avatar

Análisis 'Just Dance 2017' para Xbox One
1 2
¡A BAILAR!

Análisis 'Just Dance 2017' para Xbox One

Categoría: Analisis
12 de Noviembre 2016 | 13:12

Cuando año a año salen nuevas entregas de este tipo de franquicias recurrentes piensas, ¿y qué puede ofrecer nuevo? Tanto en juegos musicales, como 'Just Dance' o 'Let's Sing' hasta juegos deportivos, como 'FIFA', o los FPS online, como el 'Call of Duty'. En realidad cada uno es diferente y cada nueva entrega cambia en una u otra vía, por ejemplo, en los primeros son las canciones, pero ¿no bastaría con una actualización? Pues este año, con 'Just Dance 2017', he visto que no. Hay años en las que una nueva entrega, de cualquier tipo de juego, no tiene grandes mejoras, o las que trae no son de interés. Pero en esta ocasión estamos, con 'Just Dance', en un momento con novedades muy interesantes.

Just Dance 2017

Como es tendencia en los últimos años con los juegos musicales, el 'Just Dance 2017' nos da la oportunidad de utilizar nuestro smartphone como mando. Esto quiere decir que los jugadores de Xbox One, como es este caso, no necesitan tener kinect, conectarlo y configurarlo, o quitar todos los muebles para poder disfrutar de la experiencia. Descargándonos la app de Just Dance, podemos jugar con las plataformas de última generación y PC, y a versiones anteriores también. Es un lujo, nos permite jugar a muchas personas a la vez (todavía recuerdo tener sólo un mando de Wii, que bailáramos tres personas y sólo puntuara una), además la podemos descargar gratuitamente, o de la tienda digital, o con un código QR que sale en el menú del juego en la televisión. Consola y móvil deben estar conectados a la misma red wifi, y a partir de ahí, ¡a bailar! Además, podemos usar el móvil de mando.

Canciones para todos los gustos

Cuando te adentras en el menú de 'Just Dance 2017' encuentras opciones a montones para jugar, realmente se trata de un juego con posibilidades infinitas de las que sacar máximo rendimiento durante todo el año. Tenemos desde el estilo normal, con sus últimas canciones, hasta diferentes modos de juego, retos, la opción de ver vídeos, de subirlos, de conectarte a la comunidad online... lo que sea. Comencemos con el modo clásico: elegir canción y bailar.

Just Dance 2017

Desde un principio, podemos elegir el tema que queramos de toda la selección, no hay que ir desbloqueándolos. Así que puse el modo millennial on y no pude evitar escoger como mi primer tema "Dragostea din tei", porque somos una generación que hemos bailado lo peor de los peor en las discotecas con nuestra faldas picudas y nuestras chaquetas de neopreno. En el estricto modo de bailar, la experiencia ha sido la de otros 'Just Dance', el mismo tipo de animaciones y bailes, fijándote bien en la mano iluminada, e intentando acompañar el resto del cuerpo. El móvil responde bien a los movimientos, y la verdad que no se me cayó en ningún momento (¡raro!), así que resulta de lo más divertido, y te va vibrando para animarte porque vas completando una racha de movimientos. Como siempre, al principio todo va muy rápido, y el esquema que te indica cómo será el siguiente movimiento es un poco confuso, pero a medida que avanzas en la canción mejoras notablemente.

La selección de temas es muy amplio. Tiene las canciones de última moda (Shakira, Psy, Justin Bieber, Ariana Grande, David Guetta) y también algún clásico, algo imprescindible en juegos musicales, y temas que no son ni muy antiguos, ni muy nuevos. Como siempre ocurre en estos juegos, si no estás muy al día en estos estilos de música, echas de menos algo más "viejo", y esto es más fácil de encontrar en el servicio de pago, que ahora comentaremos. Con las canciones vas desbloqueando personajes, que llevan la apariencia de algunos de los artistas que imitas, como Freddy Mercury o Elsa, de 'Frozen'. Es entretenido, porque si no, desbloquear apariencias no siempre resulta motivador.

Juega de diferentes maneras

En cuanto al resto de modos de juego, tenemos varios. Uno de ellos es el servicio de pago, Just Dance Unlimited, una selección de 200 canciones adicionales al juego normal, que no tiene pocas, para seguir exprimiéndolo si nos cansamos de los temas de este año. La buena noticia, que tenemos, con las copias de Xbox One, PS4, WiiU y PC, 3 meses de prueba gratis. Ahí he podido convertirme en Elsa cantando "Let It Go", y hay temas de otros años, que nos viene bien a los más desactualizados musicalmente.

Just Dance 2017

Otro modo es el Dance Quest, que te plantea retos para ir completando, por ejemplo, bailar una selección de canciones que van sobre comida (sí), y cuando lo consigues, vas cambiando de temáticas. No ha sido el que más me ha gustado, quizá por haber bailado vestida de zanahoria en "PoPiPo" de Hatsune Miku.

Luego encontramos el la opción que más puede viciar al jugador o jugadora de 'Just Dance 2017', el World Dance Floor. Es online, y bailamos a la vez junto a otros bailarines (o aspirantes a) del resto del mundo. A medida que vamos avanzando en la canción, dependiendo de cómo lo estemos haciendo, subimos o bajamos en el ranking, hasta llegar a una clasificación final. Aquí sí que podemos sacar nuestra vena más competitiva y motivarnos para bailar muy bien. Un auténtico vicio que, personalmente, es en el que más deseo jugar.

El último modo, muy divertido, es un juego en el cual nos cuentan que unos extraterrestres se quedan sin combustible en su nave y necesitan "energía de baile" para poder repostar, así que tenemos que bailar para ir generando esa energía. Algo aparentemente insulso y un sinsentido, sobre todo por la animación, pero que es verdaderamente entretenido, porque en una misma partida tenemos que ir cambiando de estilo de baile: rock, ballet, estilo ruso, twerking, e incluso nos convertimos en directores de orquesta. El twerking se me dio fatal, pero es muy gracioso, y podemos echarnos unas risas muy, muy grandes jugando con otras personas.

Just Dance 2017

Aun así, en el estilo normal de juego también tenemos muchos pequeños pluses. Por ejemplo, puntuamos más si cantamos a la vez que bailamos, ¡complicadísimo! La letra aparece en la pantalla a la vez que el avatar bailarín, pero no tenemos que afinar tanto como en los juegos exclusivamente de canto. También hay canciones con las que podemos elegir competir con el resto de la comunidad de bailarines, pero para ello, en Xbox One, necesitamos le kinect.

2017, un buen año para bailar

En conclusión, mantenemos el espíritu de los anteriores 'Just Dance', el cual debemos destacar que funciona muy bien. Los vídeos de animaciones con los personajes indicándonos los movimientos son muy buenos, y en ese sentido no hay nada que cambiar. La pantalla tiene colores vivos, movimiento, te invita a bailar, los avatares tienen el equilibrio entre sencillez y detalle, y se ve perfectamente la letra de la canción. La guía de movimientos también es fácil de seguir, aunque al principio tienes que descifrar un poco qué es cada uno. Si bien es sencillo en este sentido, los bailes tienen su complejidad, sobre todo a la hora de combinar todos los movimientos del cuerpo.

Por otro lado, Ubisoft ha conseguido, no sólo mantener el interés por la franquicia, sino aumentarlo con las nuevas posibilidades que ofrece. No es el primer 'Just Dance' que probamos desde Zonared, pero sí el que más nos ha gustado hasta la fecha.

8,5

Lo mejor:

-La posibilidad de competir online con otros jugadores -Los temas está muy actualizada -Buenos modos de juego

Lo peor:

-El modo Dance Quest es prescindible -Si compras el modo unlimited el juego se vuelve muy caro

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.