avatar

Tráiler Así es Ratched, la precuela de 'Alguien voló sobre el nido del cuco' de Ryan Murphy para Netflix
Análisis de 'Marvel's Iron Man VR' para PS4, casi soy Iron Man
HOMBRE PLANCHA ÜBER

Análisis de 'Marvel's Iron Man VR' para PS4, casi soy Iron Man

PS4
Categoría: Analisis
25 de Julio 2020 | 15:00

Lo tengo claro: Iron Man es el mejor candidato para un videojuego en realidad virtual de alto presupuesto. En las dos últimas generaciones nos hemos obsesionado como consumidores en la inmersión dentro de los videojuegos de superhéroes hasta el punto de repetir constantemente la misma frase: este juego te hace sentir como X. Es una ventana a ese deseo nostálgico de convertirnos en Batman o Spider-Man, de ayudar a la gente y hacer buen provecho de los poderes que tienen nuestros ídolos. Sin lugar a dudas se ha convertido en el objetivo número uno de muchos desarrolladores cuando hay que adaptar estos materiales.

Está claro que 'Marvel's Iron Man VR' va por esos derroteros. Su misión es hacerte sentir como que eres tú el que está dentro del traje de Iron Man, y todo lo que se nos pide es para hacerlo más posible si cabe. Los mandos de Move para volar y apuntar, la tecnología de Stark a nuestra disposición... Pero en esa obsesión de emular el traje se pierde algo en el camino. Siento que llevo la armadura, sí, pero no que sea Iron Man.

VR

¿Es mejor ser temido o respetado?

La trama de 'Marvel's Iron Man VR' espera que conozcamos al héroe de Marvel de antemano para poder expresarse en todo su esplendor. Su prólogo nos coloca poco después de su historia de origen, mencionando muy brevemenete las claves de su nacimiento: el incidente de la cueva, su renacimiento gracias al reactor ARK que sustituye su corazón y su cambio de mentalidad con respecto a la vida que llevaba hasta ese momento. Es en este último punto en el que más se centra la historia, presentándonos de inmediato a uno de los personajes que sirve como centro: Gunsmith, una inteligencia artificial creada por Tony en sus malos años para ayudarle a desarrollar armas que vender a diferentes países.

La historia avanza a años más tarde, cuando Iron Man está establecido en todo el mundo como uno de los superhéroes más admirables. Cuando cree que ya puede desconectar con su vida anterior una nueva enemiga, Fantasma, irrumpe amenazándole tanto a él como a sus seres queridos usando armas que él mismo desarrolló antes de retirarse. Tony necesita recurrir a Gunsmith para localizar a la supervillana y borrar los errores de su pasado antes de que dañen a gente inocente.

Todo el desarrollo quiere centrar la relación de Tony Stark con su pasado, aquel tipo que se consideraba guay, sin responsabilidades ni tampoco ninguna clase de ética que le retuviera para hacer lo que quisiera. Como jugadores podemos implicarnos definiendo nuestra relación con Gunsmith a través de algunas decisiones entre misión y misión, pero acaban siendo insustanciales y no tienen ninguna clase de peso. El mayor problema al que se enfrenta esta narrativa es que no hemos podido conocer a aquel Tony irresponsable del que todos los personajes hablan: cuando tomamos el control del personaje ya es Iron Man, así que no es posible sentirse emocionalmente unidos a la trama. La solución hubiese sido sencilla: aproximarnos a la evolución del personaje haciéndonos jugar desde su origen y no introducir un salto temporal de varios años que, a la larga, no afecta en casi nada a la trama.

Niveles

Algo más que ofrecer que cosas que explotan

Si la solución para mejorar la implicación con la trama es algo tan sencillo, ¿por qué no se ha aplicado? Es fácil notarlo desde el primer minuto de juego: la naturaleza del tipo de videojuego que quiere hacernos experimentar, la realidad virtual. 'Marvel's Iron Man VR' está mucho más obsesionado en entregarnos una experiencia sólida sobre la última palabra de su título antes que las otras tres. Nos vestimos con la armadura de inmediato y salimos a volar y destrozar cosas lo más rápido posible.

Es todo un placer tomar el control de algo tan icónico como es el traje de Iron Man. Volar colocando los mandos de Move a nuestra espalda es un placer, y usar diferentes tipos de apuntado según la posición de nuestras manos nos da una sensación de poder que pocos juegos de realidad virtual son capaces de brindar. Cuesta varias sesiones de vuelo hacerse con el control absoluto de este trasto, pero de alguna forma consigue no marearnos con todo el movimiento y caos en el que podemos vernos inmersos.

El combate es otro aspecto en el que los controles brillan, aunque quizás demasiado en la dirección equivocada. Tenemos toda clase de armamento a nuestra disposición, desde los disparos regulares hasta misiles equipados en la muñeca, y eso sin mencionar los puñetazos que podemos meter directos a los enemigos o contra el suelo para hacer temblar a los contrincantes terrestres con nuestro aterrizaje de superhéroe. Si acumulas suficiente energía puedes incluso liberar el clásico Unibeam de Iron Man, un rayo destructor de nuestro pecho que convierte en chatarra todo lo que nos cruzamos.

Tenemos muchas posibilidades en nuestras manos, pero se quedan en nada cuando nos damos cuenta de que no hay suficiente variedad de enemigos contra los que usarlos efectivamente. Repetidamente durante la historia nos enfrentamos a los mismos cinco tipos de drones, los cuales ya están presentados desde el tercer capítulo. La única variedad que encontramos en este aspecto son los jefes, pero por desgracia no hay mucha más variedad en ellos tampoco: tenemos a Fantasma, nuestra enemiga declarada; a Láser Viviente, otro villano clásico del héroe; y un último jefe final que se distingue un poco más del resto. Con tan poca varidad el juego no puede evitar caer en la repetitividad.

Fantasma

El traje y yo somos uno

Los problemas de 'Marvel's Iron Man VR' se hacen notorios cuando tiene una jugabilidad tan excelente. Es una fantástica experiencia en realidad virtual, pero no una increíble historia de las que Marvel nos tiene acostumbrados. Su destacable duración de ocho horas demuestran el potencial que tiene PSVR para entregarnos videojuegos realmente destacables como muchos jugadores esperaban, pero se limita a sólo a eso: un videojuego. No va más allá para contar su historia con extractos narrativos, no profundiza en el personaje que controlamos.

Es frustrante para los fans de Iron Man. El personaje tiene historias realmente excelentes que le han hecho destacar a través de las décadas, pero en lugar de querer centrarse en el potencial del héroe el juego está obsesionado con el traje y lo que eso puede ofrecer a las misiones de forma inmediata. Sí, es una armadura brillante y da mucho placer pilotarla, pero es más una excusa para una buena experiencia como lo sería un viaje en montaña rusa. Este es el mejor videojuego del personaje pero podría haber sido más. Queda en manos de Camouflaj para una potencial secuela en PS5.

Mansión

Conclusiones

Es extraño los problemas a los que se enfrenta 'Marvel's Iron Man VR'. Su obsesión por ponernos la armadura consigue una emulación estupenda de cómo debe sentirse Stark gracias a la tecnología de la realidad virtual, y probablemente en ese sentido este sea uno de los juegos más inmersivos de Sony. Pero las tramas de este superhéroe han tratado la mayoría de veces de todo lo contrario: cómo no es el traje lo que le define. Tony tiene mucho más que ofrecer al mundo que esta entrega, que aunque muestra potencial no consigue despegar como videojuego como lo han hecho otros antes que él. La tecnología está con nosotros, pero no el corazón.

7,0

Lo mejor:

- Increíble control y gran sensación de vuelo con la realidad virtual.

- Gran selección de ataques y armas para desenvolvernos en combate.

- Excelente selección de voces para el doblaje tanto en inglés como en castellano.

Lo peor:

- Repetitividad en las misiones de la historia.

- Poca variedad de enemigos.

- Problemas para implicarse con la trama.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.