avatar

Análisis 'Kingdom Hearts HD 2.8' para PS4
16
RECOPILATORIO

Análisis 'Kingdom Hearts HD 2.8' para PS4

PS4
Categoría: Analisis
23 de Enero 2017 | 15:00

Estamos en el 15º aniversario de 'Kingdom Hearts'. Son tiempos de celebración, de regocijarnos por el cumpleaños de una de las sagas de videojuegos que tocó el corazón de muchos fans y se ganó su lealtad con sus personajes y temática. En marzo harán quince años desde que Sora abandonó las Islas del Destino en una fatídica noche y descubriría ser el portador de la Llave Espada, el arma legendaria que podría salvar o condenar la galaxia poblada de personajes de 'Final Fantasy' y Disney. Es mucho tiempo de magia y de sueños: ahora toca recordarlo todo.

En los últimos años Square Enix ha trabajado en reunir todos los videojuegos de la saga en una única plataforma, y ese esfuerzo se ve culminado con el título que nos ocupa: 'Kingdom Hearts HD 2.8 Final Chapter Prologue' es el último de los recopilatorios de la franquicia de la saga que nos prepararán para la llegada del que será el último de la historia que conocemos hasta ahora. ¿Es este un detalle insignificante? Para nada, puesto que los tres títulos que incluye tienen un trabajo en concreto que lleva anunciándose desde hace tiempo: reconectar 'Kingdom Hearts'.

Dos videojuegos y una película es lo que nos espera entre el contenido de este recopilatorio, y dos tercias partes son algo inédito hasta la fecha. Con esta premisa Sora, Donald y Goofy apuntan alto: si este debe ser el prólogo de su aventura definitiva, que sea por todo lo alto.

Los nuevos enemigos, los Terrores

Un reino lleno de color

El juego más importante de la colección es 'Kingdom Hearts Dream Drop Distance HD', la remasterización HD del notable juego de Nintendo 3DS. Puede tratarse de un título ya conocido, pero su posición en la línea cronológica de la saga es vital para comprender eventos pasados y futuros, por lo que cualquier aficionado no debería perderse esta aventura bajo ningún concepto.

Su argumento nos lleva a controlar a Sora y Riku, los cuales viajan al Reino de los Sueños para entrenar y prepararse para la batalla final contra su archienemigo, Xehanort. Esta sinopsis no tarda en verse complicada separando a nuestros protagonistas y llevándonos así a completar dos campañas entre las que alternamos de vez en cuando, conectadas por los siete mundos que visitamos pero con eventos y lugares que pueden variar ligeramente para dar una experiencia de juego distinta entre cada uno de ellos.

La desgracia recae en el hecho de que no podemos seleccionar con cuál jugaremos ni cuándo lo haremos, ya que un medidor nos indicará cuándo nuestro protagonista de turno caerá dormido y tocará controlar a su compañero. Esto puede suceder en cualquier momento, incluidas las batallas contra jefes finales. Aunque se puede convivir con ello hay momentos en los que esto puede ser una auténtica molestia, y forzar los cambios es poco aconsejable debido a los extras que se pueden obtener entre campañas.

La historia se desenvuelve en siete mundos en total

Y no querremos hacerlo especialmente por entrenar a nuestros amigos. En esta ocasión no es ningún personaje Disney el que nos acompaña, sino unas adorables criaturas llamadas lucientes que, de verdad, son puro amor. Con los materiales adecuados podemos convocar a estos coloridos animales para que luchen a nuestro lado, y a través de ellas obtenemos nuevas habilidades, así que la interacción con ellos es casi obligatoria. Pero dejadme indicar que son gran parte del encanto de esta aventura, ya que podemos darles de comer, jugar con ellos e incluso acariciarlos con el botón táctil de PS4, un toque que se agradece mucho para contraponerlo con la versión de Nintendo 3DS donde cobraban vida gracias a la pantalla táctil.

Y si tenemos que comparar el juego con su versión original debo decir que no tengo dificultad en elegir cuál prefiero. Nintendo 3DS tendría el efecto 3D, la pantalla táctil y la opción de portabilidad, pero esta remasterización se queda a la altura con una buena conversión de sus características y unos gráficos de altura. El juego corre ha sido actualizado con gráficos dignos de una remasterización y funciona a gloriosos 60 FPS. No hace uso de algunos trucos feos que hacían las anteriores versiones, como hacer zoom en las escenas, sino que han hecho una gran conversión.

La pena es que el número de extras no es muy alto comparándolo con con la versión original; algunos luscientes, trofeos en el diario y la traducción al español. Pero como remasterización es intachable.

Una historia que se queda corta

Un pasado desconectado

El segundo contenido que debe ser destacado es la película que incluye, una reinterpretación de los eventos de 'Kingdom Hearts X', el título para smartphones que exploraba el mundo de la franquicia antes de la Guerra de las Llaves Espada miles de años atrás. Desgraciadamente, como largometraje individual no termina de funcionar.

Su argumento se centra en cinco maestros enfrentados entre sí por la sospecha de que uno de ellos pueda ser un traidor que pretenda sucumbir el mundo en la oscuridad. La película nos presenta la historia desde su punto de vista y la rellena con pequeños capítulos en los que se ve la relación de cada uno de ellos con el Maestro de Maestros, un misterioso hombre que creó las Llaves Espada y les enseñó cómo salvaguardar la luz.

El problema básico de esta película es que cualquiera no versado en la franquicia puede no comprender en absoluto lo que está sucediendo, ni tampoco tiene un argumento apasionante por el que volcarse desde el principio. De hecho, como resumen del juego que representa me parece insuficiente, ya que le falta todo el final. No exagero al decir que tras terminar de verla una sensación de vacío se queda en el espectador, no por el contenido que ha visto, sino por todo el tramo final que falta y sí se vio en el videojuego original. Me parece incomprensible el hecho de que toda esa sección no haya sido introducido en la película.

El regreso de una campeona

Una Maestra perdida en la oscuridad

El elemento más difícil de analizar de este recopilatorio es sin duda el nuevo juego que presenta: 'Kingdom Hearts 0.2: Birth by Sleep -a fragmentary passage-'. Esta pequeña aventura con el nombre del capítulo extra de 'Birth by Sleep' nos coloca en la piel de Aqua, Maestra de la Llave Espada perdida en la oscuridad años atrás, y a quien ahora vemos vagar en la versión oscura de algunos de los mundos que visitó en su día.

Esta es una aventura intensa. Abandona el sistema de comandos y mejoras llevado por la saga desde 'Birth by Sleep' y retoma el mismo método de combate de 'Kingdom Hearts II' pero con las mejoras que pedían los aficionados desde hacía tiempo. Los hechizos no son sólo cómodos y muy útiles, sino que activan efectos secundarios muy útiles como congelar o paralizar enemigos, y podemos apreciarlo visualmente. Además el uso constante de estos ataques nos puede llevar a desbloquear nuevos comandos de combate o hechizos más poderosos, como las versiones +++ de las magias elementales. Esto anima su uso y hace de cada combate una delicia, con controles rápidos y batallas frenéticas que se disfrutan desde el principio, y una dificultad ajustadísima para el jugador habitual.

Así es como quiero recordar este capítulo extra: no nos cuenta nada nuevo en la historia de la franquicia, y de hecho argumentalmente no se puede esperar nada de él, pero como experiencia es muy positivo. Podemos verlo como un caramelo para esperar 'Kingdom Hearts III', ya que si el próximo juego de la franquicia amplía la jugabilidad esperada aquí no puedo esperar a ver la versión completa.

Pero no es posible olvidar sus pegar. Los problemas que tengo con esta pequeña entrega son dos: la primera es su duración, que apenas roza las 3-4 horas con algo de paciencia. Esta se puede ampliar cumpliendo los objetivos secundarios del juego, pero estos son en realidad una extensión muy artificial del gameplay, ya que no presentan nada nuevo. La otra cuestión que me invade al jugar es por qué es incapaz de alcanzar los 30 FPS en muchas ocasiones, arrancando toda la potencia posible en la PS4 original. Como adelanto del próximo título puede funcionar, pero este aspecto es algo que Square Enix debe solucionar con prontitud.

No te dejaremos ir

Conclusiones

'Kingdom Hearts HD 2.8 Final Chapter Prologue' es absolutamente indispensable para los fans de la franquicia. Aquellos que se hayan alejado de la saga con el tiempo pueden volver a conectarse a ella con este magnífico título y ver lo que les espera en el futuro, y lo harán gracias a una remasterización digna de elogios y de un nuevo juego que pese a sus problemas de estabilidad de frames es una gozada en toda regla. Es una pena que el largometraje no haya sabido estar a la altura, pero es sólo una pequeña parte de lo que incluye el disco de este magnífico título. Esta es una gran manera de comenzar el año del aniversario de una de las sagas más mágicas que existen en la industria.

8,5

Lo mejor:

- La remasterización de 'Dream Drop Distance' es fantástica.

- La aventura de Aqua es intensa y emocionante.

- La traducción de los juegos merece ser reconocida.

Lo peor:

- La película incluida es olvidable y falta un desenlace apropiado.

- 'Kingdom Hearts 0.2' tiene una duración cortísima.

- La historia puede ser difícil de seguir.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.