avatar

Análisis de 'Namco Museum' para Nintendo Switch, pura conservación histórica
3
RECOPILATORIO

Análisis de 'Namco Museum' para Nintendo Switch, pura conservación histórica

SWITCH
Categoría: Analisis
23 de Agosto 2017 | 16:25

Hablar de un recopilatorio de videojuegos nunca es una tarea sencilla. Mucho más cuando se trata de un número amplio de títulos que puede abarcar diferentes géneros y clases de jugabilidad. No es fácil, mucho menos cuando pueden ser aventuras con muchos años de historia que pudieron marcar a la industria de diferentes maneras. Es el caso que nos ocupa con 'Namco Museum'.

Esta reunión de juegos arcade de la casa de la vieja Namco nos propone revivir algunos de los retos digitales más sonados de mediados de los ochenta. Diez es el número de retos que nos ocupan, además de uno adicional lanzado muchos años más tarde y que sirve como jugoso extra por lo difícil que resulta de encontrar a día de hoy y lo cómodo que sería de jugar en el formato propuesto para Nintendo Switch. Pero no nos adelantemos. Viajemos al pasado y veamos en conjunto todas estas aventuras.

Namco Museum

Una lección de Historia

Los juegos con los que sería estupendo comenzar a hablar son 'Galaga' y su consecuente secuela, 'Galaga 88'. Estos matamarcianos marcaron un antes y un después en su género: en ambos tomamos el control de una nave que se debe enfrentar a cientos de insectos con bombas que harán lo posible por destruirnos a nosotros y nuestra especie. El nivel de dificultad avanza a medida que más jugamos y se recrudece con enemigos más fieros y duros. Es fácil pasar de las primeras fases, pero el resto ya veremos.

Si es importante destacar estos dos títulos es por el gran peso que tuvieron en los matamarcianos posteriores de las máquinas arcade. Su base es simple y podréis encontrar juegos similares mejores, pero en gran medida tomaron la inspiración de aquí para evolucionar hacia los títulos más actuales de hoy día. Son una visita obligatoria para aquellos interesados en probar los títulos del pasado.

Si estaban estos dos clasicazos era imposible que 'Dig Dug' faltara también a la cita. Este título es notoriamente conocido por su crueldad: nuestro objetivo es acabar con nuestros enemigos a la par que descendemos por la tierra, y eso lo podemos lograr tomándolos e inflándolos como globos hasta explotar. Muchos conceptos plataformeros surgieron a partir de aquí, y su protagonista, pese a lo crudo que pueda ser por acabar con los pobres enemigos, es recordado con cariño.

Namco Museum

Los viajes en el tiempo son posibles

Esos tres títulos arcade marcaron casi cómo debía avanzarse en sus respectivos géneros, pero tenemos títulos más consistentes en el paso del tiempo. Dos de ellos son 'Rolling Thunder' y 'Rolling Thunder 2', títulos de aventura de scroll lateral en los que para rescatar a nuestra amada deberemos disparar y acabar con una organización terrorista.

Estas aventuras de scroll lateral centraron el gameplay en los disparos, pero lo hicieron con interesantes elementos que se convertirían en un estándar en juegos posteriores. El protagonista, un espía inteligente y dotado de grandes habilidades, puede agacharse y esconderse tras coberturas para esperar al momento idóneo en el que atacar; debe avanzar a saltos entre diferentes plataformas en ocasiones, a la par que defenderse de enemigos y hacer uso de diferentes armas. Los juegos de acción beberían mucho de este arcade, y aunque se vea gráficamente algo feo a día de hoy es impresionante lo bien que han envejecido ambas entregas.

Pero para envejecer bien tenemos 'Splatterhouse', uno de los juegos arcade más bestiales de los años ochenta. En una época en la que los juegos eran más inocentes y calmados llegó esta aventura de scroll lateral que propondría coger machetes y toda clase de armas para cortar cabezas, despedazar y acabar de maneras grotescas con enemigos que habían secuestrado a nuestra compañera. El hecho de que el protagonista tuviese ciertas semejanzas con Jason Vorhees, de 'Viernes 13', fue algo que sin duda llamó la atención a muchos jugadores para acercarse a ver la sangre de primera mano. Con un diseño de niveles acertado y como parte de la razón por la que los videojuegos comenzarían a adquirir el gusto por el gore, es una parada muy interesante que hay que agradecer que haya sido añadida a la colección.

Namco Museum

Pac-Man, ahora y siempre

El juego que sin duda todos los lectores podrán reconocer indeferentemente de la generación en la que hayan crecido es 'Pac-Man', la gran aventura de la esfera amarilla que debe hacer frente a fantasmas multicolor reuniendo todas las bolas y frutas que pueda en su camino. Sencillo y simple: la misma fase se repetirá cientos de veces hasta que perdamos todas nuestras vidas.

Sin embargo hay que detenerse en este juego porque trae un extra muy interesante en esta versión, y es una vertiente multijugador a la que podemos acceder en caso de tener otra Nintendo Switch. Podemos reunir hasta a cuatro jugadores y que entre tres se organicen para capturar al que interprete el papel de Pac-Man. Gana aquel que obtenga un número de puntos en el tiempo limitado.

Este pequeño juego es muy divertido en caso de conocer gente y puede dar para un par de partidas en una tarde de aburrimiento. Puede que requiera dos consolas, pero con eso ya es suficiente para que hasta cuatro se junten gracias a la naturaleza de los Joy Con. Sin embargo puede acabar agotando por la falta de opciones, modos de juego y escenarios al cabo de poco tiempo, por lo que debe tenerse en consideración que no se trata de nada revolucionario sino un pequeño extra para este recopilatorio.

Namco Museum

Algo extra para la ensalada

La colección obtiene una calificación notable en su importancia histórica con los siete títulos ya mencionados, y hay que sumarles 'Spy Kid', 'Tower of Druaga' y 'Tank Force'; pequeños agregados que no destacan al mismo nivel en relevancia, pero que siguen siendo parte de nuestra Historia especialmente con el caso de 'Tower of Druaga'. Hay que tener en cuenta que la dificultad y el reto que supone cada uno está a un nivel diferente que los juegos de hoy día, y por tanto puede provocar frustraciones en más de uno; pero así funcionaban las máquinas arcade en el pasado.

Al final para eso sirve 'Namco Museum', como obra para mantener y preservar un pasado que a muchos nos puede resultar extraño. Pero por ello también es algo difícil de recomendar. La obtusidad con la que a veces puede moverse, el mal envejecimiento de casi todos los juegos y estar acosumbrados a los productos ya evolucionados de los géneros que representan hacen que la visita a estos juegos del pasado pueda resultar muy difícil, y el recopilatorio no hace mucho por facilitarnos el paso por semejantes obras.

Namco Museum

Conclusiones

'Namco Museum' es una obra que hay que tener presente para recordar el pasado y que, para muchos jugadores, puede resultar una visita obligada para enteder nuestro pasado y así trabajar en el futuro. Aquellos con lagunas importantes de las obras que nos precedieron deberían pasar por aquí, pero igual que deberían hacerlo por otros muchos juegos clásicos también. Es una correcta colección, con una lista de juegos generosa, pero no está pensado para que el gran público se acerque a probarlo más allá de una forma casual más allá de la inclusión de 'Pac-Man Vs'. Al final es como un libro histórico: técnicamente interesante, pero que no facilita su acceso a todos los públicos.

6,0

Lo mejor:

- Juegos clásicos bien seleccionados.

- 'Pac-Man Vs' es un gran agregado multijugador.

Lo peor:

- Muy obtuso y de dificil acceso al público general.

- Falta de contenido adicional.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.