avatar

DIRECTO El Debate a cuatro de RTVE: carrera a las elecciones generales del 28A
Análisis de 'Mechstermination Force' para Switch, un desafío muy original
REVIEW

Análisis de 'Mechstermination Force' para Switch, un desafío muy original

Por Roberto Pineda
Categoría: Analisis
6 de Abril 2019 | 16:00

Hörberg Productions, creador de 'Gunman Clive' sorprende con 'Mechstermination Force', un original desafío basado en derrotar a enormes jefes finales en sucesión. Pero las armas no lo son todo; el principal reto no es otro que estudiar las mecánicas de cada coloso y encontrar el modo de alcanzar su punto débil. Con esta atractiva premisa llega un título llamado a convertirse en una de las sorpresas del mes de marzo.

Mechstermination Force

No se meten con los de su tamaño

La humanidad ha sido borrada de la faz de la Tierra a manos de unos robots del tamaño de un rascacielos y somos parte de la resistencia llamada a hacerles frente. Vale, ni el guion ni la narrativa van a marcar un antes y un después. De hecho, la premisa argumental está tan manida que resulta previsible desde los primeros compases del juego, pero ¿acaso importa? Aquí lo único importante es luchar, luchar y volver a luchar. La brigada que da nombre al título del juego que tenemos entre manos no puede competir en tamaño, pero sí en inteligencia. Y es que en 'Mechstermination Force' no todo es disparar sin tos ni son; es necesario estudiar al enemigo, localizar sus puntos débiles y aprender a utilizar su propio cuerpo como principal medida para lograr el éxito.

El juego rinde un tributo permanente a clásicos arcade como 'Mega Man', 'Metal Slug', 'Contra', 'Demon Front', 'Bay Route' 'Strider' y otros tantos nombres propios que a todos se nos vienen a la cabeza. No obstante, se desmarca de casi todos ellos gracias a su propuesta: derrotar a un jefe detrás de otro en vez de apostar por el avance lateral. Es aquí donde reside el Talón de Aquiles del título, que se muestra en cuanto comprobamos que a pesar de tener que enfrentarnos a poco más de una docena de colosos, estos acaban repitiéndose y no resultan demasiado variados entre sí. Por suerte, una jugabilidad a prueba de bombas es el mejor recurso de cara a paliar este ligero inconveniente.

Mechstermination Force

Bueno, vamos al lío: ¿cómo luchar contra un enemigo mecanizado de 25 metros? El momento de encarar a cada nuevo rival es espectacular. Ocupando un 70% de la pantalla y mostrando rápidamente su poder destructivo, cada coloso es un auténtico desafío que no está dispuesto a ponernos las cosas fáciles. Y es que el título que tenemos entre manos requiere habilidad y precisión a partes iguales, ya que es fácil morir y no siempre lo encontrar un acceso al punto débil del enemigo. El sistema de control apenas nos permite saltar, disparar, realizar un ataque físico y alguna que otra acción especial como adherirnos a ciertas superficies con la intención de escalar una estructura. Lo justo y necesario; el juego se controla sorprendentemente bien y se convierte en una delicia en cuanto nos adaptamos al manejo de nuestro personaje.

Cuando nos vemos ante un imponente robot estamos obligados a visualizar las distintas partes que componen su cuerpo, localizar sus posibles puntos débiles y esperar a ver cómo se comporta para tratar de hacernos fuertes ante su presencia. Es entonces cuando nos toca esquivar sus diversos ataques, acercarnos y atacar —en el caso de que las debe al descubierto— sus puntos débiles. Lo que pasa es que no todo es disparar; hay enemigos con formas sinuosas que debemos escalar, adentrarnos en su interior e incluso destrozar su coraza antes de poder llegar a dañar su vitalidad. A excepción de los primeros enemigos que hacen las veces de entrenador personal, hay que destacar que prácticamente todos nos plantean un reto considerable, ya que son muy dañinos, tienen mucho aguante y no siempre es fácil alcanzar sus partes más sensibles.

El "tú a tú" a las armas se combina a la perfección con situaciones del plataformeo más puro que podemos imaginar: saltos precisos y en el momento justo, escaladas mientras tratamos de evitar proyectiles enemigos o ataques cuerpo a cuerpo que debemos ejecutar en el aire y midiendo la zona de impacto con sumo cuidado. Gracias al exquisito sistema de control, estos momentos aportan variedad a las peleas, que generalmente suelen ser largas y muy tensas. 'Mechstermination Force' ha sido diseñado con inteligencia en busca de ofrecer una experiencia variada dentro de una premisa tan particular, logrando un ritmo que no cansa y que, a pesar de la exigencia del título, no deja de ser ideal para partidas cortas y rejugadas varias en aras de mejorar nuestras marcas personales.

Mechstermination Force

Entre batalla y batalla —prácticamente el 95% del juego— tenemos la oportunidad de relajarnos en lo que viene a ser una especie de base de operaciones. En ella podemos charlar con diversos personajes que nos cuentan detalles acerca de lo que está sucediéndole al mundo, aunque no hay diálogos demasiado complejos y resultan bastante previsibles. Además, podemos acceder a una tienda en la que mejorar nuestras aptitudes, comprar nuevas armas y recibir alguna que otra recompensa puntual. Por último, cuando ya estamos lo suficientemente descansados y queremos salir de nuevo en busca de acción, solo tenemos que hablar con el jefe de operaciones para que nos muestre las misiones disponibles en cada momento. Porque a pesar de estar ante un Boss Rush en toda regla, nunca viene mal aliviar tensiones gracias a un pequeño descanso en el que reponer fuerzas.

En lo que al apartado técnico se refiere, hay que destacar que el trabajo ha sido fantástico. Sesenta imágenes por segundo al servicio de un ritmo frenético, algo que se agradece mucho a la hora de esquivar, saltar y disparar. Las peleas son espectaculares y no hay victoria sin exigencia; acabamos exhaustos después de cada batalla y la fluidez con la que se sucede la acción resulta fundamental para dar lugar a una experiencia realmente deliciosa. La banda sonora, por su parte, nos deja varias piezas de esas que acabamos tatareando una vez finalizado el combate. Todo bajo un apartado artístico que cumple sin alardes, pero que sienta como anillo al dedo a la temática del juego.

Mechstermination Force

Una de las sorpresas del año

'Mechstermination Force' es todo un soplo de aire fresco para el catálogo de Nintendo Switch. La mecánica principal, directa y exigente, funciona a las mil maravillas y da lugar a una experiencia muy dinámica y adictiva. El título de Hörberg Productions propone al jugador echar un vistazo al pasado y acogerse a uno de los elementos más antiguos de la historia del videojuego: el ensayo y error. Y es que aprender de los errores cometidos es el primer paso para ser capaces de superar esa pantalla que nos trae dolores de cabeza. Cada jefe es un auténtico reto y a pesar de que la duración del título no es demasiado extensa, el componente de rejugabilidad y lo divertido que resulta enfrentarnos ante cada coloso dan lugar a un conjunto muy recomendable para cualquiera que desee probar algo diferente.

Un título que llega al mercado sin hacer apenas ningún ruido, pero que hará las delicias no solo de los más nostálgicos del lugar, sino de cualquier amante de los videojuegos de "gatillo fácil". Porque hay quien dice que el tamaño no importa, pero en 'Mechstermination Force' todo es muy grande... excepto nosotros. Y eso es lo más divertido. Además, no conviene olvidar que el juego llega con un precio muy pero que muy competitivo: 11,99 euros.

8,5

Lo mejor:

- Cada jefe es un auténtico desafío.

- Sencillo y directo, ideal para partidas rápidas.

- Técnicamente raya a un buen nivel.

Lo peor:

- Un par de jefes adicionales le habría sentado de maravilla.

- El arsenal no es demasiado variado.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.