avatar

Análisis de 'Illusoria' para PC
INDIE ESPAÑOL

Análisis de 'Illusoria' para PC

Por Manu Delgado
PC
Categoría: Analisis
16 de Junio 2017 | 23:11

A menudo se reivindica el papel que ejerce el bajo en la composición musical. Es un instrumento vital para la mayoría de obras que escuchamos en nuestro día a día pero pocas veces se le da la importancia que se merece; su tarea es la de mantener a raya la armonía de cada pieza para que el público no sienta nada raro al escucharla. Es algo subrepticio, que se percibe de forma casi inconsciente. Cuando un bajo falta es cuando su presencia se hace más necesaria, es en ese momento en el que la canción empieza a sonar rara, como si le faltase algo. Armonía. En el desarrollo de videojuegos hay algo comparable con el bajo, algo vital, discreto e ignorado a partes iguales: el gamefeel.

Cuando un juego tiene un buen gamefeel se nota porque no se nota. Me explico. No darte cuenta de las triquiñuelas que usan los desarrolladores para darle vida a ese videojuego es lo que hace que te creas la ficción que tienes entre manos. Es inconsciente. Cuando un título utiliza el lenguaje propio del medio para enviarte estímulos sin que lo percibas para que consigas entrar más fácilmente en el mundo que propone, entonces es cuando el juego tiene un buen gamefeel. Vibraciones, sonidos, animaciones... Son pequeños detalles que hacen que el videojuego fluya de forma natural en un entorno artificial. Es pulir lo irreal hasta convertirlo en algo que tu cerebro considere plausible. En definitiva, el gamefeel es importante. Pero, ¿por qué he soltado todo este rollo la crítica de 'Illusoria'? Pues porque si este videojuego español fuera una banda de rock el bajo estaría desafinado.

'Illusoria'

Un mundo lleno de magia, pero vacío de originalidad

'Illusoria' es una obra desarrollada por el estudio madrileño Under The Bridge y editada por BadLand Indie. Se trata de un plataformas en 2D ambientado en un universo de fantasía épica en el que nos ponemos en la piel de Randy, un chico que aparece en las misteriosas tierras de Illusoria sin saber muy bien por qué... Aunque a nosotros se nos da una pequeña pista: cinco extraños objetos han caído del cielo presagiando la llegada del malvado Maestro de las Marionetas, tal y como detallaba la profecía. Una profecía en la que se explicaba también que junto al villano aparecería un joven elegido que salvaría a Illusoria de las garras del mal.

Aquí es donde empiezan mis desavenencias con la propuesta de 'Illusoria'; su premisa no parece nada original, es algo que ya he visto antes muchas veces. De hecho en ocasiones da la sensación que es más un cocktail aleatorio de estereotipos sacados de los gustos personales de los autores en vez de una historia consolidada como tal. Hay una reina, un consejero real barbudo, un joven que resulta ser el elegido, un par de hermanos sabios, una amenaza sobrenatural... Podría seguir con la lista de detalles negativos que veo en la trama de 'Illusoria', pero tampoco considero necesario incidir más en eso. No es el primer plataformas en 2D con una historia mediocre, aunque quizás sí es más preocupante que su narrativa no sea lo peor del juego.

Jugabilidad mala y frustrante

¿Qué es lo peor? Bueno, si habéis leído los primeros párrafos os lo podéis imaginar: la sensación jugable, la respuesta de los controles, el manejo del protagonista... El gamefeel. En general 'Illusoria' es incómodo de jugar, los movimientos del personaje son lentos e imprecisos, no están bien pulidos. Tampoco lo está la interacción con el mundo, que presenta numerosos fallos que te sacan completamente de la experiencia. No hay armonía en el gameplay. Una de las cosas que más frustra es lo lento que responde el personaje a cualquier decisión que se toma en el juego: hay casi un segundo de diferencia desde que pulsas el botón de saltar hasta que el personaje salta.

Quizás esto no sería tan negativo si el juego no te propusiera continuamente retos que se resuelven con precisión y/o rapidez. Si 'Illusoria' fuera un videojuego más pausado y pulido no se notarían tanto las carencias de su jugabilidad, pero si tienes que superar niveles en los que las plataformas tienen un rango de salto milimétrico y en el que la acción transcurre con más rapidez de la que el propio control puede brindar... Es ahí donde el juego destapa tontamente sus vergüenzas, y mucho me temo que ese problema es una consecuencia directa de cierta falta de testeo.

'Illusoria'

Hay zonas de 'Illusoria' en las que el juego te pide soluciones rápidas a problemas que ni siquiera te ha presentado, un fallo que se desprende de hacer que la cámara del juego no siga al personaje, sino que las pantallas cambien cada vez que el protagonista llega al borde del nivel. En general el diseño de niveles está mal llevado, a pesar de que es bastante clásico y no presenta retos que no se hayan visto ya en producciones similares. En otras ocasiones se nota demasiado que, como decía antes, ha faltado testeo externo: 'Illusoria' pretende ser un videojuego exigente, pero su dificultad está ajustada milimétricamente a la partida perfecta, un mal endémico que acusan muchos juegos indies cuya causa no es otra que la falta de perspectiva de los propios desarrolladores. Por eso es muy necesario tener feedback de betatesters.

Todo estos problemas causan que el plataformeo sea muy frustrante y que la exploración sea tediosa, una muy mala señal de la calidad del conjunto ya que 'Illusoria' basa su jugabilidad en esos dos aspectos. También presenta momentos de acción y combate, aunque desafortunadamente no aportan nada al juego. En realidad no es que sea una mala idea añadir ese tipo de mecánicas, pero la ejecución no ha sido del todo buena; llegados a un punto de la historia el protagonista adquiere el poder de lanzar bolas mágicas que más que una técnica ofensiva acaban siendo una nueva forma de interacción con el entorno para la resolución de puzles. Los enemigos, de hecho, no son ningún reto adicional, sino piedras en el camino que nos ponen un poco más difícil el avance. Tampoco el diseño de los jefes finales está bien llevado, ya que acaban convertidos en una especie de quisquilloso rompecabezas que consiguen el efecto contrario al entusiasmo.

'Illusoria'

Lo mejor: su arte

Entonces, ¿'Illusoria' no tiene nada bueno? Es muy arriesgado afirmar eso. Hay jugadores que seguro que encuentran los rasgos positivos de esta obra, pero a mí me cuesta ver alguno más allá de su apartado artístico. Eso es lo mejor. Se nota que sus creadores tienen experiencia con el dibujo en 2D y la estética cartoon porque sus personajes gozan de buen carisma y de cierto detallismo en las animaciones. También los fondos son dignos de alabar. Eso sí, vuelvo a encontrarle una pega al diseño artístico, esta vez en el apartado sonoro: la mayoría de canciones y efectos de 'Illusoria' pertenecen a una biblioteca de recursos gratuitos online y diría que se han introducido en el juego casi sin ningún tipo de adaptación previa. El resultado no es muy bueno que digamos.

'Illusoria' es, en conclusión, un juego que ofrece algunas buenas ideas -aunque tampoco muchas a decir verdad- que se ven eclipsadas por completo por un mal tratamiento de la jugabilidad. Son los detalles los que hacen que 'Illusoria' sea difícil de disfrutar. También parece, por otra parte, que quizás los chicos de Under The Bridge han querido abarcar demasiado en esta primera producción y el resultado final ha sido una extraña mezcla de conceptos sin pulir. No hay por qué desmotivarse, este es el primer paso del que puede ser un largo camino; para el siguiente juego habrá que afinar mejor el bajo y ensayar mucho más en el garaje antes de subir al escenario.

3,0

Lo mejor:

- Su ambientación. - Su diseño cartoon.

Lo peor:

- Su gamefeel. - Su historia.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.