avatar

Análisis de 'Maldita Castilla EX' para Nintendo Switch
EN UN LUGAR DE LA MANCHA

Análisis de 'Maldita Castilla EX' para Nintendo Switch

SWITCH
Categoría: Analisis
1 de Febrero 2019 | 11:15

La mitología ha sido una fuente de inspiración e incluso una ambientación para muchos juegos. Quizás el más icónico sea 'God of War', que adaptó la mitología griega de una forma muy sangrienta y violenta y después, en una vuelta de tuerca brillante e inspirada, dio el salto a la nórdica en una visión más madura de la historia de Kratos. Sin embargo, muy pocos juegos (ahora mismo no sabría decir ninguno) se han centrado en la mitología española, quizás porque en este país tenemos cierto complejo de inferioridad y consideramos que todo lo que viene de fuera es mejor.

Dejando de lado las disertaciones sociológicas, sin duda alguna Juan Antonio "Locomalito" Becerra, desarrollador de 'Maldita Castilla', es alguien del que deberíamos estar orgulloso en nuestro país. Locomalito desarrolló 'Maldita Castilla' en 2012 como un juego gratuito y en 2016 se lanzó de forma comercial con una versión extendida y mejorada, realizada en colaboración con el estudio Abylight, con el nombre de 'Maldita Castilla EX'. Tres años después, el juego indie español llega a Nintendo Switch, desgraciadamente sin ningún tipo de extra que compense este paso del tiempo entre versiones.

Maldita Castilla

'Maldita Castilla', como su propio nombre indica, transcurre en España, en un territorio encantado y poblado de criaturas mitológicas sacadas de los cuentos y leyendas de diferentes regiones del país, como la moura gallega, el cuegle cántabro o el nuberu asturiano. La historia tiene lugar en el año 1081, cuando un demonio abre las puertas del Reino de Castilla y lo llena de terribles demonios. Alfonso VI de León tiene que actuar y convoca a la corte a sus más leales caballeros, entre quienes se encuentra Don Ramiro, que deben ir hasta Tolomera del Rey para derrotar el mal que ha invadido el reino.

Este entorno tan castizo y tan nuestro está perfectamente complementado con una jugabilidad basada en clásicos como 'Ghost 'n Goblins', una especie de homenaje para los más veteranos del lugar. Aunque la jugabilidad es tradicional, el control es completamente moderno y actualizado, y Don Ramiro se mueve con mucha fluidez y reacciona perfectamente a nuestras órdenes, no se siente en ningún momento demasiado rígido u ortopédico, como podría ocurrir si desempolvamos algún juego antiguo de este estilo.

La dificultad también se siente bien ajustada, no es demasiado fácil ni demasiado difícil. Si morimos, no da la sensación de que estamos siendo castigados, sino que es una experiencia de la que aprender. La muerte implica perder todas las armas y objetos conseguidos. Todo esto es cierto hasta que llegamos al final, con tres jefes encadenados que no tienen mucho sentido viendo el resto del juego. Más allá de este problema, el resto funciona bastante bien en cuanto a dificultad y desafío para el jugador.

Maldita Castilla

Uno de los puntos fuertes de 'Maldita Castilla' es su gran variedad de enemigos, como decíamos, inspirados mayoritariamente en la mitología española. Cada uno tiene su propia conducta y patrones de ataque, que hay que memorizar bien si no queremos que se agoten los tres corazones que tiene Don Ramiro de vida. Además, normalmente los enemigos son únicos de cada fase, con lo cual se mantiene esa sensación de descubrimiento constante. El punto fuerte son los jefes finales, cada uno diferente al otro, ofreciendo combates originales y divertidos.

Las armas en 'Maldita Castilla' resultan interesantes porque no son, al menos no todas, las clásicas que o son rápidas y hacen poco daño o lentas y más fuertes. La boleadora provoca un daño decente y es más grande de lo normal, por lo que es más fácil de acertar, mientras que el fuego santo es más agresivo, pero incómodo de lanzar.

Don Ramiro también cuenta con ayuda de los objetos que va encontrando por el escenario. Desde los típicos asados para recuperar la salud hasta un hada azul que actúa como una ayudante y dispara a los enemigos que vengan a atacarnos. Afortunadamente, 'Maldita Castilla' también tiene una parte de exploración que hace que el avance en el juego no sea simplemente ir de izquierda a derecha (o de abajo a arriba en algunas ocasiones). Los secretos son algunas de las claves para conseguir el mejor de los finales, porque hay cuatro en total, que también dependen de la puntuación y las continuaciones que utilicemos (son infinitas, pero repercuten en el desenlace que obtendremos).

Maldita Castilla

La jugabilidad no es lo único inspirado en los clásicos, sino que también los apartados técnicos imitan claramente a la época de 'Ghost 'n Goblins'. Los sprites están muy definidos y detallados, algo que se agradece para poder disfrutar de la cantidad de enemigos diferentes que hay. A cargo de la banda sonora está Gryzor87, que pone el broche final para trasportarnos al completo a esos días de recreativas. La combinación de sonidos típicos de la época y otros más inspirados en la cultura española es realmente especial.

Conclusiones

'Maldita Castilla' es un juego para los más nostálgicos, y no en forma de remake de un título de hace veinte años, sino en forma de homenaje a un clásico de los videojuegos como es 'Ghost 'n Goblins'. El trabajo de Locomalito no se trata de la añoranza de un tiempo pasado (que siempre se dice que fue mejor y nunca lo es), sino que es un título moderno, bien ejecutado y bien diseñado, con una mezcla de elementos que hacen que sea un juego muy divertido y único.

8,0

Lo mejor:

- La ambientación y mitología española

- Control muy preciso

- Dificultad bien ajustada...

Lo peor:

- ... salvo algunos picos de dificultad.

- Ninguna novedad para Switch.

- Demasiado corto.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.