avatar

Análisis de 'Mortal Kombat 11: Aftermath' para PS4, un sangriento y jugoso extra
EXTENDIENDO EL KOMBATE

Análisis de 'Mortal Kombat 11: Aftermath' para PS4, un sangriento y jugoso extra

PC XOne PS4 SWITCH
Categoría: Analisis
8 de Junio 2020 | 18:00

Cuando salió hace un año al mercado 'Mortal Kombat 11' fue recibido con optimismo. La franquicia llevaba ya unos años viviendo una segunda época de gloria desde su novena entrega. No todos los fans estaban de acuerdo con algunas de las decisiones que se habían tomado para esta parte, pero servía como conclusión a todo lo presentado hasta el momento y un punto y aparte de cara al futuro. La historia estaba completada: no había nada más que agregar.

Al menos eso pensábamos. NetherRealm Studios sorprendió a todo el mundo hace un escaso mes con el anuncio no sólo de más personajes que se unirían al plantel de guerreros, sino un DLC completo para la historia situada tras el final original. Esto no iba a ser un simple descargable con algunos trajes extra: iba a ser 'Mortal Kombat 11: Aftermath', una expansión en toda regla tanto para su historia como para el entretenimiento básico que necesitaban los fans.

Preparación

Confía en Shang Tsung

La trama es el principal foco de interés en 'Mortal Kombat 11: Aftermath'. Nada más terminar la guerra contra Kronika entra en escena Shang Tsung, villano de la primera entrega de la saga, con la advertencia de que la Historia aún no puede ser reiniciada: antes de hacerlo debe ser recuperado el macguffin de turno que permitirá retroceder en el tiempo sin desgarrar el espacio y el tiempo. Junto con su pequeño equipo es mandado a un punto de la trama distante para recuperar el objeto y, a la vez, ser vigilado por el resto del elenco para asegurarse de que no traiciona al grupo en busca de su propio beneficio, como haría cualquier buen villano en su lugar.

No es una trama especialmente profunda ni tampoco larga, pero si algo sabe hacer bien es entretener a su público. Se compone por cinco capítulos de historia, cada uno de ellos con un protagonista diferente que hace avanzar la trama en una dirección concreta. Sólo uno de los capítulos está pensado para ser rejugado con un personaje alternativo, así que no existe mucho valor en cuanto a rejugabilidad se refiere: una vez terminemos con las tres horas que dura la historia no habrá más para nosotros.

Podemos ver esta historia adicional como una pequeña película emocionante y muy divertida. Las cinemáticas están cuidadas hasta el mínimo detalle y utilizan movimientos de lucha con los que podemos reír y emocionarnos, pero su duración sigue siendo un problema para el precio con el que la expansión viene. Si sólo vamos a disfrutar de los nuevos capítulos se nos queda algo corta la expansión para su precio base; por suerte esto no es lo único que viene añadido con 'Aftermath'. Tenemos otras diez buenas razones para seguir disfrutando de 'Mortal Kombat'.

Viento

Haz amigos con Joker

Fuera de la historia podemos encontrar el principal aliciente de esta expansión y la que nos ha acompañado a lo largo de un año. Ambos juntos crean un combo que amplía el repertorio a diez guerreros más de los que tenía el ya de por sí impresionante elenco del juego base: Shao Khan, añadido por reservar el juego, seis del pase de temporada y tres de 'Aftermath'.

El primero ya mencionado se puede considerar algo de trampa. Ya estaba en los datos del juego y sólo necesitaba ser desbloqueado con la reserva del juego, pero por las características que lo hacen único su presencia en la historia quedaba relegada a simplemente un enemigo en vez de contar con un capítulo propio. Por suerte el gran villano toma algo de ese protagonismo arrebatado en uno de los capítulos de la expansión, poniéndose al frente de su propia trama.

Los personajes de la franquicia que vuelven a través del pase de temporada son tres: el ya mencionado Shang Tsung, el fallecido y ahora renegado Nightwolf y la legendaria Sindel. Los tres nombres son una gran alegría para los fans recurrentes, pero la situación se hace más jugosa con los tres siguientes luchadores añadidos, todos ellos fuera de la continuidad regular de la saga: Terminator-800 de la saga de películas a las que da nombre, Joker de DC Comics y Spawn, el vigilante infernal creado por Todd McFarlane. Todos ellos son una gran adición para un estelar plantel.

Sin embargo, los guerreros añadidos en 'Aftermath' no dan la talla en nombre si lo comparamos con los anteriores. Fujin y Sheeva regresan de la propia saga para dar pelea para rato, dando especial importancia al primero en la narrativa de su historia; como pequeño punto adicional tenemos a Robocop para los más nostálgicos de los años 80, un guiño para los jugadores mayores y que encaja a la perfección con el otro robot traído en DLC. No son malos personajes, pero ni su jugabilidad ni reconocimiento puede compararse con los puntos más altos del primer pase de temporada, el cual rebosa carisma con su selección de guerreros. En caso de haber un tercer pase esperamos un elenco más fuerte del aquí mencionado.

Robocop

Extras adicionales instalados en Robocop

Tras los personajes y la historia todavía podemos encontrar contenido adicional en 'Mortal Kombat 11: Aftermath' y el primer pase de temporada, aunque no sean cosas tan sustanciosas como las anteriormente destacadas. Tenemos nuevos escenarios con los que jugar y en los que podemos interactuar brevemente, aunque no aportan mucho a la experiencia general; o lo más interesante, la ejecución de una nueva clase de ataque final para nuestros personajes: Friendship.

Esta clase de golpes finales son fantásticos para terminar los combates de una forma especial e indicar un mensaje al jugador al que nos enfrentamos en forma de respeto o cariño. En vez de acabar con nuestro enemigo con un brutal golpe final que deje temblando a los jugadores por las sangres y vísceras que vuelan por la pantalla nuestro guerrero ejecutará un movimiento especial que demuestra sus buenas intenciones: cocinar en una barbacoa, hacer una fiesta especial... ¡Todo vale! Es una fantástica manera de acabar los combates y uno de los mejores guiños al pasado de la saga, lo mejor que podía ser incluido con la expansión.

Sumemos a todo esto los diferentes trajes y configuraciones que podemos desbloquear tanto a antiguos personajes como a los nuevos. Las Torres del Tiempo y los diferentes modos de juego extra nos permiten conseguir más skins que nunca, ampliando las posibilidades en nuestra mano hasta casi el infinito. Si sumamos todo junto, tenemos cientos de horas por delante para conseguir el absoluto 100% de 'Mortal Kombat 11', el cual sigue creciendo a cada minuto que pasa con más extras y actualizaciones.

Friendship

Conclusiones

No todo puede ser un acierto con 'Mortal Kombat 11: Aftermath'. Es una excelente expansión para aquellos que quieran más guerra tras la campaña base del juego si sumamos también el primer pase de temporada, el cual puede ser sumado a la expansión por unos euros más si no lo poseíamos de antemano. Eso no quita, sin embargo, el muy alto precio que se solicita por estos extras: se trata de un DLC muy caro para el nivel de contenido que trae, un precio por el que podemos adquirir nuevos juegos completos. Al final depende de cada jugador saber si aprovechará al máximo a cada uno de los personajes e intentará desbloquear todos los extras que le acompañan.

7,0

Lo mejor:

- Regreso de Friendship, la mejor manera de acabar un combate.

- Guerreros muy destacables en el primer pase de temporada.

- Más historia centrada en el fantástico Shang Tsung.

Lo peor:

- Precio muy alto para su cantidad de contenido.

- Los luchadores incluidos en 'Aftermath' no se pueden equiparar a ninguno de los del pase de temporada.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.