avatar

Análisis de 'Mortal Kombat 11 Ultimate' para PS5, un kombate obligatorio
MÁS ALLÁ DEL KOMBATE

Análisis de 'Mortal Kombat 11 Ultimate' para PS5, un kombate obligatorio

PC XOne PS4 SWITCH XSERIESX
Categoría: Analisis
24 de Noviembre 2020 | 09:00

Empezar nueva generación es emocionante y da mucho miedo. Hay que instalar una consola adicional a nuestro televisor y en el pasado podíamos pasar el mal trago de la parálisis de la elección para encender en cada sesión nuestra anterior y fiel consola o la nueva y arriesgarnos con la pequeña gama de títulos a nuestro alcance. Gracias a dios en esta ocasión no tenemos que pasar por ello: no sólo porque Xbox Series X y PlayStation 5 permitan cargar juegos del pasado, sino que lo hacen mejor, más potentes que antes. Imaginad si encima se actualizan de forma gratuita.

Somos afortunados de contar en ese aspecto con 'Mortal Kombat 11: Ultimate Edition'. No sólo podemos retomar nuestra partida en la nueva generación de consolas y sacar una excusa más para invertir cientos de horas a luchas en línea recreando qué pasaría si Scorpion se encontrara en el infierno a Spawn: podemos revivir sus dos campañas, disfrutar de un nuevo pase de personajes y desbloquear todavía más extras en la Krypta que cuando empezamos nuestra aventura hace ya dos años. Mucho contenido y personajes a nuestra disposición en el set definitivo.

Raiden

Poniendo fin al kombate

El viaje hasta 'Mortal Kombat 11' no ha sido fácil a través de los años. La franquicia disfrutó de una trilogía fantástica y una serie de secuelas algo más difíciles de seguir con el paso de los años. La conclusión lógica era echarlo abajo todo y apostar por un reboot que apostara por recordar los eventos pasados y creara su propia trama a partir del futuro con una trilogía en mente en todo momento: este es el final de la historia que se quería presentar, la última oportunidad para cerrar una trama constante y la evolución de los personajes a los que nos hemos sentido unidos en los últimos años antes de que otro inevitable reboot suceda.

En gran parte esa es la cuestión a la que se enfrentan los héroes de 'Mortal Kombat 11'. El viaje en el tiempo del principio de la trilogía ha provocado cambios inesperados en la línea cronológica que la diosa del tiempo, Kronya, no aprueba. En cualquier momento el botón de reseteo va a ser pulsado y todo va a volver a repetirse como siempre, pero con los cambios que ella planea todo puede ser mucho peor. Es un comentario bastante auto reflexivo acerca de hacia dónde se dirige la saga y el inevitable final de muchos juegos de lucha cuando renuevan mucho pero, inevitablemente, quieren volver a la nostalgia de sus mayores momentos de gloria.

Esta entrega abraza esa nostalgia por completo. No sólo en su historia, sino constantemente en su jugabilidad, sus referencias a otras entregas o incluso a las adaptaciones cinematográficas de los noventa. Cada partida es un gozo: las introducciones y conversaciones entre personajes nos hacen sumergirnos de forma constante en ese valle del pasado, y debemos sumar los trajes disponibles para los personajes, los cuales varían entre sus interpretaciones modernas y las originales de cuando aparecieron originalmente. Es una celebración de la saga, una forma de aprovechar al máximo lo mejor que ha tenido para sacar durante sus más dos décadas de vida.

Kombate

Aftermath o cómo sentirte cuando has acabado

Todo lo que he tenido que decir sobre 'Mortal Kombat 11' lo he expresado en varios análisis que he escrito aquí mismo, en Zonared. Sin embargo creo que nunca me paré a pensar en las implicaciones del fin de la saga. No es que haya habido demasiado tiempo, claro: el título sigue expandiéndose, sacando el máximo provecho al que quiere convertirse en la entrega por excelencia de la franquicia.

'Aftermath' es la campaña que muestra eso en toda su gloria. Los desarrolladores no podían conformarse con sólo sacar un pack de personajes a lo largo de un año que siguiera haciendo el juego más grande, sino que debía colocarse un motivo en la historia para ellos y más oportunidades para conocerles más a fondo, aunque sea sacando a la luz secretos de algunos de ellos que creíamos que conocíamos a fondo. La saga puede serguir dándonos estas expansiones y enseñarnos mucho más que simplemente combates a muerte llenos de sangre y vísceras hasta el punto de rayar lo cómico. Es parte de su encanto, sí, pero eso no lo convierte en lo que es.

Esa campaña es corta, pero muy efectiva en lo que busca. Lo importante son los personajes que le acompañan. Quién iba a decir que volver a disfrutar de Sindel sería un gusto, que jugar de nuevo con Nightwolf nos iba a enganchar tanto, o sobre todo, que tomar el control sobre Shang Tsung, el gran villano original, iba a ser exquisitamente placentero mientras sus planes cobran fuerza. La elección de personajes DLC para la primera tanda es excelente, aunque se incline más a favor de la idea de los personajes invitados: jugar con Terminator y Robocop pasa a ser casi instintivo por ser los invitados de turno, y si sumamos a Spawn de por medio tenemos horas de locura de sencillamente experimentar y echar risas. Es inevitable que algunos queden más en las sombras inevitablemente por no traer tanto al frente de batalla como Sujin.

Aftermath

El futuro no nos preocupa

Después de un año de expansiones y toda una infinidad de personajes nuevos cualquiera pensaría que Netherrealm Studios pasaría página, pero todavía no. Todavía es pronto. Es difícil decir adiós a un juego que tanto buenos ratos nos ha dado, así que al empezar generación no iban a dejar pasar la ocasión de recordarnos el buen viaje que hemos tenido. 'Mortal Kombat 11 Ultimate' incluye todo lo mencionado y redobla su apuesta con tres personajes más para hacer más larga la batalla, gráficos en 4K con 60 FPS constantes que hacen increíble lo bien que se ve el título y lo más importante: prácticamente no existen tiempos de carga. Fuera esas esperas infernales entre combate y combate. Ahora una Torre puede durarte fácilmente cinco minutos.

Las mejoras que más me han impresionado son en esos tiempos de carga, las cuales hacen prácticamente irrisorio entrar a dedicar tiempo en esperar una partida en línea. De inmediato puedo estar pegándome con alguien en la otra punta del planeta: ahora lo único que nos separa es la velocidad de conexión, no un tiempo de carga, porque si lo pestañeas lo has perdido de vista. Y eso es un absoluto punto de victoria para un juego que ya resaltaba por su cuidado y calidad.

Rambo

Conclusiones

No quiero despedirme todavía de este juego y lo que ha significado para mí en estos dos años. 'Mortal Kombat 11 Ultimate' me da la oportunidad de seguir disfrutando por un tiempo más de su imperecedero kombate, al igual que lo hicieron Aftermath y sus otras expansiones de personajes. Espero que esta sea de verdad la versión definitiva del juego y que volver a ella sea un auténtico gozo en los próximos años: no hay mejor juego de lucha con el que estrenar generación, igual con la excepción de cierta franquicia de Capcom a la que ya le llegará el turno.

Pero ha llegado la hora de ir pensando en el adiós. Gracias por las más de ciento cincuenta horas, 'Mortal Kombat 11', y por las mínimo cincuenta más que seguiré dedicando por medio de esta nueva versión. Mereces el trono de sangre a franquicia que ha conseguido lo que pocas. Sea lo que sea que venga en el futuro con Netherrealm Studios lo esperaré con total fe.

9,0

Lo mejor:

- Todo el contenido del juego base, tres expansiones y trajes adicionales juntos para nuestro disfrute.

- Actualización de rendimiento notoria, aunque no rompedora.

- Sin coste adicional para los jugadores originales.

- Selección de personajes magnífica.

- Gran despedida a la saga.

Lo peor:

- Extraña transición de las cinemáticas a la batalla.

- El modelo de personalización no funciona tan bien como en otros títulos de Netherrealm.

- La necesidad de esperar a ver cuál será el futuro de la saga.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.