lo difícil y lo ramplón se fue moviendo entre usuarios y ha terminado por destaparse como un verdadero éxito. Juegos mediocres como 'Flappy Bird' hay cientos en Google Play o en la App Store, sin embargo, uno de cada cien pega un pelotazo como este, que sirve poco más que para animar a otros desarrolladores en busca de su 'Angry Birds', a plagar aún más las tiendas de descarga de clones y copias que tapan pequeñas sorpresas como 'Only One', un juego que ya os aviso antes de explicar absolutamente nada más, que tenéis que descargar de manera obligatoria. Esperemos que el boca-oreja cumpla su función en esta ocasión, y que todos los que estáis descubriendo este juego ahora mismo, como a mí me pasó hace unos días, lo recomendéis a vuestros amigos y conocidos, como ahora mismo estoy haciendo también yo.

Juego indie

Ernest Szoka es un desarrollador independiente afincado en Canadá, y creador de 'Only One'. El juego está disponible en descarga gratuita, y lo podéis encontrar tanto en dispositivos Apple como en Android.

Only One

Se trata de un pequeño título de rol muy básico, desarrollado en un solo escenario. Es, como veis, una experiencia muy pequeña, muy comprimida, pero que esconde grandes cosas a poco que escarbemos. Encarnamos el papel de un héroe ochobiteado que tiene el único fin de sobrevivir a hordas de enemigos. El escenario de batalla, como podéis ver en las imágenes, es un círculo suspendido en el aire que funciona a modo de ring, del tenemos que echar o matar a los enemigos con nuestra espada.

A medida que vayamos progresando y consiguiendo crédito podemos desbloquear nuevos poderes, activos y pasivos, e ir mejorando nuestras estadísticas en forma de número de corazones o escudos.

Only One

Aunque no tengo otro remedio que definirlo como juego de rol, por aquello de un progreso de habilidades, es un tinte de upgrade de personaje muy accesible, pero muy determinante para poder avanzar.

El músculo está en lo jugable

Sin embargo, la grandeza del juego reside en su gameplay. A pesar de ser escenario y personajes muy pequeños tiene un sistema de físicas desarrollado. Con solo un botón pulsable y una cruceta de movimiento, por medio del timing y la posición frente al enemigo desarrollaremos bloqueos y parrys. Es muy difícil de verbalizar, pero para ilustrarlo con un ejemplo, tener un escudo no implica automáticamente bloquear todos los ataques. Si el enemigo nos hinca su espada del lado donde no tenemos escudo, o por la espalda, no habrá bloqueo posible. Esto dota a una experiencia, a priori muy simple, de una profundidad jugable que termina por enganchar. Todo termina de funcionar porque no estamos ante un juego particularmente fácil. Las primeras oleadas, los primeros niveles, serán casi un paseo, pero a poco que avancemos no tardaremos en ver una docena de enemigos duros plagando la tarima, y ahí es donde el juego empieza a ponerse serio.

Only One

El otro punto fuerte a nivel jugable son los propios enemigos. Si bien en cuanto a variedad estamos hablando de un número moderado de ellos, que se irán descubriendo a medida que avancemos, llaman la atención por un diseño coherente y diferenciado de sus rutinas de ataque, que se aleja de presentar diferentes skins de un único personaje. Todo termina por aderezarse con jefes de final de fase, que suelen ser versiones grandes y vitaminadas de los enemigos normales de las hordas.

A vueltas con la estética pixel

'Only One' no es un juego ambicioso a nivel gráfico. En este sentido rebosa personalidad, pues con el estallido de lo independiente tenemos las retinas cuadriculadas de ver tanto diseño pixel. Sin embargo, detrás de este sinsabor técnico se esconde un diseño de juego sin fisuras.

'Only One' no es la rubia pechugona de la clase a la que le cuesta distinguir un tigre de un leopardo, pero si la chica inteligente a la que realmente quieres como novia.

Only One

El punto donde lo veo menos acertado es el sonoro. Los efectos de sonido no se salen de la norma, pero son divertidos. Sin embargo, la banda sonora compuesta por James Cox and Neil Aguilan, también ochobiteada, no creo que sepa adaptarse al juego. Si a cuando miramos lo gráfico podemos decir que es poco vistoso, pero se lo perdonamos gracias sus otros muchos encantos, en lo audible no convence.

Pagos sin abusos

Antes de concluir, hay un apartado de rigor en todo free-to-play, después de toda la polémica con el reciente 'Dungeon Keeper', es un tema aún más candente. 'Only One' es un juego de descarga gratuita, sin embargo, los micropagos no van en torno a límites de tiempo y no hay esperas, lo que ya es un alivio en los tiempos que corren. El ingreso de dinero real sirve para comprar paquetes de dinero de juego que nos permitan que el personaje progrese más rápido, comprando ataques y mejoras. Como os decía es un juego duro y difícil, por lo que las mejoras en habilidades son imperativas y costosas. Sin embargo, todo se puede desbloquear jugando, con más tiempo, pero jugando y siendo más hábil, por lo que en este sentido no se le puede poner ningún pero.

Only One

Algo a lo que debes jugar

Termino el texto como lo empecé. 'Only One' es un juego imprescindible. Después de semanas oyendo hablar (y hablando) mal de los juegos para móviles, y de cómo la burbuja de los videojuegos en las stores de apps estaba estallando en nuestras manos, que vean la luz propuestas como 'Only One' hace recuperar la fe en la plataforma. Es una muestra de que si rebuscamos entre oportunistas encontramos pequeñas-grandes obras maestras a las que dedicarles minutos de nuestra vida en un smartphone. El tiempo es oro, y tenemos que elegir bien en qué gastarlo, para esto 'Only One' no parece un mal plan.

Lo mejor:

Es un reto adictivo y rejugable. A nivel jugable sorprende, la simpleza del primer contacto esconde una buena profundidad detrás. Un free to play que no trata de asaltar nuestra cartera. Compatible con muchos pads para móviles.

Lo peor:

A nivel gráfico es poco ambicioso. La banda sonora no acaba de cuajar con el tono del juego.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.