avatar

Análisis de 'Metal Gear Survive' para Xbox One, la supervivencia del más fuerte
1 2
SIN KOJIMA

Análisis de 'Metal Gear Survive' para Xbox One, la supervivencia del más fuerte

Categoría: Analisis
16 de Marzo 2018 | 12:22

'Metal Gear Survive' nació en mitad de la polémica y eso es algo que le ha pasado factura hasta el momento de su lanzamiento. Incluso más allá, sólo hay que mirar su ficha de Metacritic y la nota media que tiene en la parte de los usuarios, y no, éste no es un caso de desconexión entre crítica y público general, es un caso de haters con demasiado tiempo libre.

No cabe duda de que 'Survive' fue concebido para vivir del éxito de 'Metal Gear Solid V', ahora que no contaban con la ayuda de Hideo Kojima. Sin embargo, el spin-off consigue su propia personalidad, principalmente gracias al cambio de género. No intenta imitar lo que hizo la anterior entrega, sino que coge su base (cuya jugabilidad era exquisita, todo sea dicho) y la adapta a una propuesta diferente. Cuando pensábamos que los zombies ya habían pasado de moda, llega Konami y hace su propia versión, en una curiosa propuesta de supervivencia.

'Survive' nos retrotrae al momento en el que la Mother Base fue atacada y veremos brevemente a Big Boss defendiendo. Si has jugado a 'MGS V', esto será un bonito recordatorio de los acontecimientos. Si no has jugado, no te preocupes, no vas a perderte nada de la historia. Nosotros encarnamos a un capitán (totalmente personalizable) que sobrevive al ataque, pero es arrastrado por un misterioso agujero de gusano a otro universo.

Metal Gear Survive

Bienvenidos a Dite

Dite, que no es la primera referencia a la Divina Comedia de Dante, es un mundo que ha sido arrasado por los Errantes, una especie de infectados por una enfermedad. Allí, un grupo de soldados especiales, los Cuerpos de Caronte (una vez más, Dante) han desaparecido y es nuestra misión descubrir qué ha pasado con ellos y dar con la clave para volver a nuestro mundo original.

Al comienzo, da la sensación de que 'Survive' va a copiar el estilo de narrativa tan característico de Kojima. Poco después, nos damos cuenta de que en Konami no han dedicado ni la mitad del presupuesto y eso se nota en muchos recortes. Las secuencias de vídeo cuentan con muchas de las señas propias del autor japonés (lens flare, planos largos, cámara lenta...), sólo que su número son mucho más reducidos, y la historia acaba contándose a través de diálogos sobre imágenes estáticas. Cuenta también con algunos de esos giros característicos, pero, en resumidas cuentas, la historia no tiene demasiado fuelle, está contada con cuentagotas y los personajes tienen un nulo interés y carisma, más aún con un protagonista mudo.

Nada más llegar, nos quedamos con la base de operaciones que tenían los Cuerpos de Caronte, nuestra nueva casa en Dite. Aquí tenemos las mesas de crafteo para las armas y el equipamiento, la hoguera parar asar la comida o la máquina para subir de nivel y conseguir nuevas habilidades. Conforme avancemos, tendremos acceso a nuevas partes, que colocaremos a nuestro gusto. La gestión cada vez es más y más importante, hasta que tengamos a nuestro propio personal al que ordenar que tareas deben realizar.

Metal Gear Survive

Las necesidades más básicas

Una vez comencemos con las misiones, hay dos indicadores en el HUD que estaremos mirando continuamente: hambre y sed. Si el porcentaje llega a un mínimo, el personaje comenzará a moverse con dificultad y tener la visión borrosa, por lo que obviar estas necesidades no es una opción. Cazar se hace repetitivo, no hay tantos animales como sería lo ideal y quita tiempo de otras cosas más importantes. Buscar agua limpia también es demasiado difícil, así que optaremos por tomar agua sucia y sufrir las consecuencias (vomitar cada cierto tiempo). Es cierto que 'Survive' es un juego de supervivencia (valga la redundancia), pero es que no hay necesidad de introducir una mecánica que entorpece el progreso natural.

El hambre y la sed no son las únicas restricciones que encontramos en nuestra aventura. Hay ciertas partes ocultas bajo una niebla tóxica, en la que sólo podemos entrar con un tanque de oxígeno, con lo cual se restringe mucho nuestro rango de movimiento y el tiempo que podemos estar explorando. Esto hace que el avance sea más pesado y a nivel de diseño, se ahorran muchos recursos con esta niebla tan espesa.

'Survive' tiene también el problema de avanzar muy despacio. Al comienzo no queda muy claro cuál es la forma de jugar ideal en la que pensaron los desarrolladores. Sólo tenemos armas blancas, con un manejo no demasiado bueno, y derrotar así a más de tres errantes a la vez es una tarea casi imposible, por lo que el sigilo parece ser la mejor opción. Aunque más adelante tengamos un mayor acceso a armas de fuego, éstas siguen sin convertirse en el eje central de la jugabilidad por la escasez de munición y su escaso pragmatismo en la mayoría de ocasiones.

Metal Gear Survive

'Survive' tiene esa característica de este género, que es con el paso de las horas y el progreso, pasamos de ser unos parias sin apenas armas a ser los amos con un todo tipo de herramientas a nuestra disposición. Al final se consigue crear un sistema auto-sostenible y se soluciona problemas como el tema de la búsqueda de alimentos y bebidas con cosechas y purificadoras de agua, pero hay que echar muchas horas para llegar a este punto.

El principal atractivo de 'Survive' es esa extraña adicción a la recogida de todo tipo de objetos y luego el crafteo. Entrar a una habitación es sinónimo de recoger veinte cosas diferentes y romper una mesa para conseguir madera y clavos. Luego volvemos al campamento base a mejorar nuestras armas, construir nuevas medidas de defensa o cocinar carne de animales que hemos cazado previamente.

El apartado multijugador pasa sin pena ni gloria y apenas merece ser reseñado. Aprovechando alguna de las mecánicas que tiene la otra parte, se ha creado un modo de horda, en el que hasta cuatro personas deben defender una excavadora de agujeros de gusano. Las armas y los recursos del modo principal se utilizan aquí.

Conclusiones

'Metal Gear Survive' es un producto irregular, con muchas luces y sombras. La base de la que partía era evidentemente muy buena y han sabido llevarla a otro tipo de juego como es el de gestión y supervivencia. Sin embargo, el reducido presupuesto y algunas decisiones de diseño cuestionables hacen que sus mecánicas se hagan repetitivas muy pronto y la historia no consigue tener el suficiente interés para compensar. 'Survive' podría haber sido mucho mejor, pero se queda en un juego moderadamente divertido, sin demasiadas pretensiones.

6,0

Lo mejor:

- La adicción de recolectar materiales.

- Una propuesta interesante y diferente para la saga.

Lo peor:

- Tarda mucho en arrancar.

- Tener hambre y sed lastra demasiado.

- Las misiones son muy repetitivas.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.